Diario y Radio U Chile

Año XI, 19 de octubre de 2019

Escritorio

Salmoneras y ley de Pesca: los factores que asfixian a pescadores artesanales

El desarrollo de la industria salmonera en las aguas de Puerto Montt hacia el sur no solo está generando estragos en el ecosistema marino, sino que también están haciendo desaparecer la pesca artesanal, pues utilizan los pejerreyes y sardinas como insumos para el alimento de las jaulas de cultivo, lo que deja sin recursos a los pescadores artesanales.

Francisco Velásquez

  Miércoles 12 de septiembre 2018 17:52 hrs. 
salmones2

Las salmoneras se han transformado en un foco de conflicto socio ambiental para las zonas de Puerto Montt al sur. Los más evidente han sido los escapes masivos de salmones que han impactado en la fauna marina en aguas interiores de la región.

 Marine Harvest, empresa de capitales noruegos, tiene el cincuenta por ciento de las concesiones salmoneras en Chile y es la segunda empresa más grande en cuanto a producción. Está presente en   Noruega, Escocia, Canadá y Estados Unidos, y nuestro país le reporta el 26 por ciento del total de las ganancias. El sur de nuestro territorio se ha transformado en su mayor laboratorio, donde privilegian la maximización del volumen de producción con un mínimo de control, de restricciones ambientales, sanitarias y laborales.

Esta industria fue protagonista del escape de 900 mil salmones del Centro de Engorda, ubicado en el sector de Punta Redonda en la comuna de Calbuco, región de Los Lagos. El gobierno exigió a la compañía recuperar el 10 por ciento de los ejemplares escapados para que este evento no fuera considerado como daño ambiental, ya que de ser así, la industria corría el riesgo de perder su concesión.

Durante esta semana pescadores artesanales han denunciado que la transnacional habría pagado 400 mil pesos a los pescadores para que estos firmaran un documento notarial donde declaraban haber capturado cuatro toneladas, de las cuales la mitad la habrían comercializado en el mercado nacional y la otra la habrían entregado a la compañía.

Marine Harvest habría recuperado el 5,5 por ciento de los peces que escaparon, muy lejos de completar la cuota mínima de recuperación. La multa podría ascender a las tres mil unidades tributarias mensuales y, en teoría,  corre el riesgo de perder la concesión del centro de cultivo de Punta Redonda.

Para Manfred Barría, presidente de la Federación de Sindicatos de la pesca artesanal, esta sanción no será aplicada de ninguna manera. El representante de los pescadores explicó que el daño que estaría generando la industria salmonera es profundo,  pues afecta la vida silvestre de las aguas de los fiordos de Chile. “ La especie de los salmones es muy dañina, porque se come a los pejerreyes y las sardinas , lo que deja a los pescadores sin carnadas para salir a pescar la merluza”.

Por lo mismo, el pescador afirmó que “en la Comisión de Pesca de la Cámara de Diputados han planteado que se fije una talla mínima para la sardina, porque hoy las salmoneras pescan desde que nacen hasta su adultez para preparar harina de pescado y dárselo como alimento a los salmones en cautiverio”.

El que estas dos especies de peces pequeños estén muriendo producto de la depredación de los salmones genera que “los lobos marinos hoy se estén subiendo a las embarcaciones y que tengamos que entregarles buena parte de nuestra pesca. Además, corremos peligro dentro del mar, porque los lobos marinos nos atacan en manadas de treinta”, explicó Barría.

Incluso, el representante de los pescadores denunció que “desde 2014 a la fecha han habido otros tres escapes de salmones, lo que suma cerca de dos millones de salmones vertidos a aguas del sur, lo que no habría sido informado a Sernapesca”.

Ley de pesca, la desaparición silenciosa de los pescadores artesanales

Uno de los reclamos constantes entre los pescadores artesanales es la cuota de merluza que pueden pescar durante el año. José Alvarado es pescador de Hualaihue y presidente de la Federación de Pescadores de la zona, y explicó que luego de la escapada de salmones de Marine Harvest se pudieron sacar cerca de 200 toneladas de merluza, ya que los lobos marinos se estaban alimentando del producto noruego.

Sin embargo, tiene temor que para la próxima temporada no haya la suficiente reproducción en pejerreyes, sardinas y robalo, lo que podría perjudicar la pesca de la merluza en el territorio.

Por lo mismo, esta federación presentó tres demandas en el Tribunal Ambiental de Valdivia por el daño que está generando a la pesca artesanal en Hualaihue la salmonera Marine Harvest.

“En nuestra sección pesquera tenemos una relación sesenta cuarenta respecto a la concesión de pesca industrial, sin embargo, el problema es que a la industria hoy se le permite comprar cuotas de pesca artesanal, por lo mismo, quienes hoy no ejercen en la pesca venden sus cuotas y la industria gana el mercado”, aseguró el representante de los pescadores de Hualaihue.

Incluso, el representante de los pescadores de Hualaihué planteó que “como sector estamos desapareciendo, porque desde que partió la ley de pesca se hizo un registro que, por ejemplo, en Hualaihué es de 650 naves y solo esas quedaron, o sea, si mi hijo quisiera seguir con esto no podría, ya que hace 20 años que nadie más puede entrar al sistema. De nuestra gente hay mucha que está enferma, porque cuando cumples 65 años el medico no te considera apto para seguir ejerciendo la pesca, al no ingresar nuevas personas, la industria tiene más posibilidades de quedarse con lo que nos corresponde a los artesanales”.

El dirigente señaló que la modificación de los registros para el ingreso de  nuevos pescadores “solo depende del subsecretario de pesca, a quien le hemos pedido que haga los cambios necesarios, pero no ha accedido a nuestras solicitudes. Eso ha llevado que quienes ejercen el oficio – y que por lo general, son hijos y nietos de pescadores- lo hacen de manera ilegal”: