Diario y Radio U Chile

Año XI, 22 de septiembre de 2019

Escritorio

Magisterio por Aula Segura: “La violencia es un resultado de la educación de mercado”

Los últimos hechos de violencia registrados en colegios de la comuna de Santiago han sido repudiados por las diferentes comunidades educativas, por lo que el gobierno impulsó un proyecto que busca expulsar a los estudiantes que participen en estos actos. Sin embargo, para algunos otros actores de la educación, se deben revisar los procedimientos, las metodologías y los programas de estudio, antes de impulsar medidas de esta naturaleza.

Francisco Velásquez

  Jueves 20 de septiembre 2018 18:25 hrs. 
15desept

Este jueves el Presidente de la República, Sebastián Piñera, acompañado de la Ministra de Educación, Marcela Cubillos, firmó el proyecto de ley “Aula Segura”, el cual busca fortalecer las facultades de los directores de establecimientos educacionales, permitiéndoles expulsar de manera inmediata a alumnos que se vean involucrados en hechos graves de violencia.

Sobre esto, el Presidente Sebastián Piñera sostuvo que ”el mensaje es muy claro: les decimos a todos nuestros compatriotas, nuestro Gobierno está comprometido con la calidad de la educación de todos y cada uno de nuestros niños y jóvenes, con la dignidad e integridad que merece toda la comunidad escolar, pero va a perseguir con toda la fuerza de la ley a aquellos delincuentes y violentistas que, disfrazados de estudiantes, sin respetar a nada ni a nadie, pretenden causar un clima de terror al interior de nuestros establecimientos educacionales”.

Este proyecto nace a partir de los últimos casos en que estudiantes de colegios emblemáticos de la comuna de Santiago han participado de manifestaciones violentas enfrentándose a Fuerzas Especiales de Carabineros a las afueras de sus establecimientos.

A esto se suman los casos de agresión en contra de profesores que han recibido golpizas por parte de apoderados y docentes que incluso han sido rociados con bencina por estudiantes en salas de clases.

El alcalde de Santiago Felipe Alessandri calificó estos actos como terroristas y solicitó “que la sensación de impunidad no siga existiendo y que para esto exista la posibilidad de expulsar a estudiantes como en cualquier colegio privado”.

La Concejala de Santiago, Rosario Carvajal también ha condenado la violencia, sin embargo, planteó que  “lo preocupante es que hechos de violencia condenables justifiquen cambiar los manuales de convivencia, ya que estos instrumentos se generan para desarrollar una sana cultura dentro de los actores de la comunidad educativa y esos hechos de violencia escapan a cualquier manual de convivencia, porque son materia penal para lo que existe un marco legal que sanciona y castiga actos de esta naturaleza. Empezar a mezclar estos instrumentos que tiene objetivos diferentes me parece inadecuado”.

Lo que propone la concejala de la comuna de Santiago a diferencia del Alcalde es que se avance en desarrollar un diálogo democrático entre los estudiantes y los profesores, que las demandas sean escuchadas y que las organizaciones estudiantiles no sean catalogadas como violentas en general, porque ella sigue viéndolo como una parte pequeña del alumnado.

Por lo mismo, Rosario Carvajal planteó que “hay que tomar medidas preventivas desde los proyectos educativos y hay que fortalecer los sentidos democráticos de la resolución de conflictos, porque lo preocupante es que las personas crean que la violencia sea una forma de solucionar los problemas”.

La concejala se mostró preocupada por la posibilidad de que “se criminalice el movimiento estudiantil y cualquier movimiento social y que esto se use como excusa para justificar la represión y el abuso de poder por parte de la policial”.

Asimismo, Carvajal explicó que no existe ninguna medida por parte de la municipalidad para abordar esta realidad en la que la convivencia escolar debería ser vista como una forma de diálogo entre los diferentes actores que participan en el desarrollo de las comunidades escolares.

Por su parte el presidente del Colegio de Profesores Metropolitano Carlos Díaz Marchant, dijo que “hace mucho tiempo que venimos diciendo que la educación chilena está en crisis, hay que hacer revisiones curriculares, revisar los procedimientos, las metodologías y los programas de estudio. Hasta cuándo vamos a seguir insistiendo en que hay que llenar de conocimiento a los estudiantes. Mientras que la pregunta es qué tipo de personas queremos formar”.

A lo que agregó que “la violencia es un resultado de la educación de mercado, en la que se busca estandarizar a los estudiantes con pruebas y hacer competir a profesores”.

Sobre la violencia que se ha vivido en los colegios Carlos Díaz planteó que “es necesario generar un marco de respeto. Lo complejo es que hay que generar reglamentos que permitan abordar situaciones que antes no estaban en la cotidianidad como por ejemplo la presencia de encapuchados en las salas de clases o que lo profesores sean atacados por estudiantes y apoderados”.

Por lo mismo, el presidente metropolitano del Colegio de Profesores expuso la necesidad de que exista un marco legal que proteja a los profesores, “ya que hoy se encuentran desamparados frente a la violencia y esto nos hace sentir vulnerables”.