Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 4 de diciembre de 2021

Escritorio MENÚ

Lorena Pizarro por muerte de Andrés Aylwin: “Ha partido un grande de Chile”

En su búsqueda de justicia por las violaciones a los derechos humanos, Andrés Aylwin fue muy cercano a la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos, donde destacó por brindar apoyo constante y no bajar los brazos en la lucha a pesar de que ello le significó más de una crítica.

Andrea Bustos C.

  Lunes 20 de agosto 2018 15:37 hrs. 
Lorena-Pizarro 2


Lorena Pizarro era solo una niña cuando conoció al abogado Andrés Aylwin. Fue el año 1976 cuando se lo presentó su mamá en una audiencia en tribunales, donde él defendía la causa de su padre, quien había sido detenido y había desaparecido.

En ese primer recuerdo destaca el compromiso que Lorena notó en el abogado, que sin ningún interés más que la justicia, ayudaba a muchos familiares que, como su madre, buscaban a alguien que la dictadura militar les había quitado.

En conversación con Radio Universidad de Chile, la actual presidenta de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos recordó el apoyo y el compromiso que Andrés Aylwin tuvo con la organización y con muchas causas sobre derechos humanos, a pesar de que ello le costara críticas de su sector, oposición a su hermano, el entonces presidente Patricio Aylwin, y también una constante soledad.

Lorena Pizarro aseguró que la muerte del ex diputado significa una gran pérdida para nuestro país: “Parte un grande de Chile, ojalá que muchas nuevas generaciones lo hubieran conociendo actuando. Él siempre que pudo estuvo con su palabra, con su firma, con su declaración, cuando durante años se quiso relativizar el genocidio él nunca tuvo una palabra equívoca”.

Además, señaló que Andrés Aylwin siempre estuvo en el lugar que su conciencia le indicó, cumpliendo una conducta activa en la defensa de la vida, y estando del lado de la verdad y la justicia.

La presidente de la Agrupación de Familiares de Detenidos Desaparecidos señaló que, si bien su origen y su afinidad política podían dificultar su apoyo a este tipo de organizaciones, el abogado fue muy valiente en hacer honor a sus principios y continuar con la demanda de justicia incluso hasta poco tiempo antes de que se deteriorara su salud. “Nunca en la agrupación mientras él estuvo activo en la política estuvo sola, siempre fue un aliado”, destacó Pizarro.

Además, señaló que él siempre fue muy respetuoso con su círculo, en especial con su hermano Patricio aun cuando tenía que oponerse. En la misma línea, indicó que durante su período como de diputado entre 1990 y 1998 “debió ser ese Pepe grillo al que no consideraban y solo no le faltaban el respeto por su trayectoria”.

Lorena Pizarro también recordó la soledad que provocó para el abogado la lucha de sus principios: “Estuvo solo, arriesgo su vida, fue cuestionado por sus cercanos. Ahora todos desde la UDI para acá van a decir que es bueno, pero en su momento pensaban que ojalá estuviera callado en esos momentos en que él levantaba la voz”, señaló.