Diario y Radio U Chile

Año X, 24 de septiembre de 2018

Escritorio

Tomás Hirsch por fracaso de acusación constitucional: “La DC debe una explicación al país”

En entrevista con nuestro director, Patricio López, el diputado frenteamplista criticó la votación de nueve parlamentarios democratacristianos que se opusieron a la acusación constitucional contra tres ministros de la Corte Suprema. Al respecto, reprochó la condición de “bisagra” que tiene la falange en cuanto a su relación con la oposición y el Gobierno.

Camilo Villa J.

  Viernes 14 de septiembre 2018 15:34 hrs. 
foto Hirsch

Nueve votos de diferencia fueron los que sellaron la muerte definitiva de la acusación constitucional contra tres ministros de la Corte Suprema por dejar en libertad a siete criminales de lesa humanidad.

64 votos a favor y 73 en contra fue la votación final, resultado que, sin embargo, pudo tener otro destino si once parlamentarios de oposición no hubiesen optado por abortar la iniciativa: nueve diputados de la Democracia Cristiana y dos del Partido Radical.

En entrevista con Radio Universidad de Chile, el diputado humanista Tomás Hirsch, quien fuera uno de los diez legisladores que firmó la acusación, sostuvo que la votación de gran parte de los parlamentarios DC es incomprensible, y deben darle una explicación a Chile tomando en cuenta la demanda que ellos tienen de justicia por el asesinato del ex presidente falangista, Eduardo Frei Montalva.

“Es la Democracia Cristiana y sus diputados los que tienen que dar una explicación al país, y una explicación a la altura de los tiempos. Cómo pueden estar pidiendo justicia, investigación seria y verdad respecto del asesinato de Eduardo Frei Montalva, y votar en contra de la acusación constitucional”.

Al respecto, calificó de lamentable la votación de la mayoría de los democratacristianos, y sugirió que el actuar de estos parlamentarios levanta serias sospechas sobre sus compromisos.

“Tengo que decirlo claramente: es muy lamentable la actitud de la Democracia Cristiana y el Partido Radical. Es muy lamentable y es muy grave, pues uno se pregunta ¿qué se esconde detrás de eso?”

Y fue el propio Hirsch quien se atrevió a esbozar una respuesta, indicando que la falange operó de tal manera para presumir que ellos pueden manejar las cosas, y sus votos son fundamentales tanto para Gobierno como para oposición.

“Ellos hacen un cálculo político que me parece bastante impresentable. Yo creo que ellos calcularon que pueden ser la bisagra, entonces le dicen al resto de la oposición ‘estamos con ustedes’, pero también le muestran al Gobierno ‘miren, nosotros tenemos la capacidad de salvarlos, nosotros podemos mover las cosas”.

En ese sentido, el ex candidato presidencial criticó que los intereses políticos estén por sobre una necesidad nacional, como es el lograr justicia y el acabar con la impunidad.

Por lo mismo, emplazó a los políticos y autoridades a definirse y explicar sus comportamientos, sobre todo “cuando uno ve que se juntan unos con otros, cuando uno ve al presidente de la Corte Suprema haciendo lobby con el Presidente de la República, cuando uno ve a ministros de Gobierno amenazando, cuando uno ve al diputado socialista Marcelo Díaz que incomprensiblemente se va de vacaciones el mismo día de la votación cuando todos sabemos que es un día trascendental para los derechos humanos”.

Más allá de los actos personales que cada diputado pueda realizar, el representante del Frente Amplio se lamentó de lo difícil que es en nuestro país lograr justicia.

“Acá el tema de fondo es que, en Chile, después de 45 años, pucha que es difícil terminar con la impunidad, pucha que es difícil que haya verdad y justicia”.

Los nueve diputados democratacristianos que votaron en contra de la acusación constitucional fueron Jorge Sabag, Daniel Verdessi, Johana Pérez, José Miguel Ortiz, Manuel José Matta, Gabriel Silber, Iván Flores. Matías Walker y Miguel Ángel.

Mientras tanto, los radicales que siguieron a sus pares de la DC fueron Fernando Meza y José Pérez.

Las diferencias en el Frente Amplio

El diputado humanista también se refirió a los conflictos internos que el Frente Amplio ha debido enfrentar las últimas semanas. Al respecto sostuvo que, evidentemente, hay diferencias, las cuales son normales tomando en cuenta las distintas vertientes que se agrupan en el conglomerado.

Sin embargo, sostuvo que, pese a lo que publican los medios, la coalición de oposición tiene buenas relaciones entre sus integrantes, pues pese a las distintas corrientes, se ha logrado converger en un proyecto común “que tiene que ver con una mirada de país”.

El parlamentario recordó cuando el Partido Humanista integró la Concertación y el Juntos Podemos, afirmando que eran tantos los roces que se hizo insostenible la participación de la mayoría de las colectividades, incluyendo a la propia tienda humanista, sin embargo, en el Frente Amplio –aseguró- esto no pasa, y por eso han podido sostenerse en el tiempo y consolidarse como una tercera fuerza política.

Sobre los roces que ha habido por el tema de los derechos humanos en países como Venezuela, Nicaragua y Cuba, Tomás Hirsch afirmó que todos en la coalición defienden los derechos humanos, por lo tanto, lo que hay en realidad, son diferencias en cuanto a la política de esos países.

Por lo mismo, dijo que hace falta debatir sobre estos asuntos en el Frente Amplio y, por otro lado, poner más énfasis en la violación de derechos humanos en nuestro país.