Diario y Radio U Chile

Año X, 14 de diciembre de 2018

Escritorio

INDH rechaza libertades condicionales de reos de Punta Peuco

Desde el Instituto Nacional de Derechos Humanos insistió en la importancia de hacer valer los requisitos que pide el derecho internacional en este tipo de casos.

Diario Uchile

  Martes 7 de agosto 2018 10:49 hrs. 
punta-peuco

A través de un comunicado de prensa, el Instituto Nacional de Derechos Humanos expresó su opinión con relación a las últimas sentencias de la Excelentísima Corte Suprema sobre las libertades condicionales otorgadas a siete condenados por delitos de lesa humanidad.

Al respecto, declaran que comprenden y comparten “el dolor que ha producido en las víctimas y familiares que durante décadas han buscado la verdad y la justicia respecto a las graves, masivas y sistemáticas violaciones a los derechos humanos ocurridas en nuestro país”.

Si bien destacan que toda persona tiene derecho a acceder a los beneficios carcelarios garantizados en el Derecho Internacional de los Derechos Humanos, recuerdan que es necesario que se cumpla con una serie de requisitos para su obtención, siendo “deber de los poderes colegisladores regular adecuadamente”.

“Entre estos requisitos, el INDH ha afirmado que debe considerarse la especial gravedad del delito; haber escuchado a las víctimas o sus familiares; también que el condenado haya expresado su voluntad de cooperar con la investigación, y que la conducta del condenado durante su detención revele un auténtico arrepentimiento y en ningún caso conlleven impunidad”.

Al finalizar, el “INDH insta a todos los poderes del Estado y, en particular, a los órganos colegisladores a que se aborde y regule las libertades condicionales y las rebajas de condena conforme a los principios del Derecho Internacional de los Derechos Humanos vigente, diferenciando entre delitos comunes y las violaciones a los derechos humanos. Lo anterior no solo se vincula con la obligación de brindar justicia y reparación a las víctimas sino también con el cumplimiento de la garantía de no repetición de estos graves delitos”.