Diario y Radio U Chile

Año XI, 20 de octubre de 2019

Escritorio

Gobierno crea política nacional para erradicar campamentos

El nuevo plan tendrá sus lineamientos en el trabajo conjunto de varios ministerios en políticas y subsidios que eviten que las familias lleguen a las tomas, y en trabajar con prioridad las zonas que requieran mayor urgencia.

Andrea Bustos

  Lunes 18 de junio 2018 16:22 hrs. 
foto

Una de las primeras medidas adoptadas por el Ministerio de Vivienda y Urbanismo (Minvu) será poder crear un nuevo catastro que determine cuantas personas viven en campamentos en la actualidad, pues las últimas cifras datan del año 2011. Preliminarmente, desde el gobierno se estima que existen 38 mil personas en campamentos hoy, lo que significa 11 mil más que hace siete años.

Por esto es que se ha puesto en marcha un nueva política nacional que tendrá como foco trabajar en medidas que a mediano y largo plazo permitan evitar y erradicar los campamentos en el país, entregando soluciones habitacionales a quienes hoy viven bajo esa condición.

El proyecto ofrecido tendrá como uno de sus primeros ejes trabajar en coordinación con otros ministerios que pueda colaborar en el objetivo final. Para esto el próximo 9 de julio, el Minvu expondrá sobre este nuevo plan ante la Comisión de Ciudad, Vivienda y Territorio, que reúne a 12 ministerios.

Según indicó el ministro de Vivienda, Cristián Monckeberg, “la urgencia y la importancia” que tienen las medidas requieren un trabajo conjunto, por eso en la reunión de la comisión se hará “una presentación para dar a conocer lo que va a ser esta estrategia que va a requerir una coordinación con el resto de los ministerios”. El trabajo de intersectorialidad estará a cargo del Subsecretario del Minvu, Guillermo Rolando.

Además, el jefe de la cartera señaló que ya se encuentra trabajando con 102 campamentos para poder erradicarlos, y que de ese total esperan terminar con 68 durante este año.  “Se van a ver beneficiadas unas 4 mil familias que con estas soluciones habitacionales van a ver resuelto su situación de vivienda de forma definitiva”, afirmó.

Para determinar los cierres tendrán prioridad los campamentos más antiguos, y que estén ubicados en zonas de riesgo. De los asentamientos que están en proceso de cierre hoy el 63 por ciento se relocalizarán, pero en la misma comuna, y el 30 por ciento se radicarán vía urbanización mientras que el 7 por ciento de los casos será en terrenos nuevos.

Por otro lado, se realizarán cambios al subsidio de arriendo con el fin de flexibilizar su uso. En la actualidad este programa de ayuda solo permite utilizar los recursos en viviendas que tengan baño, cocina y al menos una habitación, mientras que el cambio que se busca implementar permitirá a las familias utilizar el dinero solo en una pieza si así lo requieren.

Esta medida tiene como objetivo poder evitar que las familias que viven precarias situaciones habitacionales vean las tomas y campamentos como una opción de vivienda, y que así no sigan aumentando.

“No vamos a venir a decir que los campamentos se terminan mañana porque es una realidad instalada en Chile por muchos muchos años, y para poderlo hacer de buena manera y ejecutarlo de buena manera se requiere planificación, conversación con los municipios, mesas público privadas y coordinación con los otros ministerios”, comentó el ministro.

Respecto de la distribución geográfica para aplicar estas medidas, el norte del país tendrá un especial énfasis en esta materia, ya que es en el norte donde existe un aumento del déficit de viviendas, por lo que se debe trabajar en evitar el crecimiento de los campamentos.