Diario y Radio U Chile

Año XII, 25 de noviembre de 2020

Escritorio MENÚ

Bolsas más, bolsas menos: el nuevo debate medioambiental sobre descontaminación

¿Empresarios versus protección del medio ambiente? Desde el gremio aseguran que se debe regular el uso de todo el plástico y no solo el de las bolsas del comercio. Ambientalistas valoran la medida, pero afirman que es solo un primer paso.

Paula Campos

  Lunes 2 de julio 2018 18:30 hrs. 
bolsa-plástico-medusa-mar-540x350



Julio 2016, un lluvioso día en Villarrica y en un supermercado de la zona, la gente salía con sus carros llenos de bolsas de papel y/o género.

Nadie pensaba en pedir una bolsa plástica, salvo alguien que no supiera que algunas comunas del país se habían sumado a la iniciativa de reducir el consumo de plástico, al menos, en las bolsas del comercio.

En caso que alguien pidiera el ya clásico envase, muy amable la cajera decía: “somos una comuna limpia, nosotros no entregamos bolsas plásticas”, pese a que afuera la contaminación producida por la leña a penas te dejara respirar.

****

En 2016 la orden fue para todas las comunas costeras. La iniciativa, incluso, fue destacada cuando la presidenta Michelle Bachelet recibión un  econocimiento medioambiental:, situación que contrastaba con las largas peleas que los ambientalistas daban por defender territorios como Petorca o el Cajón del Maipo, solo por mencionar algunos.

En el día del Medioambiente, ocurrido este 5 de junio, el presidente Sebastián Piñera anunció la prohibición de entrega de las bolsas plásticas en el comercio de todo el país. En la oportunidad, señaló: “Una bolsa plástica toma menos de un minuto en producirse, su vida útil no es más de 30 minutos y después de eso se demora 400 años en biodegradarse. Es decir, 400 años causándole daño y dolor a nuestro medio ambiente y a nuestra naturaleza”.

Perú y Ecuador han decidido seguir el ejemplo: ¿Por qué? “las consecuencias del plástico son devastadoras para nuestro planeta”, dijo en el programa Semáforo la bióloga marina de Terram, Elizabeth Soto.

Por eso, la ley iría en camino correcto. Soto agregó que “Este es un primer buen paso, pero es solamente eso”, esto porque la contaminación que hay por plástico en el mundo es “tremenda” y no solo se vincula con las bolsas.

Sin duda, el primer beneficiado con la norma son los océanos. Grandes perjudicados por el uso indiscriminado del material. A la larga, nosotros mismos porque “hoy está demostrado que nuestra agua potable tiene niveles de plástico”, esto porque la contaminación es de ríos y mares a nivel mundial. Además del que consumimos producto del plástico que comen nuestros peces, por ejemplo”, agregó la profesional.

Pese a que se conocen los daños que genera el uso indiscriminado del material presente incluso en nuestras pastas de diente y detergentes, pocos países han asumido integralmente un cambio de paradigma de consumo.

¿De qué sirve quitar las bolsas plásticas de los empaques del supermercado si las lechugas vienen en envases del mismo material? Elizabeth Soto sugiere que “eliminar el plástico o transformarlo en un plástico degradable son parte de los desafíos”, porque el material está presente en todo lo que hacemos. En ese sentido, apuesta por poner en el centro el reciclaje, algo que en Chile estamos lejos de alcanzar: “No tenemos ninguna capacidad de afrontar un proceso como este de forma correcta”, principalmente por falta de recursos para implementación, fiscalización y educación.

La molestia empresarial

“Al parecer encontraron un sector más débil, más chico, y le aplicaron una prohibición que no fue ni siquiera discutida en el parlamento con seriedad y hoy día estamos pidiéndole al TC que revise esto”. Esas fueron las declaraciones de Gastón Gómez, abogado de ASIPLA, anunciando acciones gremiales en contra de la norma.

Según indicaron, la ley sería “ilícita” toda vez que “el uso del plástico está muy generalizado y lo lógico sería una regulación seria y no una prohibición a tontas y a locas que no tiene ningún parangón en nuestra historia”.