Diario y Radio U Chile

Año XIII, 14 de abril de 2021

Escritorio MENÚ

Alcalde de San Ramón: “Fui víctima de una operación del entorno de Ricardo Lagos”

En entrevista exclusiva, Miguel Ángel Aguilera reconoce errores administrativos y la contratación de personas con antecedentes penales, pero rechaza que eso lo convierta en un “narco-alcalde”. En cambio, afirma que le pasaron la cuenta por su apoyo decidido a Alejandro Guillier en la interna del PS y acusa a dos dirigentes históricos: Ricardo Solari y Camilo Escalona.

Diana Porras y Patricio López

  Jueves 30 de noviembre 2017 7:20 hrs. 
sanramón


El alcalde de San Ramón, Miguel Ángel Aguilera, sostiene con orgullo algunos de los rasgos con que los medios de comunicación han construido su perfil, luego de que pasara de un relativo anonimato al conocimiento masivo, acusado de tener vínculos con el narcotráfico. Se reivindica como nacido y criado en la población La Bandera, como un dirigente de base que ha llegado desde el sur de Santiago a tener una cuota de poder en el Partido Socialista y como un alcalde que recorre las calles cotidianamente. Eso explica, en su opinión, el 70 de apoyo que recibió en las últimas elecciones municipales.

Frente a las acusaciones que ha recibido a partir de la emisión de un reportaje en la televisión, reconoce errores administrativos y una sobredotación que corregirá con la desvinculación de 130 personas. También admite la contratación de personas con antecedentes penales, pero desde ahí inicia su defensa. Afirma que lo mismo sucede en muchos municipios y que eso no es ilegal ni tiene necesariamente que estar en conocimiento del alcalde. Menos, levanta la voz, que eso lo convierta en un edil que ejerza sus funciones vinculado con el narcotráfico. Al respecto, dice, “no hay acusaciones concretas en mi contra”.

Alcalde, en su comuna, como en otros lugares, el narcotráfico tiene fuerte presencia en algunos sectores ¿Cómo gobierna usted esa realidad?

Lo primero es que me molesta que se estigmatice un sector o una comuna determinada, porque lo que pasa en San Ramón es que conviven muchas personas, la gran mayoría es decente y un porcentaje ínfimo realiza actividades ilegales. Todos ellos están en las calles cotidianamente. Quienes piensan que algunos están por aquí y otros por allá, no tienen idea cómo es la vida diaria en los sectores populares.

San Ramón surge de tomas de terrenos, con familias que han salido adelante con esfuerzo y en donde hoy viven los hijos y nietos de los fundadores, personas que se conocen de toda la vida. Sí existen personas con otros hábitos, como en todos lados, pero son los menos y no tienen que ver con lo que en general se hace en la comuna cotidianamente. No es que San Ramón esté controlada por los narcos, eso es absolutamente falso.

¿Usted no tiene vínculos con el narcotráfico?

Eso también es totalmente falso. No tengo al respecto pactos ni alianzas de ningún tipo. Si una persona contratada en la municipalidad tiene antecedentes penales o es detenida por tráfico de drogas ¿me convierte eso en un narco-alcalde o a San Ramón en una narco-comuna? ¿Cuál es la prueba concreta en mi contra? Me parece que para convertirme en un símbolo, como se ha hecho, se requiere muchísimo más y hasta el momento ninguno de esos antecedentes se han presentado.

Volvemos a preguntarle ¿usted no tiene relaciones con narcotraficantes?

Le vuelvo a contestar. En este caso, hay dos situaciones puntuales. Tengo un certificado del Departamento Jurídico (lo muestra) donde dice que no se requiere el certificado de antecedentes para el Programa Social de Jardines. Yo no comparto esa opinión, reabrí el sumario y pedí más información. Pero en el sumario voy a poner que no comparto esa opinión. De los nombres que se mencionan, escuché solo el nombre de (Jorge “Chino”) Pinto. En San Ramón la gente se topa con todo el mundo porque es una comuna chica.

¿Usted no conoce al “Chino” Pinto? Se le acusa de ser parte del grupo de choque de sus campañas.

No tengo ninguna relación con él. Me entero ahora que hubo estos altercados en la elección, en su momento no supe. No tuve nada que ver con su contratación, no trabaja directamente conmigo, como muchos funcionarios municipales. Esto que se ha construido de que yo gobierno con el narcotráfico es totalmente falso.

¿Qué opina del narcotráfico?

Siempre he estado contra y de la delincuencia en general. Me he preocupado con hechos concretos de que la comuna sea más segura. Subimos 20 lugares en calidad de vida y tiene en buena parte que ver con estos temas. Nos pusimos por arriba de El Bosque, La Pintana, La Granja, Lo Espejo, comunas que son como nosotros, pero están atrás en el ranking. Hemos trabajado para alejar al narcotráfico de la vida cotidiana, construyendo 78 multicanchas, 60 plazas, paseos peatonales, cambiando el 75 por ciento de las luminarias de la comuna, entre otras iniciativas.

Si algo hemos hecho es recuperar el espacio público con inversión para la gente. Con eso corremos al narcotráfico.

¿Es posible gobernar una comuna confrontando el narcotráfico? En lo cotidiano ¿no es mejor pactar o por último mirar para el lado? ¿Qué ha hecho usted?

Tengo una vida de convicciones, no he tenido una vida tranquila. Mi padre era dirigente de la CUT de la zona sur y mi madre fue también dirigenta social. Las convicciones para nosotros son lo relevante, jamás pactaría con traficantes y delincuentes.

Vuelvo a repetir para que se entienda: la comuna es chica. Cuando estás en una reunión donde se suma gente, que sé yo, cien personas hablando de sus temas sociales, ahí te encuentras con la realidad de la comuna. Soy un hombre público que saqué más del 70 por ciento de los votos y en esas condiciones no se puede controlar totalmente con quien conversa uno cotidianamente.

“Querían derribarme en el PS”

Según Aguilera, el reportaje televisivo donde se le acusó lo puso en el centro de un caso construido con “una serie de personajes que relatan hechos inconexos y a partir de un error administrativo”. Reconoció que luego de los antecedentes difundidos, están reestructurando el municipio y que han sacado “a más de 138 personas”.

Si está tan convencido de su inocencia, ¿por qué piensa usted qué pasó lo que pasó?

Fue un montaje. Los errores administrativos están en un sumario que va a terminar y van a ser sancionados todos los responsables. Si hay más personas, que se descubran rápido y se termine la pesadilla.

Pero el trasfondo de esto es lo político. Hay que preguntarse: ¿Por qué a un alcalde de una comuna vulnerable? ¿por qué no en otras comunas donde tienen otro manejo de recursos? ¿Por qué tan poca publicidad a alcaldes que están acusados ahora de delitos, como en el tema del caso basura?

Creo que claramente el entorno de (Ricardo) Lagos me pasó la cuenta a mí y, a través mío, a (Alejandro) Guillier. Estoy convencido de eso ¿Cómo se puede explicar que el presidente del Directorio de TVN, Ricardo Solari, socialista como yo,  tenga un reportaje durante una semana entera  hablando sobre los posibles vínculos de un alcalde de su partido con el narcotráfico?

Todo lo que dijo Camilo Escalona de mí, el mismo día que me acusaron, tiene que ser analizado. Se apresuró pidiendo suspensiones y que había que hacer una demanda contra la situación de San Ramón, cuando él sabe que yo lo había ayudado en el pasado. De hecho, hace algunos años fui en su lista para apoyarlo, para que no se quedara solo porque pensé que el partido tenía que unirse y no fraccionarse.

Hay que fijarse en los detalles. Él me acusa a  título de nada 24 horas después de la denuncia. Un alcalde del mundo popular, pero que también llega tercero en el Partido Socialista y estaba en la línea de sucesión. En ese contexto estaban los rumores de que si nos iba va mal en las elecciones, Álvaro Elizalde tenía que renunciar ¿Y a quién le tocaba asumir? Escalona actuando cuando era probable que tuviera que asumir Aguilera. Le aclaro: nunca tuve intención de ser presidente del PS porque mi mayor orgullo es haber llegado a ser alcalde de la comuna de toda mi vida. Pero eso es lo que se rumoreaba en los pasillos del partido.

En esa hipótesis, ¿por qué al Laguismo le interesaría participar de esta operación?

Porque apoyé a Guillier. Porque el Comité Central lo apoyó y no dejó que Lagos fuera el candidato. Yo participé de eso. En nuestro sector de la  Renovación Socialista, algunos querían votar por uno y otro y finalmente nos jugamos por dar libertad de acción, lo que en la práctica le dio la victoria a Guillier. Parece que dolió al final porque si contaban esos votos, podía darse un equilibrio. De cinco miembros, mi grupo subió a 16 en el Comité Central, tenía un rol que jugar, por lo que es una historia que se debe estudiar.

¿Cuál fue su rol en el Comité?

Dos cosas son centrales. Primero, di libertad de acción y la mayoría votó por Guillier. Lo segundo, cuando Guillier inició su campaña y muchos candidatos del PS fueron a preocuparse de sus distritos, yo dije: no puede ser. Se me nombró encargado territorial del PS en la campaña y había un coordinador que era Juan Pablo Letelier. Le ayudé a conseguir firmas en todas partes y busqué fórmulas porque había que inscribirlo. Y costó, pero lo logramos.

¿Ésos son los móviles del montaje?

Sí. Querían derribarme del PS por el apoyo que había conseguido. Escalona y Solari son cercanos a Lagos. Mi sector está todavía conmigo, yo renuncié antes que el Tribunal tomara su decisión de expulsarme. No pueden defenderme todavía porque están esperando que termine el proceso de la elección del 17 de diciembre. En política tienes que salir electo primero y después meterte en temas complicados. Pero eso sucederá. Hay otros dirigentes que me mandan a su gente cercana diciendo que esto va a pasar y enviándome su apoyo, aunque me han criticado públicamente. La política es así.

Estamos a pocos días de la segunda vuelta presidencial, ¿por qué hace pública esta acusación de montaje ahora?

Hay que ir viendo los momentos en los que puedes explicar tu verdad, pero hay otros en los que no se puede esperar. Hace algunas semanas no sacaba nada, algunos medios me estaban usando además para atacar a Guillier. La política se convierte en un cinismo.

Pago de favores con cargos

Alcalde, ¿se han pagado favores políticos con cargos municipales?

Siempre hay concejales que piden cosas cuando salen electos y de distintos partidos. Uno lo que hace es mandar los datos de las personas a Recursos Humanos y se revisan para ver si cumplen con la experticia y los requisitos.

Eso es pagar favores políticos…

En absoluto. Yo entiendo que los concejales tienen derecho a proponer personas, pero éstas tienen que corresponder a una necesidad municipal. Por eso es Recursos Humanos donde se toman las decisiones. Tengo un documento oficial, y se los dejo, donde se establece que más del 97 por ciento de la actual plantilla fue contratada antes de 2012, cuando asumí. A mí me tendrían que acusar del 2,5 por ciento restante.

Hay parientes suyos contratados en la Municipalidad.

Todos fueron contratados antes de que yo llegara y por ley no los puedo remover ni ascender. Eso lo he cumplido. Yo no he contratado ningún pariente durante mi gestión. Es más, por ejemplo, mi cuñado viene del alcalde anterior (Pedro Isla, DC) y lo más probable es que ahora lo sancione, porque no voy a permitir algunas cosas que hizo. Lo que el fiscal determine, lo voy a cumplir.

Luego de estas semanas y con toda la información que se ha publicado ¿no existe en usted alguna autocrítica?

Asumo que hay que reordenar el Municipio con gente más eficiente. Cuando asumí como alcalde fue con mil 700 millones de déficit en Salud. Y el alcalde anterior hizo un concurso público el 31 de octubre de 2012, justo antes de que yo asumiera, con el que ingresaron 110 personas, lo que equivale al 40, 5 por ciento de la planta municipal. Es imposible que un alcalde se dé cuenta de todo lo que pasa con más de 2000 personas. Sí le puedo decir que el reportaje de Informe Especial salió el 1 de octubre, nosotros fuimos avisados el 20 de septiembre en la tarde. El sumario lo instruí el 21 de septiembre y formulé las denuncias que me entregaron en el Consejo de Seguridad Pública de San Ramón.

¿Y qué pasa con las críticas sobre amedrentamiento a dirigentes sindicales y trabajadores municipales? ¿No tiene gente que usa el amedrentamiento como forma de control político?

Hemos tenido 100 acusaciones en la Contraloría por una asociación de funcionarios que viene de la administración del ex alcalde Isla y que está directamente vinculada con él. Las otras dos nunca han denunciado nada. Y la que ha denunciado nunca ha ganado nada en la Contraloría, por lo que yo sé. Ningún lugar está exento de altercados, pero que nosotros hostilicemos a algún grupo de trabajadores es algo muy distinto. Y falso.

Hemos sido adversarios políticos porque vienen del alcalde anterior. No puedo negar que haya discusiones entre personas, pero cuando me informan de hechos anómalos hago un sumario.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.