Diario y Radio U Chile

Año XII, 10 de julio de 2020

Escritorio MENÚ

Presidente de Evópoli: “Si nos descuidamos podemos llegar a ser Venezuela”

El diputado electo de Evópoli repasa la coyuntura de la derecha después de ocurridas las elecciones. Según su juicio, la UDI se durmió en los laureles después de las elecciones municipales y celebra que José Antonio Kast haya adherido a la campaña de Sebastián Piñera. El presidente de Evópoli es duro contra la campaña del terror que, según señala, ha impulsado Alejandro Guillier: "es distinto decir que vamos hacia Venezuela a decir que los funcionarios del Estado se van a quedar sin trabajo, que los alumnos que hoy están estudiando se van a quedar sin educación".

Martín Espinoza C

  Jueves 23 de noviembre 2017 19:59 hrs. 





Francisco Undurraga es uno de los flamantes nuevos miembros de la bancada Evópoli en el Congreso. Es el presidente de su partido y, con esa chapa, arrasó en el distrito 11, que aglutina a las comunas de Lo Barnechea, Las Condes, Vitacura, La Reina y Peñalolén. Liderando una colectividad que a partir de marzo tendrá seis diputados y dos senadores, Francisco Undurraga hace un análisis sobre el significado de lo que ocurrió el pasado domingo.

Evopoli fue uno de los grande ganadores  de esta elección, ¿cómo interpretar este triunfo?

Este triunfo tiene que ver con la renovación de la política, con una derecha más moderna, inclusiva, más social, más tolerante, más conectada con la realidad de lo que están viviendo las personas. Si bien es cierto los otros dos partidos de la coalición sacaron una tremenda votación igual, nosotros estamos incorporando gente a la política. De los 27 candidatos que llevamos, con excepción de dos, el resto éramos primera vez que íbamos a una campaña parlamentaria. Gente que no tiene historia ni tradición política, pero que finalmente tiene ganas de hacer crecer este país. Yo creo que fue muy buena la conexión que tuvimos con nuestro electorado.

Evópoli trajo gente nueva e ideas relativamente nuevas. En ese contexto ¿las ideas de partidos como la UDI no están quedando off side?

La UDI tuvo más de 900 mil votos. No es menor.

Pero me refiero al avance de estas ideas más liberales… A alguien le están quitando el espacio.

Yo creo que en Chile Vamos, no hablando tanto de la UDI, hay liberales en todos los partidos. Nosotros tenemos una concentración más grande, pero lo que aquí hay, más que solo ideas liberales, hay un premio al trabajo y a la propuesta. La UDI se durmió en los laureles, evidentemente. Pensó que con la estupenda votación que tuvo de concejales la tenía fácil, y las elecciones no son fáciles.

¿Pecó de exceso de confianza?

Yo creo que sí, un poco.

¿No siente que eso es algo que se extrapoló a las elecciones presidenciales en todo el conglomerado?

No se pecó de triunfalismo en el conglomerado. Sebastián Piñera nunca dijo que ganaría en primera vuelta. Siempre habló de ganar en segunda y ajustado.

Pero se aspiraba a sacar más de un 40%…

Pero si sumas los votos de José Antonio Kast más los de Sebastián Piñera estamos en el 44%. Los votos del sector se mantuvieron, se repartieron con dos candidatos, pero claramente ese candidato, Kast, está trabajando codo a codo con Sebastián Piñera, y lo bueno es que los dos candidatos de primarias que perdieron contra Piñera, más Kast, están desplegados por Chile haciendo campaña.

Si los votos de Kast y los votos de Piñera llegan al 44%, ¿de dónde sacar el 6% restante?

Ese 6% se construye con trabajo, explicando nuestras propuestas y bajo ningún punto de vista se sustenta en una campaña del terror. Campaña del terror que ha venido por parte del candidato Guillier, señalando cosas que nosotros no vamos a hacer, como por ejemplo eliminar la gratuidad o despedir a los funcionarios públicos. Nosotros tuvimos una votación que no era evidentemente lo que esperábamos, pero sí cumplió una de las dos variables, que era tener al menos 10% de diferencia con el segundo y resultó que tuvimos 14%.

Pero no contaban con que Beatriz Sánchez sacara un 20%.

Nosotros pensamos que ese voto se iba a atomizar de otra forma. Pero Beatriz supo conectarse, hizo una buena campaña. Si sumamos los votos de la DC y los de Guillier hacen un 28%. Eso significa que un 72% votó en contra el gobierno de la Nueva Mayoría y de la forma en que se estructuraron las reformas. Unos pensarán que hay que avanzar más, nosotros pensaremos que queremos perfeccionar las reformas. Nosotros queremos modificar la reforma tributaria para que recaude más, no para que recaude lo mismo o menos, sobre todo porque nosotros queremos llegar a completar la gratuidad. Que nadie que se merezca estudiar se quede, por temas de recursos, sin estudiar.

¿O sea que se piensa insistir con lo de la gratuidad en educación superior?

Nosotros vamos a respetar lo que se apruebe en la glosa.

¿Pero no se va a seguir avanzando?

Se va a seguir avanzando en la medida en que el país crezca, si el país ya se endeudó en 60 mil millones de dólares.

¿No sientes que la campaña del terror ha sido recíproca?

Es distinto decir que vamos encaminados a ser Venezuela porque, tal como lo dijo Sebastián Piñera, este país no está en camino a ir a Venezuela, pero si nos descuidamos puede llegar a ser Venezuela. Le ofrezco mis disculpas a los venezolanos. Venezuela se merece ser un gran país, pero lamentablemente por su realidad es ocupado como un mal ejemplo, pero es distinto eso a decir que los funcionarios del Estado se van a quedar sin trabajo, que los alumnos que hoy están estudiando se van a quedar sin educación. ¿Qué es eso? ¿En qué parte de nuestro programa está eso? En ninguna parte. ¡Seamos serios!

Alejandro Guillier siempre ha señalado que lo que va a hacer es negociar. O va a estar con la DC o con el Frente Amplio. O va a estar con el mecanismo de perfeccionamiento de las AFP o va a estar en la eliminación de ellas. ¿En qué mundo va a estar? Y el Frente Amplio le dice que de todas formas va a ser oposición. El Presidente que asuma el 11 de marzo debe gobernar con al menos una coalición que sea capaz de apoyarlo. No es terrorismo ideológico lo que estoy planteando.

¿La elección de Guillier podría significar un descuido que podría llevarnos eventualmente a una crisis política institucional?

Yo creo que sí. Alejandro Guillier, para gobernar, necesita pasar por el parlamento, si es que quiere ser democrático. Y no va a tener posibilidad de conseguir los votos.

José Antonio Kast se incorporó efectivamente al trabajo de campaña de Piñera, pero para las ideas liberales de Evópoli no es conflictivo convivir con las ideas ultraconservadoras del diputado?

José Antonio Kast se sumó sin condiciones al trabajo con Sebastián Piñera. En ese sentido, nosotros como partido de Chile Vamos pactamos un programa de gobierno que está claro, que se presentó a la ciudadanía hace bastante tiempo ya y ese es el programa que vamos a desarrollar. Y en el tema valórico Sebasitán Piñera desde un principio dio libertad de acción para cada uno de los diputados del conglomerado. Es legítimo que existan diferencias, sino todos militaríamos en el mismo partido. Esto no es un pacto electoral, es un conglomerado, como la Concertación, que también tenía sus diferencias.

Y ya vemos cómo están hoy día… ¿Evópoli no se sentiría más cómodo en una coalición de centro liberal más que en una de centro derecha? ¿Cuáles son las motivaciones de estar en esa coalición, la vocación de poder?

No, nosotros somos fundadores de Chile  Vamos, no llegamos la última noche a sumarnos. Nuestro domicilio político es la centro derecha, no la centro izquierda.

Y el centro centro, ¿existe?

Es una buena pregunta. La votación de centro parece no tener muchos adherentes hoy.

¿Y ustedes no se sienten parte del centro centro?, ¿son más cercanos a la derecha en ese sentido?

Nosotros creemos en un Estado facilitador, que tenga musculatura, que controle, que fiscalice el mercado, que dé oportunidades a la gente, que empareje la cancha, y creemos en el desarrollo del emprendimiento y el mercado.

Eso podría sonar bastante centro liberal…

Pero también es de centro derecha. No estamos en algo para marcar el punto hacia el centro centro como decía Frafra. La política hoy no es tan estructurada en el rectángulo donde tú te mueves. También tenemos preocupaciones sociales. El tema social no es patrimonio de la izquierda. Qué es centro izquierda, qué es centro derecha.

Tú ganaste en uno de los distritos más de derecha del país. Le ganaste a toda la UDI y a dos RN. ¿Cómo se interpreta esta señal de la ciudadanía?

El distrito demostró no ser tan conservador. En ninguna lista no había ningún incumbente. Eramos puros rostros nuevos, estábamos oxigenando la política, a pesar de que es una bandera de Evopoli parece que fue traspasado al mundo político, al menos en el distrito 11.