Diario y Radio U Chile

Año XII, 28 de septiembre de 2020

Escritorio MENÚ

Benito Baranda: el principal desafío social de Chile hoy es dar un trato digno a los migrantes

El psicólogo y director de América Solidaria se refirió a la dignidad humana y los desafíos actuales que supone para nuestra sociedad. En ese sentido, la psicología comunitaria podría ser el eje de la construcción de soluciones en temas como migración.

Silvia Yermani

  Jueves 16 de agosto 2018 7:51 hrs. 
benito baranda





Lo más importante para Benito Baranda es la dignidad humana y “la psicología comunitaria ha sido pionera en esto”, señala el reconocido psicólogo comunitario, actualmente Director  de la Fundación América Solidaria.

El ex director del Hogar de Cristo, será uno de los más destacados  expositores chilenos con que contará la  Séptima Conferencia Internacional de Psicología Comunitaria que se realizará por primera vez en Chile los días 5, 6 y 7 de octubre.

Para Benito Baranda, la psicología comunitaria tiene hoy una tarea prioritaria en el desarrollo humano, porque permite a las personas vincularse de manera integral como los miembros de una comunidad. Hace hincapié en la importancia que tienen las relaciones humanas, el valor de los lazos y la relación con el otro.

“En nuestro país  esa tendencia se  deterioró en el periodo de dictadura y  las relaciones comunitarias fueron vistas como una amenaza”, enfatiza el  investigador social.  A su juicio  el  gran desafío  actual es salir del esquema individualista que nos dejó la dictadura, ese que lleva a desconfiar del otro, a sentirlo como una amenaza y a excluir  a quienes son más pobres.  En tal sentido, una evidencia de  ello- afirma-  son las políticas habitaciones que han  imperado en los últimos años en nuestros país  y que han  creado estilos de vida tan segregadas con la creación de  viviendas en la periferia para los sectores más desposeídos, ahondando con ello la  desintegración social.

Para Benito Baranda un psicólogo comunitario  está llamado a ser un aporte con su labor, algo que lo distinga y cuyas investigaciones  impacte en las políticas públicas, en los programas sociales y en definitiva en el bienestar de las  personas: “Somos esencialmente seres que para vivir  necesitamos de la cooperación de un núcleo barrial,  de un núcleo de salud,  de un lugar donde estudiar, es decir, no podemos sostenernos solos y sin  cooperación no hay posibilidades concretas de desarrollo para el ser humano, por eso el trabajo comunitario es nuestra gran misión”.

Para el director de la Fundación América Solidaria el gran tema de la exclusión social está asociada a la disponibilidad de los recursos de cada persona. “Te excluyo si eres pobre y no lo hago si dispones de recursos económicos”

Sin embargo,  explica que cuando un profesional de la psicología comunitaria trabaja en torno a la superación de la pobreza, éste pone el foco en varias dimensiones, no sólo  en el ingreso del individuo, sino a su acceso a vivienda, salud, educación, seguridad, trabajo y previsión social: “Como psicólogos sociales debemos enfrentar de manera articulada estas cinco dimensiones que puedan ofrecer bienestar e integridad a las personas y ese es nuestro gran desafío, pues se trata de una mirada a escala humana, en dónde  no solo interesa tener, sino además ser, hacer  y estar”, recalca.

Benito Baranda valora el trabajo de los psicólogos comunitarios por su acción directa con la gente: “ Son profesionales, hombres y mujeres, que reconocen ante todo la dignidad humana, además trabajan con seres en condición  de vulnerabilidad, ya sea en salud mental, en educación, en trabajo o en vivienda,  los cuales participan en el diagnóstico y resolución de sus problemas, aspecto altamente negado en otros esquemas, donde no han tenido participación  y se les imponen soluciones sin haber participado ni contribuido activamente en el proceso.”

Otro de los grandes retos existentes, según señala Baranda, es que muchas personas, al ir superando la exclusión, tienden a excluir a otros y a querer dar vuelta la tortilla. Entonces llegan al punto de sufrir una gran contradicción, porque someten a otros a vivir lo que ellos han vivido. Por ello, este es un proceso lento que no se resuelve de manera inmediata. Recalca que los psicólogos comunitarios deben promover la capacidad de las personas a contactarse consigo mismas y con el resto de manera adecuada digna e igualitaria, eso a través de sus técnicas, investigaciones y estudios que ponen al servicio de los demás.

Las migraciones, el problema social más duro hoy en Chile

El problema social más urgente que tiene Chile hoy es la migración y la inclusión de las personas que han buscado aquí un lugar digno donde vivir: “El desafío más duro que enfrentamos es, por lejos la migración. No hay otro más grande” asevera Baranda.

Explica que así como se  movilizó el capital y las inversiones económicas, así también se produjo la movilidad humana. Sin embargo, para el director de América Solidaria, lo que trae este fenómeno es la necesidad de contar con profesionales de la psicología  competentes, para asegurar que las personas sean tratadas dignamente, que tengan redes  y se hagan partícipes en los territorios donde llegan y no sean maltratados ni mirados como seres inferiores.

Para el investigador social en Chile no hay suficientes  profesionales de la psicología comunitaria trabajando en este ámbito y  este es un desafío  muy fuerte que actualmente enfrentan: “Tenemos el desafío de ofrecerles condiciones dignas tanto laborales como habitaciones, lo que hoy no  ocurre y en eso hay que trabajar duro”. A su juicio es impresionante lo clasista y xenófobos que  somos los chilenos, incapaces  aun– dice-  de  reconocemos como indígenas.

 La 7° Conferencia será experiencia excepcional

Benito Baranda se muestra entusiasta al comentar lo que significará  la Séptima Conferencia Internacional de Psicología Comunitaria que se realizará por primera vez en nuestro país, entre los días 5 y 7 de octubre de este año. Afirma que será una gran instancia para ahondar en temáticas como las migraciones, viviendas  e inclusión de personas en condición de pobreza.

“Tendremos expositores de primer nivel que nos vendrán a  mostrar su investigaciones, especialmente de Europa donde ya se ha acuñado el término de Aporofobia o el desprecio por el que es pobre o el extranjero que llega en condición de pobreza”

Considera que  será una experiencia  excepcional en la que investigadores sociales de diferentes lugares del mundo compartirán sus programas  comunitarios que han sido un éxito, especialmente en nuestro continente: