Diario y Radio U Chile

Año XII, 25 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

Alcaldesa Matthei echa pie atrás y descarta cerrar nocturna del Liceo Lastarria

La Corporación de Desarrollo Social de la Municipalidad de Providencia,  a través de una carta enviada este miércoles a la directora del Liceo José Victorino Lastarria, informó que la medida de cierre de la jornada vespertina (nocturna) quedó sin efecto para 2018.

Francisco Velásquez

  Jueves 21 de septiembre 2017 16:02 hrs. 
foto_0000000620170516145546



La municipalidad, a través del director de Educación, José Palma, informó a la comunidad educativa del Liceo José Victorino Lastarria que el cierre de la nocturna quedó sin efecto para el 2018. Sin embargo, la misiva tiene un tenor de ultimátum, ya que inicia explicitando que esta jornada no se sostiene, por el contrario, genera un gasto superior al de la jornada diurna del establecimiento.

En la misma línea, se explica dentro del documento que “los niveles de deserción son extremadamente altos, 30 por ciento en primer nivel y 21 por ciento en segundo. Se suma a ello que la asistencia hace que este proyecto sea muy complejo de asumir y proyectar, más cuando los nichos de demanda bajan en volumen y la disminución de la natalidad se hace sentir en la matriz general”.

Sobre este punto la profesora Pamela Correa, junto a sus colegas, advierten que la Corporación no ha generado ningún trabajo que aporte en la construcción de un plan de desarrollo que permita generar una mayor retención de la matrícula. A esto se suma que no existe ningún tipo de comunicación para invitar a nuevos alumnos, ya que hasta ahora la invisibilización de esta jornada solo se mitiga por el boca a boca de quienes han estudiado en el establecimiento y que recomiendan esta jornada por sus resultados.

Leer Noticias Anterior: Profesores del Lastarria se oponen al cierre de jornada nocturna

La misma carta hace una dura crítica al Ministerio de Educación y a la forma de aplicar la política pública, explicitando que no existe interés ministerial por esta jornada.  Además, profundiza en la idea de los flujos financieros donde se explica que “el financiamiento lo compone prácticamente la subvención, que no contempla las variables de deserción, baja asistencia que son críticas en este nivel”.

“Hace mucho tiempo que el Mineduc se olvidó de la educación de adultos, dejando de incentivarla, mejorarla y atenderla. El Estado ha preferido concentrar recursos en políticas de calificación de mano de obra en sectores sin escolaridad, cuestión meritoria, pero que ha significado una falta de atención y financiamiento a proyectos como el de nuestro liceo”, expone la Municipalidad de Providencia a nombre de su alcaldesa Evelyn Matthei, y el director de Educación de la comuna, quienes endosan la responsabilidad del desarrollo de esta nocturna al Ministerio sin ninguna autocrítica a su labor como sostenedores.

Por su parte, fuentes de la Coordinación Nacional de Educación de Personas Jóvenes y Adultas del Ministerio de Educación, han explicado que el cierre de la jornada depende en un cien por ciento de la Corporación Municipal y aun cuando el Mineduc no puede frenar esa decisión ellos se oponen a que se elimine la única opción de educación pública nocturna de Providencia.

Cristian Gajardo, investigador del Programa Interdisciplinario de Investigaciones en Educación (PIIE), hace hincapié en que esta es “una decisión que debe ser colegiada, hay que comunicarle al Ministerio que no se puede llegar y cerrar un establecimiento, hay matrículas asociadas, trayectorias escolares comprometidas. Finalmente, el cerrar la matrícula para el próximo o cualquier año implica que hay que hacerse cargo de los estudiantes que están, pero lo más grave es que como no es un cierre parcial, esto comprometen aspectos de la gestión municipal donde se saca del proyecto de desarrollo comunal esta línea de educación y se elimina del proyecto educativo de Providencia, dejando sin una alternativa pública a cientos de estudiantes con trayectorias escolares complejas”.

Según explica la Corporación Municipal de Providencia, la jornada vespertina representa un costo de 194 millones de pesos, solo para financiar la operación. Uno de cada dos pesos se va al déficit que genera la educación para adultos y jóvenes, explica la carta.