Diario y Radio U Chile

Escritorio

Ministerio de las Culturas pide la renuncia a ex director de la Dibam, Ángel Cabeza

La ministra Alejandra Pérez le pidió la renuncia al cuestionado director del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural.

Abril Becerra / Rodrigo Alarcón

  Jueves 29 de marzo 2018 9:45 hrs. 
angel cabeza

La instalación del nuevo ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio no ha sido fácil y en la mañana de este jueves un nuevo hecho lo confirmó: el director del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural, Ángel Cabeza, dejará su cargo.

“Ayer, 28 de marzo de 2018, de acuerdo a lo que estipula la legislación de Alta Dirección Pública, se me solicitó la renuncia no voluntaria al cargo de Director del Servicio Nacional del Patrimonio Cultural”, informó el propio funcionario en un comunicado enviado a los funcionarios de la ex Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos (Dibam).

Cabeza se reunió este miércoles con la ministra Alejandra Pérez para explicar una serie de cuestionamientos a su gestión, sobre todo desde los trabajadores de la ex Dibam. Los motivos eran varios: su falta de compromiso con el organismo, sus continuos viajes al extranjero y, sobre todo, los viáticos millonarios que solicitaba.

Durante su administración, Ángel Cabeza había realizado 87 comisiones de servicio, de las cuales doce fueron internacionales. En total, esto habría costado cerca de $40 millones.

Otro de los conflictos que habría provocado su salida es la pésima relación que sostenía con el nuevo subsecretario del Patrimonio Cultural, Emilio de la Cerda, con quien incluso tuvo una disputa por la oficina que ocuparía en el edificio de la Biblioteca Nacional.

Ángel Cabeza fue designado como director de la Dibam a fines de 2014, luego de ser secretario ejecutivo del Consejo de Monumentos Nacionales (CMN) y director de Barrios, Patrimonio y Turismo de la municipalidad de Providencia, entre otras funciones.

Desde ese cargo vivió la creación del nuevo ministerio de las Culturas y debió también enfrentar la paralización y las protestas que los trabajadores de la Dibam realizaron a fines de 2015, en contra de la nueva institucionalidad.

Su salida se suma a otras dificultades que ha sufrido el recién creado ministerio, como las críticas a los nuevos seremis y los problemas administrativos que ha provocado la nueva estructura.