Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Canción a canción: Cómo Asesinar a Felipes repasa su primer disco

El grupo celebrará una década de su debut discográfico con una función doble en Sala Master. Como un anticipo, nos sentamos junto a sus integrantes a escuchar y comentar cada una de sus once composiciones.

Rodrigo Alarcón L.

  Jueves 26 de julio 2018 17:41 hrs. 





Dos conciertos realizará Cómo Asesinar a Felipes el próximo viernes 3 de agosto en la Sala Master de Radio Universidad de Chile, para festejar diez años desde la publicación de su primer disco homónimo (detalles acá).

En el mismo lugar donde lo lanzaron, el grupo tocará el álbum completo, grabado entonces por Koala Contreras (voces), Sebastián Muñoz (bajo), Felipe Salas (batería), Carlos Meza (DJ Spacio) y Marcos Meza (piano). En esta ocasión también estará el saxofonista y flautista Cristián Gallardo, quien se unió hace un par de años a la banda, mientras que “Gabo” Paillao ocupará el puesto de pianista.

Radio Universidad de Chile llegó a la sala de ensayo del grupo y se sentó a escuchar el álbum junto a Felipe Salas y Sebastián Muñoz. A continuación, un diálogo donde aparecieron anécdotas, influencias, trucos del productor Foex (Nicolás Carrasco) y recuerdos de una grabación hecha en cinta, un día de octubre de 2007, en los estudios Algorecords.

1. Dale


Felipe Salas: Esta es la única canción de Cómo Asesinar a Felipes en que todos los derechos de autor los tiene DJ Spacio, se lleva el 100%. En todas las demás hay un 20 por ciento para cada uno, pero acá Carlitos (Meza) tiene el 100%, así que siempre quiere tocarla, para hacerse millonario (risas).

2. Nada más, nada menos


FS: Acá hay una cuestión insuperable, que es el piano Rhodes. Los primeros tres discos los basamos en una instrumentación muy elemental: una batería con pocos elementos, bajo y piano. Con otro teclado tendría menos personalidad, pero el Rhodes lo usaba gente como Stevie Wonder o Herbie Hancock. Estábamos pegados con el jazz modal y por eso es importante el piano. Bill Evans a full, Miles Davis, Kind of blue. Por otro lado, hip hop y cosas como Radiohead. En esta canción también grabamos unos aplausos que después no nos gustaron, entonces Foex hizo unos trucos y los filtró, pero si uno pone atención, están por allá atrás.

Sebastián Muñoz: Es un tema bien de bloque. Todos hacemos lo mismo y eso se repite y se repite, darle y darle. Es la idea que teníamos de hacer hip hop. También es el único disco donde todos grabamos voces. Nos paramos frente a un micrófono, apoyamos al Koala y creo que nunca más lo hicimos.

FS: Es el tema que abre nuestra música y es una declaración de principios. “Esta música nos mata” es una frase que repetimos hasta la infinidad después. El Koala rapea sobre una métrica irregular, está en siete octavos.

SM: ¿Qué más nosotros que eso?

3. Formo parte de un engaño

SM: Le decíamos el “tema rapero”. Está en cuatro cuartos, es más cabeceador. El concepto de rap con banda se lo queríamos dar a todo, pero siempre decimos que no nos resultó mucho, porque se combinaron las ideas y salió otra cosa. En este disco nos estábamos conociendo, aparecían ideas y cambiaban al interpretarlas entre todos.

FS: Esta letra venía de otro grupo que tenía el Koala. Son pocas las letras que hizo especialmente para este disco, agarró cosas que ya tenía. Nosotros hacíamos maquetas y se las mostrábamos. En ese tiempo ensayábamos en General Bulnes, en el barrio Brasil, muy apretados en una sala enana. Ahí compusimos el disco.

4. En busca de un nuevo sueño

SM: Este fue un caballito de batalla durante muchos años y luego dejamos de tocarla. Yo creo que la gente la convirtió en eso, nos dimos cuenta que prende al público.

FS: Esta sí que necesita harto piano. Ahora hicimos una nueva versión, pero antes era muy pianística. Una cosa entretenida de esta canción es que está ese sample de “Tren al sur”.

SM: DJ Spacio dice que es el sample más exitoso en la historia de los Felipes ¡y no lo hizo él! El Felipe le preguntó por qué no lo ponía.

FS: Pero él tiene el mérito de ubicarlo justo y ponerle onda. Lo otro chistoso es que esta canción la juntábamos con otro tema. Cuando termina, justo empezaba otra canción que grabamos y quedó en las cintas, pero desapareció al digitalizarlas. Quedó perdida en el espacio tiempo.

5. Para el recuerdo de los nuestros

SM: Este es el primer tema instrumental en la historia de la banda, entonces DJ Spacio es la voz.

FS: Él metió esos samples brasileños que dicen “tristeza”. Este tema e “Influencia” lo grabamos con piano. Como tocamos todos en un living, por el micrófono del piano se metía todo y fue difícil mezclarlo. También es bien modal, estábamos pegados con una época y pianistas muy específicos del jazz. A love supreme

6. Alerta roja


FS: El otro día hicimos una votación y parece que este es nuestro tema favorito del disco.

SM: Ahora vamos a empezar a tocarlo de nuevo. Es rico, es el hip hop, el trance.

FS: En esa época había gente que creía que no eran personas tocando, sino que lo habíamos hecho cortando y pegando pedazos, sampleando. Con esta música muchas veces terminas tocando algo medio funk, porque empiezas a meter más cosas, pero acá el Seba hace dos notas durante todo el tema, por ejemplo. Es algo elemental. Al final, eso es más complicado que meterle harto dedo.

SM: Ese minimalismo ayudó a que la banda se destacara. Ese sonido rapero, tocado por músicos, no se había visto tanto. El funk siempre se ha podido rapear, pero no era lo que queríamos. Ayudó a encontrarnos también en este sonido.

7. Ya perdimos la paciencia


FS: Acá DJ Spacio se lució con la introducción. Creo que lo hizo con unos vinilos colombianos que cuentan historias medias eróticas.

SM: Acá el bajo acá es una marcha y es todo el rato igual, con la batería. Es un punch, es un poco esquizofrénica. También es un caballito de batalla, pero ahora la alargamos al tocarla y se da mejor. Es un tema que fue fácil volver a arreglar con saxo y sin piano. Gallardo queda bien en la melodía.

FS: Algo que aportaba mucho Marcos (Meza) era como una ironía que quizás fuimos perdiendo con el tiempo. Nuestra música es más densa desde Comenzará de nuevo (2012), como que conocimos el rock progresivo.

SM: Es una música más pelusona, más dirty.

8. Influencia


FS: Esta es la primera canción que hicimos. La compusimos más lenta, pero era tanta la ansiedad al grabar que la tocamos súper rápido y no nos dimos cuenta. Cuando digitalizamos todo y escuchamos el disco… ¡¿cómo pasó esto?!

SM: Quedamos locos.

FS: Cuando se formó la banda yo ya tenía algunas ideas, pero esos cortes que hacemos en el coro los inventó Koala. Él me decía: ¿por qué no paran un poquito antes? Aunque no haya estudiado música, él igual se metía. Es algo súper característico de la canción y se le ocurrieron a él. La banda ha mantenido eso, la composición colaborativa.

9. En el jardín


SM: Esta es la segunda canción que hicimos y también fue caballito de batalla por un tiempo, es como lúdica. Después la dejamos de tocar y ahora vamos a volver a hacerla. Es una de las pocas canciones donde el Koala cuenta una historia, es narrativa.

FS: Le gusta harto al público. Es como el Koala cuando chico, jugando con los bichitos, haciéndolos pelear, es media biográfica. También es una letra que venía de antes, incluso la tenía grabada. Es una canción que costó más, hubo que trabajar. Aquí también está nuestra primera aproximación a lo que hicimos en el segundo disco. Hay un motivo que repetimos al final también, muy (Claude) Debussy. Estábamos empezando a agarrarnos un poco de la música clásica, lo que hicimos en Un disparo al centro (2009). Ya estábamos parando la oreja para allá.

10. Lengua en la llaga


FS: Fue uno de los últimos temas que compusimos y fue muy bacán, porque tratábamos de sorprendernos todo el rato a nosotros mismos, a ver quién llegaba con la idea…

SM: ¡Más rara!

FS: Claro. Lo entretenido es que a uno se le ocurre una idea, te juntas con otro y él ya lo había pensado por su lado. Yo había escuchado algunas bandas de garage y pensaba que faltaba algo con más bolas. Es el tema más rockero. De hecho, le decíamos “la rockera” y quedó bien, porque grabamos en un estudio rockero, muy influenciados también por lo que hacían los Guiso. Garage, bien ruidoso.

SM: Más que rockera, es garage. Acá la distorsión del bajo tiene una intención protagonista. Es música que también nos gusta. Uno sale del hip hop para encontrar otra sonoridad.

11. Si te pillo te mato


FS: Este ha sido nuestro hit radial: lo ponían cuando daban la hora en Radio Uno. ¡Creo que es por lo que más hemos generado derechos en la radio!

SM: No ponían el tema, pero se convirtió en cortina.

FS: Es más juguetona, eso que aportaba el Marcos. Puede ser la canción más corta del grupo. Acá también está ese motivo de “En el jardín”. Cuando estábamos mezclando, escuchamos eso que hablan el Koala y el Spacio y lo dejamos. “Yo creo que puede quedar mejor”. “Yo también”, le dice el Spacio. Es chistoso.

Foto: Facebook CAF.