Diario y Radio U Chile

Año XII, 19 de octubre de 2020

Escritorio MENÚ

Ministro Larraín califica de intolerables las torturas a imputados

Luego de difundirse por redes sociales la violencia contra los imputados al interior de Santiago I, cuatro internos pasaron fueron formalizados por el delito de tortura.

Sofía Navarro

  Jueves 21 de junio 2018 17:49 hrs. 
larrain-768x512





La tarde de este miércoles en las redes sociales, se difundió un vídeo desde el interior del reciento penal Santiago I que mostraba a internos golpeando a dos de los presuntos involucrados en el homicidio de Margarita Ancacoy, la mujer de 40 años que este lunes murió en un violento asalto en el Barrio República. 

El ministro de Justicia y Derechos Humanos, Hernán Larraín, afirmó que “creo que todas las personas, incluso las que cometen graves asesinatos tienen derecho a la justicia y al trato digno. Por cierto, si alguien comete un asesinato merece la más fuerte de las sanciones, merece el reproche, repudio social y las penas que correspondan. Pero no por eso, vamos a aceptar prácticas como la tortura u otras similares porque eso no es humano, no es civilizado, es intolerable”.

El secretario de Estado agregó que Gendarmería dispuso sumarios internos  por la divulgación del video y, en caso que deba ser materia de investigación del Ministerio Público, también se tendrá que proceder de acuerdo a la legislación vigente.

Durante esta tarde se efectuó la formalización de los cuatro internos  a quienes se les imputa el delito de tortura, tipificado en la ley 20.968 de 2016 con el agravante de que los hechos delictivos se aplicaron contra contra quienes se encuentran privados de libertad, con una pena de  “presidio mayor en su grado mínimo, esto es, que la pena inicia en 5 años y un día”, según señaló Roberto Alarcón, vocero e la Fiscalía Centro Norte.

Respecto de las investigaciones, Alarcón expuso que tan pronto fueron conocidos los antecedentes por Fiscalía, se instruyó la brigada investigadora contra los delitos de los Derechos Humanos de la Policía de Investigaciones de Chile, para que se hicieran cargo de la investigación desde el punto de vista penal, sin perjuicio de la investigación administrativa dentro de Gendarmería.