Diario y Radio Universidad Chile

Escritorio MENÚ

Polémica ley polaca sobre el Holocausto va por Página /12

El diario argentino fue apuntado por una ONG de ese país que se querelló en su contra por un artículo que hablaba de una masacre durante la Segunda Guerra Mundial. Pese a que se espera que la acción judicial no prospere, el hecho marca un precedente inquietante en el periodismo internacional y en la reconstrucción histórica.

Nicolás Massai D.

  Sábado 17 de marzo 2018 8:38 hrs. 
pagina 12

El primer sábado de marzo llegó una noticia inesperada a la redacción del diario argentino Página/12. Era un cable de una agencia internacional, y la información decía que una ONG polaca había presentado una querella contra ese medio a partir de una nota publicada en diciembre de 2017, en la que se rememoraba una masacre llevada a cabo en un poblado, a 190 kilómetros de Varsovia, contra más de mil judíos en plena Segunda Guerra Mundial.

La tesis que el autor del artículo reafirmó fue la que se maneja también en otros círculos de historiadores. “Los alemanes no ordenaron la matanza ni participaron de ella, tan solo se limitaron a autorizar el devenir de los acontecimientos y sacar fotografías”, se podía leer y luego continuaba diciendo que este había sido “un crimen colectivo realizado por una comunidad de vecinos, de individuos ‘comunes’, en donde la mayoría de los hombres participaron activamente, y el resto observó de forma pasiva pero cómplice”.

Durante casi tres meses no había sucedido nada con la publicación. Hasta la entrada en vigencia en Polonia, a inicios de marzo, de una polémica regulación impulsada por el gobierno ultra-conservador de ese país. Desde esa fecha en adelante, se  sancionará con multas y hasta tres años de cárcel a aquellas personas o grupos que “sugieran” que aquella nación fue cómplice del Holocausto judío, lo que, en palabras del presidente Andrzej Duda, preservará “nuestra dignidad y la verdad histórica para que los juicios contra nosotros en todo el mundo sean honestos y para que nos abstengamos de difamarnos a nosotros mismos, como Estado y como nación”.

Bajo esa norma se amparaba la acción legal. Fue una gran impresión. Sergio Kiernan, editor de domingo de Página/12, se encontraba ese mismo fin de semana haciendo un artículo sobre esta ley del país báltico, que ya ha provocado reacciones contrarias de países como Estados Unidos e Israel. No se esperaba que los primeros acusados fueran precisamente ellos, en otro continente. Consultado por el hecho, Kiernan explicó que la querella no tiene ni pies ni cabeza.

“Es un absurdo por donde se le mire: político, judicial y moral. Acá hay una cuestión historiográfica. Lo que pasó, pasó. Hay una amplísima literatura mostrando el grado de antisemitismo efectivo que hubo, durante la ocupación alemana, de parte de ciertos sectores del pueblo polaco”.

La ONG en alusión, que encabeza la querella, es la Liga Polaca contra la Difamación, que si bien no tiene participación en el gobierno, sí cuenta con cercanía de las autoridades, al nivel de que algunas de estas los felicitaron por la medida iniciada en contra del diario. De hecho, algunos artículos de diarios internacionales, fechan en 2015 el momento en que la organización comenzó a tener un ascenso a nivel cultural, justo el año en que arribó al poder el partido conservador Ley y Justicia.

Hasta el día de hoy, Página/12 no ha recibido notificación alguna por parte de una entidad judicial. Sergio Kiernan indicó que es una amenaza muy grande para el periodismo el simple hecho de que se trate de sacar de las fronteras una regulación que pertenece solo a un país; en este caso Polonia.

“Yo no puedo hacer cumplir la ley argentina en Chile y viceversa. Es simple. Para eso, además, hay tratados de extradición. Interpol jamás va a aceptar este disparate. La Unión Europea está presentado poco menos cargos contra Polonia por esta ley. No se podría criticar a Trump”.

Este hecho llevó a que la organización Llamamiento Argentino-Judío entregara, el miércoles pasado, una nota en la embajada de Polonia ubicada en Argentina. Fueron recibidos por un funcionario de la institución, contó Jorge Elbaum, presidente de la agrupación, quien además explicó el contenido del texto.

“Hacía referencia, por un lado, al repudio de la aprobación de la ley polaca. En segundo término, repudio a la denuncia hecha por una organización civil para denunciar a un periodista argentino y al diario Página/12, advirtiendo también que en la historia polaca, como en la historia de otros países de Europa, ha habido ejemplos de resistencia al nazismo, pero también ha habido complicidad y colaboracionismo”.

Todo indica que no ocurrirá nada con esta acción legal encabezada por un grupo conservador de la nación báltica, aunque a nivel internacional preocupó que la acción llegue a sentar algún tipo de precedente que, además de pasar por encima de la libertad de expresión, fue tildado de “negacionista” a nivel transversal. A más de medio siglo del término de la Segunda Guerra Mundial.