Diario y Radio U Chile

Año XII, 27 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

Estudiantes denuncian lesiones luego de ser detenidos por Carabineros

Estudiantes del Liceo Confederación Suiza denunciaron lesiones luego de ser detenidos por Carabineros este lunes cuando participaban de un pasacalle junto a otros establecimientos de las comunas de Santiago y Providencia. En tanto, dos de las adolescentes que fueron detenidas denunciaron violencia sexual mientras eran trasladas por fuerzas policiales a la comisaría.

Karina Palma

  Martes 29 de agosto 2017 17:24 hrs. 
marcha-secundarios-mayo-648x330



La manifestación se realizó en repudio a la violencia de género y sexual hacia las mujeres, enfocada principalmente en la adolescente de 15 años que perdió la vida el fin de semana luego de ser drogada y violada por un hombre que conoció por Facebook.

Bárbara Riarte, miembro del centro de alumnos del Liceo Confederación Suiza, explicó que la actividad se desarrolló con normalidad hasta que cerca de las diez de la mañana, cuando estaban finalizando el pasacalle y entrando al colegio, llegó Carabineros actuando con carros lanza aguas. En ese momento detuvieron a cuatro jóvenes, tres mujeres y un hombre, de los cuales tres son menores de edad y dos presentaron lesiones.

De acuerdo a la versión de los estudiantes, el joven que resultó con más golpes fue atacado por entre seis u ocho funcionarios de Fuerzas Especiales dentro del furgón. Carolina Huatay, madre del adolescente, comentó  que presentarán acciones legales contra Carabineros.

“Lo tiraron al suelo y le rompieron lo lentes, al parecer con un golpe en la cara. Él está bien golpeado, tiene un corte en la nariz, en el labio y en la mano. Además, tiene moretones en su cuerpo”, afirmó.

Carolina Huatay sostuvo que su hijo pasó a control de detención acusado de desórdenes en vía pública y agresión a un Carabinero, asegurando que ni los testigos, ni las cámaras acreditan estos hechos. Durante la audiencia se fijó un plazo de 30 días para la investigación y se resolvió dejar sin medidas cautelares a los estudiantes.

En tanto, dos de las adolescentes que fueron detenidas denunciaron violencia sexual mientras eran trasladas por fuerzas policiales a la comisaría. Marcela López, madre de una de las estudiantes que presentó lesiones y denunció estos abusos, afirmó que los estudiantes dieron vueltas cerca de ocho horas en el furgón policial.

“Yo voy a presentar una denuncia en Fiscalía y junto a otras mamás vamos a presentar una querella, porque en el traslado hacia el retén les subieron sus poleras y las tocaron. A mí hija le rompieron los lentes y está con un dedo inflamado. Ayer los llevaron a la Posta N°4 de Ñuñoa y después los trasladaron al Hospital Salvador por lesiones graves, pero creemos que no fueron bien revisados”, acusó.

“Violencia sistemática y estructural”

Marta Cisternas, coordinadora de la Comisión de Observadores de DDHH de la Casa Memoria José Domingo Cañas, indicó que el estudiante que resultó más agredido denunció también amenazas de muerte de parte de Carabineros dentro del furgón.

Desde su perspectiva, esto podría ser calificado como delito de tortura. “Son personas privadas de libertad que fueron sometidas a violencia física y psicológica. Además, tiene el agravante de que son menores”.

“Lamentablemente esto no es un caso nuevo. El mes pasado nosotros tuvimos otro caso de tres estudiantes del Liceo Amunátegui que fueron torturados por Carabineros de la Tercera Comisaría, antes y después de que se presentaran los abogados de Derechos Humanos”, agregó.

Según Marta Cisternas, la violencia policial hacia los adolescentes es algo sistemático y estructural. En ese sentido advierte que el sistema permite que esto suceda, principalmente porque no existe protección a las víctimas ni sanción hacia los perpetradores.

“La excusa que nos han dado en las reuniones que hemos sostenido con el Ministerio del Interior es que no existe un reglamento que norme el actuar de la fuerza policial. Solo hay protocolos que han sido confeccionados por la misma institución y el Estado no ha tenido la voluntad política de generar protocolos”, concluyó.