Diario y Radio U Chile

Año XI, 17 de junio de 2019

Escritorio

Asociación de Magistrados del Poder Judicial presenta protocolo para visitas a penales femeninos

En conjunto a otras organizaciones elaboraron un documento que cuenta con 16 principios para la ejecución de visitas, los que tienen como objetivo común velar y asegurar la dignidad y el respeto de los derechos humanos de las reclusas.

Andrea Bustos C.

  Martes 24 de julio 2018 18:39 hrs. 
18 de NOVIEMBRE  de 2013/VALPARAISO
Los Jaivas que celebra 50 años de existencia dieron  un concierto en el gimnasio del Centro de Cumplimiento Penitenciario de Valparaíso a los internos del lugar, donde disfrutaron y compartieron la música de esta banda reconocida a nivel nacional como en el extranjero.
FOTO: PABLO OVALLE ISASMENDI /AGENCIAUNO

En conjunto a Gendarmería, el Instituto Nacional de Derechos Humanos, la ONG Leasur y la Universidad Central, la Asociación de Magistrados del Poder Judicial creó un “Protocolo de actuación dirigido a funcionarios del Poder Judicial, para la ejecución de visitas en centros penitenciarios de mujeres privadas de libertad”.

El objetivo de esta iniciativa es poner a disposición de los miembros del Poder Judicial que visiten los penales femeninos, un documento que contiene principios que velan por los derechos humanos y la dignidad de las internas en diversas áreas.

La iniciativa presenta en sus 16 principios diversos temas relacionados a los derechos humanos de las mujeres dentro de las cárceles, como, por ejemplo, las torturas, maltratos o denigraciones de las que puedan ser víctimas en sus periodos de reclusión. También las discriminaciones que puedan sufrir, o las condiciones de vida mínimas que se deben entregar a una mujer que está privada de libertad.

Tmbién se tomaron en cuenta aspectos referentes a la reinserción y las iniciativas que se pueden llevar a cabo al interior de los penales para fomentarla, la maternidad y las carencias que tiene una mujer para ejercerla dentro de la cárcel, y finalmente los derechos sexuales y reproductivos, destacando que se deben brindar condiciones de privacidad e higiene dentro de un penal para cumplirlos.

Javier Gallegos, de la ONG Leasur, comentó que como organización se sienten muy conformes con el resultado, por lo que pretenden su pronta masificación, pues “es un primer antecedente para otras iniciativas que apunten a mejorar las condiciones de quienes están privados de libertad”.

Por otra parte, el abogado explicó que, aunque está es una muy buena propuesta, aún queda mucho por avanzar: “Es útil, es necesario, pero el trabajo al interior de la cárcel no se agota en instrumentos como estos”.

Además, señaló que es un aporte en materia consultiva, por lo que ahora se debe evaluar su implementación y respeto por parte de los funcionarios del Poder Judicial que se relacionan con las internas.

Para la elaboración de este protocolo se tomaron en cuenta estándares internacionales sobre derechos humanos, privación de libertad y derechos de la mujer, y ahora, que ya fue presentado, será distribuido a los diferentes actores del Poder Judicial que se relacionen con las internas.