Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 7 de julio de 2022

Escritorio

Expertos en derecho laboral critican posibles restricciones al derecho a huelga

Especialistas coinciden en calificar como un retroceso mayor, las iniciativas que pretendería implementar la próxima administración de Sebastián Piñera en estos dos aspectos. 

Rodrigo Fuentes

  Jueves 28 de diciembre 2017 18:02 hrs. 
huelga

Compartir en

Expertos en Derecho Laboral, académicos de distintas universidades del país, fueron bastante críticos al referirse a las iniciativas anunciadas por personeros de Chile Vamos que modificarían la actual reforma laboral implementada durante el Gobierno de Michelle Bachelet.

Entre las principales alteraciones está ampliar la definición de lo que se considera servicio mínimo en caso de huelga. Según información preliminar, este cambio será por medio de una ley corta, que sería enviada al Congreso dentro de los primeros cien días una vez que asuma la nueva administración de Sebastián Piñera. La otra propuesta de cambio se refiere a ampliar la capacidad de negociar colectivamente mediante grupos negociadores.

La académica de Derecho del Trabajo Universidad de Valparaíso, Daniela Marzi, calificó tales iniciativas como una verdadera “profundización de la herida que se le hizo a los sindicatos con la actual reforma laboral”.

“Negativo, muy negativo porque la eliminación de los grupos negociadores es tal vez el único avance que tuvo la reforma de Michelle Bachelet. Los sindicatos no tiene prácticamente derechos, es decir, la legislación chilena es de una debilidad extrema, producto de que su estructura viene del Plan Laboral de José Piñera en dictadura. Se constató igualmente que muchos empresarios se restaron de proponer servicios mínimos ahora, porque saben que con un nuevo director del trabajo pueden obtener más”, afirmó.

Para el profesor de Derecho del Trabajo de la Universidad Adolfo Ibáñez, Sergio Gamonal, si la reforma laboral impulsada por la Nueva Mayoría fue precaria, los anuncios del equipo de Sebastián Piñera incumplen aún más los compromisos internacionales suscritos en materia laboral.

“No tendría que hacer nada Sebastián Piñera para designar un nuevo director del trabajo y este a su vez argumentar que el 100 por ciento es un servicio mínimo, así de mala es la reforma, así depende del gobierno de turno un derecho fundamental como la huelga, los trabajadores no tienen ningún poder en Chile y eso no hay que constatarlo a través de estudios, es una verdad absolutamente evidente, pero para mí, la administración de Bachelet y Piñera no tienen diferencias en esta materia, no hay democracia, no existe un diálogo válido que bogue por los derechos laborales”, argumentó.

El académico de Derecho del Trabajo Universidad Diego Portales, César Toledo, aseveró que las prioridades laborales de la próxima administración de Sebastián Piñera serán aún más nefastas de lo que fueron las iniciativas del Gobierno de la Nueva mayoría.

Par el experto en la materia todo indica que se profundizarán las restricciones al derecho a huelga, precisó que serán prohibiciones legitimadas para que los sindicatos no puedan negociar colectivamente como corresponde.

“La reforma laboral de la Nueva Mayoría, aumentada con lo que quiere hacer Sebastián Piñera será más bien una lógica gatopardista, pero aún más extrema, no solo de cambiar un poco para seguir haciendo lo mismo, sino también para que las restricciones al derecho a huelga estén aún más legitimadas. Sobre los grupos negociadores, esta instancia tiene una historia negra, porque se crearon para constituirse como un elemento antagónico a los sindicatos, los trabajadores no se afilian y prefieren grupos de representación precarios, de disolución instantánea después de la negociación”, subrayó.

En tanto, para el Secretario General de la CUT, Nolberto Díaz, si se concretan los anuncios realizados por el equipo de Sebastián Piñera, saldrán a la calle para impedir su avance en el Congreso.

La actual legislación deja el tema de servicios mínimos a criterio de la Dirección del Trabajo como una forma de impedir el reemplazo de trabajadores durante una huelga legal. En tanto, sobre grupos negociadores, la actual reforma no suprimió completamente la figura laboral, que podría pactar con su empleador de forma paralela con un sindicato de la misma empresa.

 

Síguenos en