Diario y Radio U Chile

Año XII, 20 de septiembre de 2020

Escritorio MENÚ

Intentos de suicidio ponen en jaque continuidad de directora del Sename en el Bío Bío

Autoridades locales hablan de dos intentos de suicidio en menos de un mes, sin considerar a seis jóvenes que se autoinfirieron heridas. Los dardos van contra Rina Oñate, directora regional del organismo, quien ha sido cuestionada por otros conflictos dentro de la institución, además por haber ejercido como concejala y directora Sename, a la vez.

Maximiliano Alarcón

  Martes 24 de octubre 2017 7:03 hrs. 





El 15 de octubre pasado siete adolescentes participaron de lo que varios medios de comunicación catalogaron como un intento masivo de suicidio. El hecho ocurrió en el Centro de Internación Provisoria y Régimen Cerrado de Coronel, a cuarenta minutos del centro de Concepción, en la Región del Bío Bío. El incidente ocurrido en la tradicionalmente conocida como ‘Cárcel de Coronel’, viene a ser otra arista más dentro de la profunda crisis que vive el Servicio Nacional de Menores (Sename) en nuestro país.

La situación ha ido escalando, puesto que durante la madrugada del domingo otro joven intentó quitarse la vida en las dependencias del mismo centro, según confirmaron autoridades de la zona a nuestro medio. Aunque respecto de los siete jóvenes ya mencionados, no existe claridad. Representantes del Ministerio de Justicia en la zona hablan de que sólo uno intentó suicidarse, mientras que los demás “tan sólo” se autoinfirieron heridas cortantes. Pero reconocieron que los jóvenes se encontraban bajo los efectos de una droga alucinógena, la que habría sido ingresada por una visita de uno de los adolescentes. Pese a las explicaciones, se denota una situación crítica, de la cual es difícil conocer detalles más allá de las vocerías oficialistas, las estadísticas sobre intentos de suicidio son secretas.

Ante esto, la reacción política ha apuntado principalmente a la autoridad del organismo a cargo de los niños, niñas y adolescentes, la directora regional, Rina Oñate.

La mencionada titular del Sename en el Bío Bío es militante de la Democracia Cristiana, específicamente del lote de la familia Sabag, el que es liderado por el ex senador Hossain y su hijo Jorge, actualmente diputado falangista en la región.

Oñate tiene experiencia en cargos públicos. Fue funcionaria del Departamento de Educación Municipal de Talcahuano y directora del Servicio Nacional de la Mujer durante el primer gobierno de Michelle Bachelet. Su labor actual la desempeña desde el principio del actual mandato de la presidenta.

Pero no tan sólo cargos designados por el Ejecutivo se aprecian en el currículum de la directora regional. También ha demostrado interés por construir una carrera electoral. En las elecciones municipales de 2012 fue candidata a concejala por la comuna de Chiguayante, no resultando ganadora. Sin embargo, en 2015 consiguió su objetivo luego de tomar el cupo dejado por el ex edil Juan Eduardo Quilodrán, quien abandonó su labor municipal para asumir como seremi de Desarrollo Social en el Bío Bío, tras la salida de Patricio Torres por denuncias de abuso sexual en su contra, trabajo al que paradójicamente debió renunciar durante las últimas horas luego de ser sorprendido conduciendo en estado de ebriedad.

En las pasadas municipales de 2016, Oñate volvió a competir por la concejalía chiguayantina, suspendiendo su función en el Ejecutivo de manera temporal, pero nunca dejando el cargo de manera definitiva. No estaba impedido por ley que cumpliera un doble rol, pero sí ha sido cuestionada últimamente por algunos representantes políticos de la Región del Bío Bío, lo que sumado a los recientes incidentes al interior de centros del Sename en la zona, ha motivado que se pida su renuncia.

Uno de estos fue el senador del PPD Felipe Harboe quien expresó que deben terminar los cuoteos políticos en la designación de autoridades fundamentales, como es el caso del Sename.

Así señaló que “lo que se requiere es que se ejerzan responsabilidades políticas. Cuando hay situaciones de esta naturaleza corresponde que se dé un paso al costado. Hay que lograr que al Sename se le cambie la estructura completa, con personal especializado y terminar con los operadores políticos en esos espacios, es lo más importante”.

La dirección regional del organismo no ha visto tan sólo este problema durante la gestión de Oñate.  El diputado del PPD en la zona Cristián Campos relató a nuestro medio que existen otras situaciones críticas, tales como la demora en la construcción de un nuevo centro, el que hasta ahora presenta un retraso de cinco años. Si bien los fondos para el proyecto fueron aprobados en 2012, durante el mandato de Piñera no se podían iniciar las obras debido a que se realizó un rediseño que significaba un aumento en el presupuesto, algo que requería de un trámite entre la Seremi de Desarrollo Social y el Sename. Según consignó Diario Concepción, en octubre de 2016 recién Oñate entregó las consideraciones a la otra repartición, mientras que la respuesta a la Intendencia con los montos requeridos fue recién en junio de este año.

Campos dice que no existe un liderazgo para avanzar en la mejora de condiciones, añadiendo que espera que las personas que están a cargo del Sename “entiendan que esto tiene que trabajarse con seriedad”.

Otra crisis que ha visto Oñate es el fraude al fisco de $40 millones protagonizado por la ex jefa contable del Sename en el Bío Bío, dineros que se gastó en el Casino Marina del Sol de la ciudad de Talcahuano. Este caso es investigado actualmente por el Ministerio Público y el Consejo de Defensa del Estado (CDE), pero existe el antecedente dictado por la seremi de Salud, que calificó como inimputable a la funcionaria por su condición de ludópata. Esto último levantó fuertes suspicacias respecto de una posible intervención falangista, según se consignó en la prensa, puesto que la autoridad de Salud en la zona, Mauricio Careaga, es militante de la Democracia Cristiana, al igual que la titular local del Sename.

Pero hasta ahora Rina Oñate ha sido blindada. Según señalan fuentes de la Nueva Mayoría en la región, el peso del grupo Sabag es fundamental en su continuidad. Pero tampoco hay que desconocer que el Sename ha sido un “botín político” de la Democracia Cristiana, tal como alguna vez denunció el diputado René Saffirio, quien renunció a la falange por este mismo tema, acusando la lógica de designar los cargos por “cuoteo” en la institución.

En conversación con nuestro medio, Saffirio señaló que “esto es el reflejo de la apropiación de determinados sectores políticos de una institución que debe dedicarse al cuidado de los niños. El Sename sigue siendo una institución que protege los derechos de los niños, niñas  y adolescentes, pero sí está entregado a merced de personas que militan en partidos políticos y que no tienen experticia en el área”, dijo.

El intendente de la Región del Bío Bío, Rodrigo Díaz, es militante de la Democracia Cristiana, pero contrario a lo que podría pensarse, no ha respaldado públicamente a Rina Oñate, evadiendo en reiteradas ocasiones el pronunciarse frente a los últimos hechos, para no verse obligado a condenar la situación. Fuentes del Gobierno Regional del Bío Bío señalaron a nuestro medio que la directora local del Sename no es funcionaria de confianza de Díaz, puesto que ella es designada por la dirección nacional del Sename. Esto ha marcado una distancia permanente durante este gobierno, al punto que sobre los recientes incidentes, el intendente se enteró por los medios de comunicación y no a través de Oñate, según afirmaron fuentes al interior del Gobierno Regional.

Cuando se le consulta a Rodrigo Díaz sobre el tema, pide que las consultas sean realizadas a la cartera de la cual depende el Sename, la que en la Región del Bío Bío corresponde al seremi de Justicia, Jorge Cáceres (PR).

Consultado por Radio Universidad de Chile, el titular de Justicia en el Bío Bío aseguró que la situación del Sename es una de las más complejas, que para cualquier autoridad el manejo es una realidad difícil. Por lo mismo, quiso destacar los avances que han alcanzado, como por ejemplo respecto del mismo centro en cuestión, dijo que recién durante este gobierno se le incorporó el servicio de agua potable, algo que no existía en el recinto que lleva cerca de veinte años funcionando.

Sobre el tema puntual de los intentos de suicidio, aseguró que de todos los mencionados durante las últimas semanas, tan sólo dos han sido reales, acusando que la información fue tergiversada por Radio Bío Bío, por lo que espera que el Colegio de Periodistas actúe de oficio frente a la situación. Aunque sí destacó el hecho de que los funcionarios del Sename hayan actuado rápido y según los protocolos, lo que permite que hoy no se esté lamentando la muerte de ningún joven.

Frente a la nebulosa sobre los intentos de suicidio, el diputado Saffirio expresó que “es una situación sumamente grave. Hay que ponerse en el escenario de que siete jóvenes se concertan para quitarse la vida, y la institución que debe protegerlos dice que las heridas autoinferidas y los medicamentos que consumieron, lo hicieron con el objetivo de generar cambios en la institución que debiera protegerlos. Es absurdo, si no hubo riesgos para la salud, no veo porque los jóvenes debieron ser llevados al hospital, debiendo quedar uno hospitalizado”, dijo.

La única acción sancionatoria pesó en contra de Patricio Baeza, esposo de la ex seremi del Trabajo Bío Bío, Victoria Fariña (PC), y que era el director subrogante del centro de internación provisoria, puesto que no existe un titular definido, ya que quien lo antecedía, Pablo Muñoz, renunció tras ser formalizado por violencia intrafamiliar.

No hay movimientos que indiquen una posible salida de Rina Oñate, sin embargo, la dirección nacional del Sename tomó cartas e instituyó al Departamento de Justicia Juvenil con el objetivo de desarrollar un plan de intervención en el recinto.

Radio Universidad de Chile intentó comunicarse con Solange Huerta, directora nacional del Sename, pero desde el equipo de comunicaciones manifestaron que la máxima autoridad del organismo no se referirá sobre el caso de los intentos de suicidio, tampoco sobre los cuestionamientos a Rina Oñate.