Diario y Radio U Chile

Año X, 18 de octubre de 2018

Escritorio

Economista Julián Alcayaga: “Desde el 2010 los gobiernos quieren privatizar Codelco”

La derogación de la Ley Reservada del Cobre ha despertado todo tipo de reacciones. Mientras algunos la miran con buenos ojos, el economista experto en Codelco cree que la medida es parte de un plan de los gobiernos instalados desde 2010 para intentar, primero, debilitarla y, luego, privatizarla. "Nadie va a querer comprar Codelco teniendo que pagar 10 por ciento de sus ventas a las Fuerzas Armadas", sostiene Alcayaga.

Diario Uchile

  Martes 7 de agosto 2018 19:42 hrs. 
1422615257_codelco2au1440

Este lunes, el Presidente Sebastián Piñera firmó, entre otras indicaciones, la derogación de la Ley Reservada del Cobre para que esta misma semana sea ingresada al Congreso. Le ley que obliga a la minera estatal Codelco a entregar el 10 por ciento de sus ventas para la adquisición de armamentos de las Fuerzas Armadas, será modificada para que ese porcentaje sea entregado directamente al fisco por 12 años, lo que se incorporaría al Fondo de Estabilidad Económica y Social.

Mientras algunos ven la medida con buenos ojos, hay quienes no confían en las buenas intenciones de un gobierno con orientación neoliberal. El economista Julián Alcayaga, experto en temas relacionados a la minera nacional, pertenece a esta última tendencia. Según señala, la derogación de la Ley Reservada es parte de un plan que los gobiernos, desde 2010, han intentado impulsar para debilitar a la cuprífera y terminar privatizándola.

¿Lo hemos escuchado muchas veces manifestado la necesidad de que esta ley se acabe. Ahora el gobierno ha hecho un anuncio, ¿cómo lo recibe?

Lo encuentro absolutamente lamentable, porque es una decisión que las transaccionales mineras que han perseguido desde hace mucho años: la privatización de Codelco. Lo que impedía hasta la fecha la privatización era precisamente este 10 por ciento de las ventas de Codelco que se tienen que destinar al armamento de las Fuerzas Armadas. Ahora, este gobierno encuentra el campo abierto para derogar esta ley, no siendo en absoluto necesario.

¿Por qué dice usted que el trasfondo es abrir paso a la privatización de Codelco?

Lo voy a responder con una afirmación de Ricardo Lagos cuando era candidato a Presidente y  dijo frente a inversionistas en Estados Unidos: la privatización de Codelco no puede ser posible porque existía ese 10 por ciento de las ventas de Codelco. Nadie va a querer comprar Codelco teniendo que pagar 10 por ciento de sus ventas a las Fuerzas Armadas, por tanto, lo primero que había que hacer era derogar esa ley para abrir Codelco a la inversión extranjera. Ha habido hartos proyectos de ley para derogar la ley reservada pero nunca han encontrado el apoyo necesario en el Congreso. Al parecer ahora contarían con el apoyo de la ex Nueva Mayoría…

Hay un elemento que seguramente está en el sedimento de lo que estamos conversando. Hemos asistido hace algunos años al retroceso de Codelco, a su deterioro institucional, a su menor presencia en el porcentaje nacional de extracción de cobre. Uno podría pensar que es mala gestión involuntaria, o quizás casualidad. ¿Hay algo más que explique que el Codelco del año 2018 no sea el de 1993 o 1994?

Codelco es dirigido por las transnacionales mineras, es sabido. Desde 2010, con el primer gobierno de Piñera, se designó a Diego Hernández como presidente ejecutivo de Codelco, después a Thomas Keller, y después, con Michelle Bachelet, nombraron a Nelson Pizarro, que es otro ejecutivo de las transnacionales mineras. Desde 2010 Codelco ha comenzado a perder dinero. Miles de millones de dolares en su facturación.

¿Usted dice que el propósito de esos tres ejecutivos fue debilitar Codelco?

No tengo ninguna duda al respecto. Lo dije en abril de 2010: aquí llega un ejecutivo para destruir financiera y económicamente a Codelco. Ese es el objetivo de las transnacionales mineras. Para conseguir el objetivo de privatizar, primero, hay que destruir Codelco, para que los chilenos pensemos que Codelco ya no sirve. Entonces vamos a pensar que vale más privatizarlo que mantenerlo en ese estado de pérdida. Por eso han conseguido durante todos estos años que Codelco haya perdido mucho dinero en su facturación y que las pérdidas hayan aumentado y llegado al extremo de que Nelson Pizarro se atrevió a decir que no había ni un puto peso en Codelco. Ese puto peso que no hay es porque él ha contribuido, junto a otros ejecutivos de transnacionales mineras que hoy dirigen la empresa.

¿Esa acción deliberada de los ejecutivos de Coldelco fue a contracorriente de la voluntad de quienes los pusieron en ese cargo o también tenían ese propósito?

El Presidente de la República no nombra al presidente ejecutivo de Coldeco, lo nombra el directorio. El gobierno tiene incidencia pero el directorio, ¿por quiénes está compuesto? Tres miembros los nombra el Presidente de la República, tres otros son elegidos por Alta Dirección Pública, y para postular ahí hay que haber trabajado en empresas mineras, por lo tanto solo pueden entrar ejecutivos de empresas mineras. Piñera, naturalmente, nombró a tres personas que eran proclives a la inversión extranjera en minería y que eran partidarios de las transnancionales mineras. Por lo tanto, el directorio quedó compuesto de tal manera que ellos nombraron al Presidente ejecutivo -Diego Hernández-, y Diego Hernández nombró  a una cantidad de vicepresidentes que venían todos de las transnacionales mineras y que habían trabajado con él en Anglo American.

 Si su tesis es cierta Codelco está hace 10 años en manos de las transnacionales…

El dominio de Codelco es nuestro, de todos los chilenos, pero está administrado por las transnacionales mineras. Pero a pesar de eso, de lo mal que ha estado Codelco en su gestión y administración y sus utilidades, aporta excedentes muy superiores a las empresas mineras extranjeras. El 2015, Codelco aportó US$1.075 millones y las empresas mineras aportaron US$562 millones. En 2014 US$3.033 millones Codelco, US$1.698 millones las diez mayores mineras. Esa es la diferencia que existe, y eso que Codelco produce menos de la mitad de lo que producen las empresas mineras. A pesar de todo eso, Codelco sigue siendo mejor que el conjunto de las empresas mineras. Eso es lo que no tiene en cuenta este gobierno, que ha perseguido desde 2010 privatizar Codelco, lo va a conseguir con el apoyo de la ex Nueva Mayoría en el Congreso. Espero que el Frente Amplio vote en contra de esta ley por último para hacer un saludo a la bandera.

¿Qué llamado le haría usted a la deliberación parlamentaria respecto de esto?

Que no apoyen este proyecto de ley, porque no es necesario derogar el 10 por ciento de las ventas de Codelco. Legislar para que en el Congreso se pueda discutir cómo se va a repartir el dinero de Codelco que va a las FF.AA. se puede hacer modificando la ley, pero dejando siempre un 10 por ciento de las ventas a las FF.AA. En la actualidad la ley tiene un piso, pero no tiene un techo, y efectivamente Codelco ha aportado tanto dinero desde 2006 a las FF.AA. por el alto precio del cobre -más de U$1.000 millones en promedio anual- que si se le hubiera puesto un techo, todo el dinero que sobraría de ese techo pasaría al presupuesto nacional. O sea, aumentaría el presupuesto nacional. Pero con el proyecto de Piñera le van a quitar al presupuesto de vivienda, de obras públicas, de educación para financiar las fuerzas armadas, mientras que ahora la compra de armamento se financia con ese 10 por ciento. Desapareciendo eso vamos a tener que sacar plata de otro lado para financiar las FF.AA.

Hemos ido perdiendo el control sobre el cobre casi sin darnos cuenta…

Exactamente. Ese problema también lo tenemos ahora en el litio. Tiene un futuro extraordinario y se lo estamos entregando a empresas extranjeras. La dictadura reservó el litio para el Estado. Solo el Estado lo podía explotar, sin embargo estos gobiernos democráticos están entregando el litio a empresas extranjeras. Es contraproducente que Pinochet sea más nacionalista y más patriota que otros gobiernos democráticos.