Diario y Radio U Chile

Año X, 24 de septiembre de 2018

Escritorio

Carlos Margotta: “El pinochetismo ya no asoma la cabeza, sino el cuerpo entero”

En entrevista con Radio y Diario de la Universidad de Chile, el abogado y presidente de la Comisión Chilena de Derechos Humanos se refirió a la ofensiva por la impunidad ejemplificada en la reciente liberación de siete condenados por crímenes de lesa humanidad.

Rodrigo Fuentes

  Martes 7 de agosto 2018 18:08 hrs. 
238043_400

El presidente de la Comisión Chilena de Derechos Humanos, Carlos Margotta, manifestó su preocupación por la reciente decisión de la Segunda Sala Penal de la Corte Suprema que otorgó la libertad condicional a siete condenados por violaciones a los derechos humanos durante la dictadura cívico –militar.

El jurista precisó que, a pesar de la intranquilidad, no se encuentra sorprendido por las determinaciones emanadas desde el Poder Judicial y por el propio Ejecutivo, previamente.

En entrevista con Radio y Diario de la Universidad de Chile, Carlos Margotta indicó que desde hace un tiempo se están dando señales que se interpretan como una ofensiva por la impunidad. Partiendo aseveró, por el retiro por parte del gobierno del proyecto de ley que beneficiaba a familiares y víctimas de prisión política y tortura.

“Aquí hay un pinochetismo que no solamente ha asomado la cabeza, sino que también el cuerpo entero y yo diría que el representante emblemático es José Antonio Kast. Pero también el gobierno ha demostrado desde el primer día un total descompromiso en materia de derechos humanos, cuya primera medida fue precisamente retirar un proyecto que iba en beneficios de las víctimas y luego ha decretado indultos a favor de criminales de lesa humanidad”, afirmó.

El presidente de la Comisión Chilena de Derechos Humanos, Carlos Margotta, agregó que el problema de los Tribunales recae en la forma de designar a los ministros de la Corte Suprema, dependiente de las decisiones del gobierno imperante y no al conjunto de la sociedad chilena.
Precisó que Chile está bajo una Corte Suprema “binominalizada”, por eso indicó que la única solución posible es cambiar la Constitución.

Para Margotta, la gravedad en la decisión de la Segunda Sala es que desconoce la resolución de la Comisión de Libertad Condicional, que señaló, no eran merecedores de beneficios.

El jurista agregó que estas resoluciones atentan gravemente contra principios y normas expresas sobre derechos humanos, de carácter internacional, que son obligatorias para el Estado chileno y que lo sitúa en una situación muy delicada en el ámbito internacional.

“El otro efecto nocivo de esta sentencia, no es solo que constituye es una afrenta a los familiares, a la memoria de las víctimas, al anhelo mayoritario de la sociedad chilena, sino que también un insulto a la comunidad internacional. Durante 17 años el Estado de Chile fue un paria dentro de la comunidad extranjera, porque representaba prácticamente la barbarie. Es muy preocupante porque tiene efectos internos de retroceso en la materia, y hoy día, los Derechos Humanos son cada vez más un elemento que consideran incluso los estados al momento de comerciar con otros”, subrayó.

Carlos Margotta, recalcó que Chile está suscrito a una serie de acuerdos, convenciones internacionales, que los distintos poderes del país están obligados a acatar las obligaciones en materia de Derechos Humanos.

El presidente de la Comisión Chilena de Derechos Humanos se refirió además a la posible acusación constitucional contra los ministros integrantes de la Segunda Sala de la Corte Suprema, quienes votaron a favor de la liberación de condenados por crímenes de lesa humanidad.

“Nosotros esperamos que haya una respuesta positiva, pero nos parece insuficiente la respuesta del Partido Socialista de recurrir a la Comisión Interamericana, para que le pida información al Estado de Chile respecto a lo ocurrido en particular a esta sentencia. Constatamos que ese tramité podría ser muy extenso, al menos tendríamos que estar un año y medio esperando las acciones de la comisión, y mientras tanto, probablemente ya tendríamos desocupado Punta Peuco”, dijo.

Respecto de las acciones anunciadas por abogados, tendientes buscar beneficios para una de las figuras más crueles e inescrupulosas de la dictadura, el coronel en retiro Miguel Krassnoff, el jurista Carlos Margotta, indicó que esto sería como la expresión máxima del deterioro del Poder Judicial.

“Sería como se dice la guinda de la torta. Nosotros esperamos que el mero anuncio de la acusación constitucional y la constatación por parte de la Corte Suprema de lo que ha producido socialmente como respuesta, muy inmediata, muy firme, hagan repensar y, por lo tanto, pongan freno y término a esta afrenta a las víctimas, familiares y al conjunto de la sociedad chilena”, argumentó.

Destacar finalmente que Raúl Meza, abogado de ex brigadier del Ejército, condenado a más de 400 años de cárcel, decidió suspender por ahora la interposición de un recurso de amparo en favor de Miguel Krassnoff. Esto según el jurista defensor de violadores a los Derechos Humanos, se produce después de analizar las reacciones de la ciudadanía luego de la liberación de siete condenados, y en particular por las acusaciones constitucionales anunciadas por parlamentarios de oposición.