Diario y Radio U Chile

Año XIII, 22 de enero de 2021

Escritorio MENÚ

Abogado de DDHH apunta a Gómez por falta de cierre de Punta Peuco

P. López y C. Carvajal

  Jueves 22 de marzo 2018 16:58 hrs. 
FullSizeRender (5)


Luis Toro, abogado de derechos humanos quien se desempeñara por largo tiempo en la Vicaría de la Solidaridad y fuera también director jurídico del Ministerio del Interior estuvo en los estudios de Radio Universidad de Chile y conversó con RadioAnalisis sobre el cierre del penal Punta Peuco,  en el que  actualmente cumplen sentencia los condenados por violaciones a los derechos humanos.

¿Cuál es su opinión respecto de cómo se condujo el tema de Punta Peuco?

Carmen Hertz, con quien trabajé en la Vicaría y es una gran luchadora, dijo una gran verdad y es que esto se está tomando con gran liviandad. Para que llegaran a estar presas las personas en Punta Peuco, hubo que hacer una tarea titánica contra todo. La dictadura decía que no había violaciones a los derechos humanos, que no había detenidos desaparecidos, que no había ejecutados; de modo que cuando se logra establecer esta verdad por abogados heroicos, gente que  sacrificó su vida, comenzamos a ver la luz y cuando empezamos a vislumbrar que los responsables van a ir a la cárcel, se atraviesa Pinochet “el que me toca un hombre, se acaba el estado de derecho” y terminamos en que los militares se van a un recinto especial.

La tarea de quienes defendimos DDHH quedó en la mitad porque no debieron ir a un recinto especial y siempre estuvo pendiente que terminarían en  una cárcel común, como correspondía y eso se fue con el tiempo, a veces diluyendo, a veces no abordando, de modo que el tema fue, como se dice vulgarmente, chuteado para adelante. Hasta que la presidenta Bachelet lo incorporó en su  programa o en sus promesas.

Yo tuve la información certera que esto efectivamente se cumpliría y el día martes anterior al cambio de mando, la presidenta fue al programa de televisión de don Francisco y, en la entrevista, ella dejó la puerta totalmente abierta para que la gente pensara que Punta Peuco se cerrara. En es e minuto el decreto ya existía.

Entonces, lo que dice el ex ministro Campos de que el decreto se firmó a última hora, no es efectivo.

No es como dice el ex ministro Campos. Si se sigue la cronología, el ministro Gómez, de Defensa, en un acto absolutamente irresponsable que no ha explicitado, señala el miércoles 7 que no sería bueno mezclar a altos dignatarios militares con reos comunes. ¿Por qué hizo esas declaraciones el ministro Gómez? Yo lo interpreto como que derechamente él estaba en contra, por ignoro qué compromisos, de cerrar Punta Peuco.

El ministro Gómez se comunicó con Campos, son del mismo partido, e hicieron ahí una suerte de comparsa y terminaron sin firmar el decreto que debía contar con la firma del ministro Campos cuya negativa fue altamente motivada por la postura del ministro Gomez.

Lo que usted plantea es un hecho desconocido para la opinión pública. Usted sostiene que existió una alianza entre dos ministros radicales, los únicos dos ministros radicales del gabinete, para impedir la acción del gobierno en la línea de cerrar Punta Peuco.

Así es. Y solo eso explica la declaración insólita, al día siguiente de los dichos de la Presidenta, del ministro Gómez, de modo que en estas circunstancias la decisión de que esto no pasara, la tomaron fundamentalmente estos dos ministros.

¿Operaron los ministros en contra de la voluntad de La Moneda?

Ellos tendrán que dar la explicación respecto de cuáles fueron las reales motivaciones que tuvieron para tomar esta actitud.

¿Cuál es su hipótesis al respecto?

El ministro Campos me tiene muy desconcertado porque las declaraciones que hizo durante el tiempo que permaneció como Ministro fueron todas muy especiales.Y yo no sé si el ex ministro campos estaba  en absolutas condiciones de asumir como ministro, cunado se refirió al Sename, al director de Gendarmería, en fin,  me quedó la sensación que el cargo le quedó como poncho, en comparación con los ministros de justicia que yo conocí; un Francisco Cumplido, un ministro Bates, ellos son de otra categoría. El ministro  Gómez, que tiene su condición política y fue candidato a la presidencia y estaba en el ministerio de Defensa. Debe haber sentido mucha presión de los militares para que no se cerrara Punta Peuco. Si tomó un compromiso con ellos, no podría decirlo. Hay un antecedente que me llama la atención: el ministro Gómez al igual que Andrés Zaldívar está en la Comisión de Asignación Parlamentaria en el Congreso y eso tuvo el apoyo de todos los parlamentarios y pasó “piola”.

¿Usted cree que hay un vínculo entre esto y lo de Punta Peuco?

Yo creo que hay un vínculo entre una cosa y otra, además del convencimiento personal, porque si son parte de un gobierno que tenía en su programa cerrar Punta Peuco, lo natural es que hubiesen renunciado y dejaran que otros ministros tomaran esto. La decisión estaba tomada y se sabía que estaba tomada desde hace mucho tiempo.

Si un partido político solo tiene dos ministros en el gabinete y están relacionados con la toma de una decisión tan emblemática y sensible. ¿Tiene el partido que dar explicaciones?

Yo miro esto desde la óptica de los derechos humanos. Todo lo que se luchó era para que los responsables de los crímenes más crueles en la historia del país terminaran presos en una cárcel común, eso está a medio camino y no se pudo cumplir. Yo no sé si ellos pensaron en que no estaban cumpliendo un objetivo muy importante en la lucha por los derechos humanos o estaban por el tema meramente político, pero al país le deben una explicación. todas estas dudas que quedan con sus declaraciones, con sus actitudes, con los nombramientos de última hora, hacen que el país merezca una explicación.

José Antonio Gómez se perfiló como candidato y a la izquierda de la Nueva Mayoría, apoyado incluso por el partido comunista y luego asume como Ministro de Defensa. En su administración aparecieron posiciones contradictorias a lo que planteó como candidato. ¿Qué pasa en el ministerio de defensa que quienes llegan a la titularidad y se hacen responsables de ejercer tutela civil sobre el poder militar?

Hay un libro que lo menciona a él y a mi como las personas que hicieron posible que el general Contreras fuera a la cárcel. Mientras yo estuve en el Ministerio del interior, efectivamente trabajé en eso y no recuerdo ver al ex ministro Gómez en eso, pero se le menciona, quizás él hizo algo mientras estaba en un cargo en el ministerio de justicia. Yo no sé lo que le pasó, no sé si cambió, no sé si le interesaba, si su compromiso con los derechos humanos era mayor o menor. Lo qué sí sé es que no cumplió con su deber de apoyar al ministro de justicia para que cerrara Punta Peuco y no desalentarlo en esa misión.

Si fue el ministro Gómez quien impuso esto, sería grave, pero si es como usted dice, que el Ministro de Defensa es vulnerable a las presiones de los Comandantes en jefe de las Fuerzas Armadas es tan o más grave que lo primero.

El hecho está. Punta Peuco no se cerró, el señor Gómez hizo una declaración grave manifestando que los altos oficiales no podían mezclarse con reos comunes y ese es un mensaje para el propio ejército.

La nueva Mayoría está integrada por los partidos políticos de las víctimas, lo que se esperaría por puro sentido común es que la convicción respecto de este asunto no tuviera matices…

Yo espero políticamente que se haga una defensa por la lucha y promoción de los derechos humanos, que fue uno de los antecedentes más atractivos que tuvo la Concertación. Eso se fue abandonando, dejando de lado y lo mejor que puede ocurrir es que se retome la senda de los derechos humanos, que los programas incorporen toda la lucha general, los derechos humanos económico sociales, los  derechos humanos de la mujer y de los niños. Quiero agregar que la subsecretaria de justicia, Lorena Fries, declaró haber visto el decreto y probablemente también haya tenido que revisarlo. Una subsecretaria de derechos humanos debió pararse frente al Ministro y quedarse ahí hasta conseguir la firma.FullSizeRender (6)

En el gobierno de Aylwin, quedaban 8 o 10 presos políticos y el último día de mandato el presidente firmó el indulto o conmutó las penas. Para eso hubo que sacar las firmas. ¿Por qué Lorena Fries no tuvo la actitud de molestar a los ministros? Acá se pecó de omisión, faltó fuerza con una presidenta jugada y con todo el mundo de los derechos humanos que esperaba esto. Ahora tenemos una sensación de vacío, de injusticia  y el ministro Chadwick, que aplaudió las violaciones de los ddhh ya comenzó a hablar de cómo se sacará la gente de Punta Peuco.

Y si la presidenta Bachelet hubiese cerrado Punta Peuco antes, esto no habría pasado.

Es cierto, hubo un momento político que se prolongó demasiado, sabiendo todos que la decisión era cerrar el penal. No sé qué consideraciones hubo ahí, no tengo antecedentes.

Carmen Hertz señaló que lo de Punta Peuco no es la toma de La Bastilla. ¿Qué tan difícil es cerrar ese penal?

Eso es lo más importante, en los noventas, mientras estaba vivo Pinochet como comandante en jefe del Ejército y aplicaba sus ejercicios de enlace y boinazos, había que calcular cada paso.Pero ese escenario ya no es el actual, no hay amenazas -se supone de las fuerzas armadas-, si es que se cerraba Punta Peuco. El argumento que se ha usado es casi despreciable; cómo personas con avanzada edad podían continuar presos. el argumento es despreciable en relación a lo que ellos hicieron a sus víctimas, en cuanto a los delitos que cometieron. Además, a contrario sensu de lo que ellos afirman que en el mundo esto no se produce, en Europa vienen de vuelta. Nazi que encuentran, aunque sea de avanzada edad, se va preso por crímenes de lesa humanidad.

Hay un factor muy importante, estas personas no cometieron un delito, sino cientos. hay reiteración y conciencia de estar haciendo el mal y esta consideración del ministro Gómez de que no se pueden mezclar con reos comunes debería ser al revés. ¿Por qué los reos comunes tienen que aceptar a alguien como Krassnoff, por ejemplo, en la cárcel?  Lo que estaba pensado era que les hicieran un pabellón especial en Colina.

Según comentarios de cercanos al gobierno, lo de Punta Peuco no es algo que le interese a mucha gente y hay que  preocuparse de cosas que sean significativas para un porcentaje mayor de la población.

Resulta que ese mismo argumento les juega en contra. ¿si no era importante por qué no se cerró? Si no tenía importancia, entonces era llegar y cerrarlo. peor la señal para un ente moral  claro de la sociedad chilena que lucha por los derechos humanos, es muy potente y está provocando una reacción muy importante, porque nos estamos organizando para velar porque los avances en derechos humanos, en materias sociales y políticas, se cumplan.