Diario y Radio U Chile

Año XI, 25 de mayo de 2019

Escritorio

Intendente de Los Lagos y volcanes: “Algo está pasando en la cordillera”

Las autoridades detallaron cuáles son los comportamientos de dos volcanes que levantaron la preocupación.

Nicolás Massai D.

  Jueves 21 de junio 2018 18:12 hrs. 
volcanes

La mañana de este jueves se reunieron autoridades de la Región de Los Lagos para analizar la situación que está ocurriendo con dos volcanes de la zona, el Osorno y Cordón Caulle, este último, tuvo su último gran evento de erupción en 2011 y que, con su comportamiento actual, llevó a decretar alerta amarilla.

El intendente Harry Jürguensen comentó que este estado de atención se debe a la sismicidad que ha presentado el volcán. De esta manera, anunció que les corresponde empezar a advertir a la ciudadanía para que se “preocupen porque algo está pasando en la cordillera”.

“El volcán Osorno tiene bastante población en sus faldas, y tenemos que juntarnos con más comunidades. Y también en la comuna de Puyehue, que tiene que preocuparse, que tiene atender la situación y tiene que ponerla en la agenda. También tenemos que tomar el contacto con las autoridades regionales de Los Ríos, porque allá hay tres comunas que están involucradas en la situación del Caulle”, dijo.

Por su parte, Paul Duhart, jefe de la oficina técnica del Servicio Nacional de Geología y Minería en Puerto Varas, detalló cuáles son los comportamientos que han generado la alerta de las autoridades.

“Aquí lo importante es que han aparecido sismos híbridos, que son aquellos que tienen un componente de fracturamiento de roca y también de circulación de fluidos. Por tanto, lo que estamos interpretando y asistiendo es a una inyección de magma. Eso está ocurriendo en profundidad y estos sismos son los que antecedieron a la erupción de 2011. Eso es uno de los motivos de preocupación y de por qué se ha cambiado el nivel de alerta técnico de verde a amarillo”, expresó.

Además, agregó que los GPS que tienen instalados “están dando cuenta de un proceso de inflación de la parte del Cordón Caulle”, por lo que la “sismicidad y la deformación hicieron necesario elevar la alerta”.