Diario y Radio U Chile

Año XI, 16 de diciembre de 2019

Escritorio

Michelle Bachelet en La Araucanía: ¿La hora de dar señales antes de la presidencial?

Las últimas semanas han estado marcadas por resoluciones judiciales a favor de comuneros mapuches perseguidos por la justicia. La presidenta, a meses de dejar el gobierno y dirigirse a cumplir funciones en la ONU, tiene una de las últimas oportunidades de presentar gestos concretos en la relación del Estado chileno con el pueblo originario.

Maximiliano Alarcón

  Miércoles 15 de noviembre 2017 20:30 hrs. 
michelle-2

Este jueves la Presidenta de la República, Michelle Bachelet, llevará a cabo su séptima visita oficial a la Región de La Araucanía, esto a pocos días de que se lleven a cabo las elecciones presidenciales, parlamentarias y de consejeros regionales en nuestro país.

Tal como se han caracterizado sus anteriores viajes a la zona, esta vez también el paso de la mandataria será expedito. Hasta el momento, de manera oficial, se tienen contempladas tan sólo dos actividades: la inauguración de un hospital durante la mañana y lo mismo con un nuevo colegio durante la tarde.

Pero políticamente La Araucanía tiene relevancia nacional por el conflicto entre el Estado y el pueblo mapuche. También por el rol de las empresas forestales y los gremios de dueños de camiones, quienes han presionado en distintas ocasiones al gobierno por los ataques que han afectado su propiedad.

Por su parte, la mandataria se ve en medio de un conflicto personal. Tras finalizar el gobierno, su labor será en la ONU como mediadora de conflictos internacionales. Recientemente, representando al país en su ingreso al Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas, su imagen se vio opacada por la huelga de hambre de los cuatro comuneros acusados en el ‘Caso Iglesias’. Sus acciones han sido dubitativas, ha decretado y retirado la Ley Antiterrorista  contra mapuches, también ha pedido perdón por esto.

Por lo mismo, algunos ya especulan sobre señales que pueda dar la mandataria en esta nueva visita. Algunos deslizan la posibilidad de que se reúna con algún familiar del fallecido matrimonio de Werner Luchsinger con Vivian Mackay, a propósito de que recientemente tribunales determinó que el Ministerio Público no pudo encontrar a los culpables, algo que ha instalado la discusión sobre las falencias dentro de este organismo público, específicamente los fiscales de La Araucanía, para realizar su labor en materia penal.

Pero desde la perspectiva mapuche, también se espera que la Presidenta realice algún gesto concreto. Por ejemplo, en el mencionado caso judicial fueron once los comuneros que permanecieron durante más de un año en prisión preventiva para resultar finalmente inocentes. Semanas antes misma situación vivió el hoy absuelto comunero, Hugo Melinao, imputado en el caso ‘Operación Tauro’.

Sobre esto se refirió el dirigente del Consejo de Todas las Tierras, Aucán Huilcamán, quien ya emplazó a las autoridades a que generen las condiciones para que la mandataria se reúna con Yolanda Melihuén, comunera que por su analfabetismo, sin conocer los detalles, arrendó su terreno por dos siglos por tan sólo 200 mil pesos, al pastor del templo incendiado en el Caso Iglesias.

Pero el dirigente además planteó que hay otras señales que debe entregar la mandataria, ante la posibilidad de que sea la última vez que llegue a la zona como presidenta de nuestro país.

“A pesar de poco tiempo que le resta a la presidenta en su mandato, debería llamar a un proceso de diálogo y recononcer que su gobierno no fue determinante en la búsqueda de solución en las controversias que vive La Araucanía. Creo que sería un acto sincero, de buena fe, de reconocer que a esta altura el Estado no ha tenido la capacidad de dialogar de manera sincera con el pueblo mapuche”, indicó.

El dirigente sentenció que de no dar una muestra concreta de arrepentimiento por el rol del Estado frente al pueblo mapuche, se estaría demostrando que el país fracasó políticamente en la Región de La Araucanía.

Por su parte, el magister en Ciencia Política de la Universidad de la Frontera, Mauricio Partarrieu, estima que la Presidenta debería dar señales claras, pero proyecta que esto no se realizará, puesto que, según su análisis, la mandataria actualmente se encuentra condicionada por el ambiente eleccionario, por lo que en lugar de hablarle al país, su discurso se acota principalmente al electorado fiel de la Nueva Mayoría.

“Señales políticas serían que se refiriera a lo político. Cuando tuvo la oportunidad de definir que esto es un problema político y no de pobreza, fue cuando estaba el ex intendente Francisco Huenchumilla, hoy candidato a senador. Ahí se le presentó una propuesta Araucanía que se enfocaba en lo político y él fue despedido de su cargo”, señaló.

En lo concreto, la Presidenta estará al mediodía inaugurando el nuevo hospital de Pitrufquén, mientras que a las tres de la tarde estará en el nuevo Colegio Darío Salas en Curahue. Otras posibles actividades serían confirmadas durante la jornada.