Diario y Radio U Chile

Año XI, 17 de junio de 2019

Escritorio

Sacerdotes invitados al Vaticano: “Fuimos víctimas del sistema abusivo”

Los presbíteros que viajarán en junio a reunirse con Francisco, relatarán en privado su experiencia, dejando en evidencia el distanciamiento entre los obispos chilenos y el Pontífice.

Rodrigo Fuentes

  Miércoles 23 de mayo 2018 18:52 hrs. 
Aton_190620

Este miércoles, tres de los siete sacerdotes que se entrevistarán con el Papa Francisco dieron a conocer los temas que tratarán en las reuniones personales en la Casa Santa Marta en el Vaticano, entre los días 1 y 3 de junio.

La jornada de este martes, los obispos voceros de la Conferencia Episcopal manifestaron su sorpresa por esta nueva invitación realizada por Jorge Bergoglio, que según los sacerdotes víctimas de Fernando Karadima, se concretó hace aproximadamente un mes.

El desconocimiento del tema demuestra que el distanciamiento entre Francisco y los obispos locales se mantiene, luego del contundente informe de abusos efectuado por el delegado Charles Scicluna, el que concluyó que por décadas los jerarcas dejaron de investigar las denuncias de las víctimas  y ocultaron los antecedentes.

Eugenio de la Fuente, uno de los religiosos que viajará a Roma, admitió que fueron afectados por un sistema de poder abusivo que se ejercía cuando participaban en la parroquia de El Bosque.

“La mayoría de nosotros fuimos víctimas de un sistema abusivo que se practicaba cuando participábamos en la parroquia Sagrado Corazón de Providencia, El Bosque. Vamos a proponer al Papa algunas soluciones para salir adelante del problema estructural que ha permitido que ocurran estos tipos de abusos”, afirmó.

Consultado sobre los detalles de lo que se informará en la reunión con el Papa, en la que además participarán dos laicos, el sacerdote de la Fuente evitó informar detalles hasta su regreso a Santiago.

Las nueve personas llegarán el próximo viernes al Vaticano, y ya fueron invitadas a una eucaristía con Jorge Bergoglio, lo que marca también una diferencia con los obispos, pues ellos no alojaron en la residencia Santa Marta ni tampoco fueron invitados a actividades religiosas con el Papa Francisco.

El sacerdote Francisco Astaburuaga, quien ejerció el rol de acompañamiento y asesoría jurídica a las víctimas como Juan Carlos Cruz y James Hamilton, indicó que después de 20 años, esta es una oportunidad para terminar un proceso de dificultad y dolor, pero que abre una ventana de esperanza para mejorar las cosas en la iglesia chilena.

“Cada uno ha tenido su oportunidad de participar en estos procesos, y lo digo como asesor jurídico,  eso queda dentro de la privacidad de las acciones que hemos llevado adelante”, dijo.

En tanto, el sacerdote Alejandro Vial, expresó el deseo que con sus testimonios otras víctimas de abusos sexuales alcen la voz, haciendo un llamado a denunciar los hechos. Tomando en cuenta que ahora se ha sabido de una nueva denuncia contra religiosos de la diócesis de Rancagua.

“Nuestro deseo de ir donde el Papa es para que no existan más víctimas de abusos, colaborar para que las víctimas ya no existan. Ese el deseo más profundo de nuestra colaboración, nos ha costado, no es fácil”, subrayó.

El sacerdote Alejandro Vial fue una de las personas que declaró contra de su otrora director espiritual, Fernando Karadima, en la causa que en 2011 sobreseyó por prescripción la jueza Jéssica González.

En el comunicado leído por los sacerdotes dejan claro que la mayoría colaboró en el proceso de escuchas que llevaron a cabo Charles Scicluna y Jordi Bertomeu durante su misión especial en Chile ocurrida la segunda mitad del mes de febrero de 2018. mientras que otros dos miembros de este grupo colaboraron con posterioridad a la visita del arzobispo de Malta.