Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 29 de noviembre de 2021

Escritorio MENÚ

Pescadores presentan recurso para proteger hábitat de Ballena Azul

La zona, que abarca el norte de Melinka y frente a las costas de Puerto Raúl Marín Balmaceda, tiene una abundante biodiversidad marina y es fuente económica de los pescadores del sector.

Camilo Villa J.

  Sábado 24 de marzo 2018 8:47 hrs. 
ballena azul


La Federación de Pescadores de Las Guaitecas interpuso un recurso de protección ante la Corte de Apelaciones de Valparaíso contra la resolución de Sernapesca que autoriza verter agua contaminada con marea roja en zona donde habita la Ballena Azul.

La resolución que se pretende impugnar, establece un polígono marítimo en la zona que abarca el norte de Melinka y frente a las costas de Puerto Raúl Marín Balmaceda y en el cual se permitirá a naves que transportan peces contaminados, conocidas como wellboats, cambiar el agua contaminada por el agua limpia del sector. Esto bajo el pretexto de no dispersar la marea roja en Quellón, al sur de Chiloé.

Desde la organización de pescadores y vecinos del sector, indicaron que, de llevarse a cabo la resolución, el daño sería significativo, tomando en cuenta las características únicas de la zona, tanto por los atributos propios de dicho maritorio y sus sistemas de corrientes, como por la abundancia de biodiversidad marina existente en el sector, entre otros. Lo anterior lo afirma un estudio elaborado el 2010 por la Universidad Austral.

Al respecto, el presidente de la Federación de Pescadores de Las Guaitecas, Marcos Silva, dijo que no hay nada que indique la posibilidad inocua de hacer verter agua contaminada en la zona.

“Muchas veces las autoridades centrales o regionales toman decisiones a espaldas de la pesca artesanal. Hoy no hay evidencia suficiente ni estudios que puedan sostener que en el Golfo de Corcovado, en una cierta delimitación, se pueda hacer recambio o verter agua con alta toxicidad de marea roja”.

El dirigente señaló también que el sector es de tremenda importancia para la protección de la ballena azul y para la actividad económica e la comunidad, por lo que no corresponde aplicar esta resolución.

“Este es un lugar de alta complejidad de nutrientes, que de alguna manera sustenta la actividad productiva del sector de Bahía Lobo hasta el sector Barrientos, Guafo y Chiloé. Desde ese punto de vista no se ha considerado el daño que significa ni qué puede opinar o decir  la pesca artesanal, particularmente de la isla de Melinka”, concluyó.

Ante esto, e invocando la garantía a vivir en un medio ambiente libre de contaminación e igual protección en el ejercicio de derechos, solicitaron que se decrete una orden de no innovar (paralización del efecto administrativo de la resolución) mientras se revisa el fondo del recurso que busca revertir la medida de Sernapesca. El organismo tiene plazo hasta el 24 de marzo para entregar los antecedentes de fondo que sustentarían su decisión.