Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 6 de julio de 2022

Escritorio

Axel Kicillof, diputado argentino: “Macri aplicó un recetario económico nefasto”

Así lo manifestó a nuestro medio el ex ministro de Economía y actual legislador, quien criticó las reformas comandadas por el Presidente trasandino. Adelantó que en 2018 puede bajar la inflación, “pero a costa de subir la pobreza y dejar a la gente en la calle”.

P. López y R. Fuentes

  Miércoles 27 de diciembre 2017 18:23 hrs. 
Télam Nueva York 30/07/2014.- El ministro 
de Economía, Axel Kicillof, brinda una conferencia de prensa en la sede del 
Consulado argentino en Nueva York, luego de la reunión que mantuvo 
con el mediador Daniel Pollack y representantes de los fondos 
buitre. Foto:  AFP/Stan HONDA/Télam/dsl

Compartir en

Axel Kicillof, ex ministro de Economía durante el mandato de Cristina Fernández, se refirió en duros términos a las políticas económicas comandadas por el actual Presidente argentino Mauricio Macri, quien, en su opinión está aplicando un “recetario nefasto”.

El personero es hoy diputado nacional y uno de los principales referentes del kirchnerista Frente para la Victoria (FpV). En Entrevista con Radio y Diario de la Universidad de Chile, Kicillof acusó a Macri de haber mentido a los argentinos durante su campaña con respecto a las medidas económicas que iba a aplicar, y que indicó no cumplió, perjudicando a la clase media y baja del país.

Para el parlamentario trasandino, las medidas implementadas por el Ejecutivo, partiendo por el aumento del valor en más de 1.600% en las cuentas de consumo energético doméstico, además de la baja sostenible de los salarios, recortes en gasto social y las pensiones, dejan aseveró, prácticamente en la calle a los sectores más desfavorecidos de la vecina nación.

“Las tarifas se subieron, afectando a la microeconomía de los hogares, pero la producción de petróleo y gas fue en picada, y eso mismo pasó en varias esferas donde el Presidente Macri comenzó a aplicar una macroeconomía de la austeridad, nosotros aquí la llamamos neoliberalismo puro, bajar salarios, ingresos populares, recortar gasto social, quitarle entradas a los sectores más desfavorecidos, lo que deterioró muy rápidamente la distribución del ingreso”, afirmó.

Axel Kicillof agregó que la desregulación en la entrada y salidas de capitales, apertura comercial determinada por el actual gobierno, ha hecho aumentar las importaciones y disminuir las exportaciones, lo que ha decantado en una crisis en la industria nacional argentina.

El parlamentario del Frente para la Victoria, indicó que las medidas restrictivas repercutieron en un aumento de la cesantía, una baja sostenida en los salarios del sector privado de las manufactureras, que para el economista, es la facción que mayor cantidad de trabajo crea en el vecino país.

“Argentina es un país con industria y empleo industrial, las políticas de Macri, reducción de salarios, jubilaciones, han deteriorado mucho el poder de compra interno al que va dirigido gran parte de esa manufactura nacional, lo mismo que la apertura importadora, ha hecho entrar productos baratos en una nación que sigue con problemas graves, además de determinar un fuerte incremento en las tasas de interés, todo basado en supuestas políticas anti inflación, pero que de momento está fracasadas, todo eso ha generado múltiples problemas en la industria nacional, repercutiendo en un aumento de la pobreza y dejando a la gente en la calle”, argumentó.

Consultado sobre la situación judicial que afecta a la ex mandataria Cristina Fernández, el diputado del Frente para la Victoria, aseguró que coexiste una persecución política en su contra, junto a un nulo Estado de Derecho.

Recientemente un juez federal ordenó la detención y pidió el desafuero de la actual senadora en el proceso que investiga el presunto encubrimiento de los iraníes acusados del atentado a la Asociación Mutual Israelita Argentina (AMIA) en 1994. También está siendo indagada por  la figura jurídica de traición a la patria.

Para Axel Kicillof, tales imputaciones son “ridículas” y obedecen a presiones políticas del Ejecutivo contra los jueces, incluso decidiendo despidos. Agregó que Cristina Fernández en 1994 estaba ajena a cualquier acontecimiento.

“Se ha acusado al presidente de la Corte Suprema, pero también a importantes funcionarios y amigos personales de Macri, de ser operadores de la justicia, con el fin de acelerar causas contra personas afines al mandato anterior y, a su vez, conseguir que los procesos contra personeros del actual Gobierno se vean detenidos o derechamente anulados. Esto ha decantado en escándalos tremendos de jueces que fallan contra el actual gobierno, toman decisiones contra personeros oficialistas y el Ejecutivo simplemente los despide”, subrayó.

El diputado trasandino admitió que durante el mandato de Cristina Fernández hubo casos de corrupción, sin embargo, se han descubierto casos muy fuertes en el Gobierno de Mauricio Macri que a su juicio no tienen seguimiento mediático. “Si me hubieran encontrado a mí 56 empresas ocultas en paraísos fiscales, yo hoy estaría preso”, concluyó Kicillof.

 

Síguenos en