Diario y Radio U Chile

Año XII, 8 de agosto de 2020

Escritorio MENÚ

Huenchumilla: “No soy optimista. La DC podría estar en una crisis terminal”

La Democracia Cristiana se apresta para celebrar un Consejo Nacional ampliado este sábado. La instancia pretende sincerar diálogos entre las diferentes tendencias al interior del partido y, así, lograr acuerdos que permitan zafar de la crisis que enfrentan. Huenchumilla no es optimista respecto al devenir de la falange, posición contrapuesta a la que manifiesta Myriam Verdugo, presidenta (s) de la tienda.

Diario Uchile

  Viernes 6 de abril 2018 16:18 hrs. 





La candidatura presidencial de Carolina Goic ya asomaba como la antesala de lo que pasaría. La misma presidenta de la Democracia Cristiana (DC) ya lo adelantaba en julio del año pasado: “Evidentemente la DC ya está fuera de la Nueva Mayoría”.  “Creo que la definición de la Nueva Mayoría de no ir en el pacto con nosotros es bastante gráfica respecto de nuestra situación en la Nueva Mayoría. Y lo hemos dicho: la Nueva Mayoría es un pacto programático con fecha de término, y eso será cuando termine este gobierno”, agregaba.

Ahora, hace menos de una semana la DC le ponía lápida a su participación en el conglomerado de centroizquierda notificando a los partidos de la ex nueva Mayoría que se restaría de las reuniones de coordinación. “La DC no va a formar parte de una nueva coalición política. Cada partido va a tener espacio dentro de la oposición para ser una oposición con su propio perfil. Nosotros aspiramos a representar a sectores más moderados” señaló a fines de marzo el jefe de bancada de la falange, Matías Walker.

Este fin de semana la DC llevará a cabo un Consejo Nacional ampliado. Una iniciativa de la directiva para dialogar entre los distintos sectores de la colectividad y lograr acuerdos que le permitan zafar de la crisis que se detonó luego del fracaso electoral del año recién pasado.

Francisco Huenchumilla, senador por la región de La Araucanía, señala que este encuentro no tiene por objeto una decisión formal que vaya a traducirse en decisiones concretas. La necesidad de encontrar salidas a ciertos conflictos explicaría entonces el origen de la instancia que se llevará a cabo este sábado. El ex intendente cree que estos espacios son trascendentales para salvar la vida de la tienda, sin embargo, manifestó no tener demasiada fe en el devenir de la DC: “Yo no soy muy optimista respecto del futuro del partido. Estamos en una situación límite que puede derivar en una crisis terminal. Hoy viernes no estoy muy optimista”.  “La DC está en una situación límite, en una crisis bastante pronunciada de desencuentro entre los distintos sectores, pero este encuentro tiene por objeto escucharnos, dialogar y ver si tenemos una salida a esta crisis”, agrega.

La visión de Huenchumilla sobre una política de alianzas tampoco es demasiado optimista: “Hoy la oposición está dividida. Yo creo que la oposición es un termino genérico. Hoy no hay coaliciones, salvo el Frente Amplio. La Nueva Mayoría no existe, no hay una oposición organizada. Esa oposición hoy carece de proyecto político y en consecuencia, le es muy difícil adoptar decisiones conjuntas cuando aparecen estos elementos tácticos”.

El pesimismo de Huenchumilla no es compartido de forma transversal en la colectividad. Myriam Verdugo, la presidenta (s) de la DC explica que la iniciativa de este sábado pretende “culminar un proceso de diálogo que inició la mesa con los principales liderazgos internos a finales de enero pasado en razón de la crisis que estamos viviendo como partido. Diálogo que tienen como objetivo saber, de cada uno de los sectores internos, cuál es la impresión sobre la crisis que estamos viviendo, ver si es superable y qué hay que hacer para eso”.

Respecto a los dichos de Huenchumilla, Verdugo es enfática: “La DC ha pasado por muchas crisis en su historia y todas las hemos superado. Yo espero que esta sea una más y que podamos hacer este trabajo de recomposición y así poder levantarnos como una alternativa política.  Yo creo que el camino tiene al menos dos aristas relevantes: volver a ser un partido de ideas y ser un partido ordenado y con liderazgos claros. Tener una capacidad de diálogo aún en la diferencia. Eso yo creo que ha sido la gota que ha rebalsado el vaso: la incapacidad de diálogo”.

Las elecciones de la directiva de la Democracia Cristiana se llevarán a cabo el próximo 27 de mayo.