Diario y Radio U Chile

Año XI, 21 de septiembre de 2019

Escritorio

En el sur de Chile nadie quiere a la embarcación Seikogen

Pescadores rechazaron la llegada a Puerto Montt del barco que contiene miles de salmones descompuestos. Para Juan Carlos Viveros, vocero del Movimiento Defendamos Chiloé, la embarcación se ha transformado en el invitado más indeseable del sur de Chile.

Rodrigo Fuentes

  Jueves 16 de agosto 2018 18:45 hrs. 
DOOoTlrXUAAskhu

Por determinación de la Autoridad Marítima de Puerto Montt, el Wellboat “Seikongen” dejó Ancud para recalar ahora en la capital de la Región de Los Lagos.

Se trata del barco que se hundió en la bahía de Chonchi, hace aproximadamente un año, cuando llevaba más de 200 toneladas de salmones y 67 mil litros de petróleo. Los que hasta el día de hoy permanecen descompuestos en las bodegas de la embarcación, representando un peligro para el ecosistema de la zona.

Las maniobras se iniciaron el pasado martes, para trasladar el “Seikongen” desde la bahía de Pilpilehue hasta el puerto de Talcahuano, en la región del Biobío, sin embargo, fue impedida su llegada a las costas de la ciudad, luego de que el alcalde Henry Campos interpusiera un recurso de protección para evitar la recalada del Wellboat.

En el sur de Chile nadie quiere este barco, luego que autoridades en la región de Los Lagos declararan que los residuos químicos y biológicos del Seikongen se quedarían en la zona.

Para el vocero del Movimiento Ciudadano “Defendamos Chiloé”, Juan Carlos Viveros, existe desconfianza en los representantes del gobierno y organismos fiscalizadores, ya que se tiene la mala experiencia del 2016, cuando se vertieron miles de toneladas de salmón descompuesto en las costas de la isla sin ningún control, provocando una crisis en el ecosistema y en trabajo de los pescadores artesanas de la zona.

“Lo que pasa es que la ciudadanía tiene una tremenda desconfianza con las instituciones públicas. Ese barquito en estos momentos está bajo el cuidado de Sernapesca y la Armada, que son dos entidades que en el llamado Supremazo reciente se determinó que incumplieron la ley, en el pasado vertimiento de miles de toneladas de salmones descompuestos en las costas de la bahía de Ancud. Entonces, el punto aquí es que no se quiere porque existe un peligro, una duda o especulación, existe una certeza, seguridad de que los organismos públicos de Chile no cumplieron con la ley que gatillaron una crisis enorme en la isla, por eso se piensa que hora tampoco están actuando como corresponde”, afirmó.

Según expertos, lo más peligroso del contenido de la embarcación es la emanación de ácido sulfhídrico que en grandes cantidades no es perceptible, provocando desmayo y muerte casi inmediata.

Recordemos que, preliminarmente, una serie de manifestaciones ciudadanas se han realizado en la isla de Chiloé, debido a la permanencia del barco Seikongen en la zona.

Además, el municipio de Concepción y vecinos de sectores rurales de la comuna, se sumaron a las acciones legales ya presentadas por otros alcaldes, para frenar cualquier posibilidad de que los desechos de salmón de la embarcación lleguen a la zona y sean depositados en el vertedero de Copiulemu.