Diario y Radio U Chile

Año XI, 15 de julio de 2019

Escritorio

Claudia Sanhueza cuestiona bajo gasto público: mantiene un Estado subsidiario

La proyección del gasto del Gobierno como porcentaje del PIB se estima en 22,9 por ciento, el más bajo desde 2014. Esto, según explicó la economista, está lejos de asemejarse a la situación de otros países OCDE con similares características a las de Chile, pues en nuestro país los diferentes gobiernos han mantenido bajos gastos que preservan la condición de estado subsidiario instalada durante la dictadura.

Andrea Bustos C.

  Martes 2 de octubre 2018 18:15 hrs. 
La economista Claudia Sanhueza califica la reforma como un retroceso en el debate público.

La cifra estimada de un 22,9 por ciento de gasto del gobierno central como porcentaje del PIB es la más baja desde 2014, y frente a la disminución surgen las dudas de cómo se cumplirán diferentes políticas públicas con el monto invertido.

La economista Claudia Sanhueza, doctora en Economía de la Universidad de Cambridge comentó esta situación con nuestro medio y señaló que la cifra del total del gasto público proyectado por el Estado es muy distante de la realidad de otras naciones pertenecientes a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE).

Sanhueza explicó que en lo que refiere a esta materia, el promedio de los países OCDE se encuentra en 34 por ciento, 12 puntos arriba del estimado por Chile. Si bien la experta dijo que dentro de la organización existen países que son más desarrollados y ricos, aclaró que cuando aquellos estados tenían el nivel de ingreso per cápita que hoy tiene Chile ya invertían cerca del 30 por ciento.

Además, indicó que si nuestro país no aumenta su gasto como porcentaje del PIB es para preservar un funcionamiento que lleva años instalado en el Estado.

“Chile no lo hace porque tiene un estado subsidiario, que significa que sus políticas sociales no están vistas como derechos y por lo tanto están bastante privatizadas, por ejemplo, el gasto público en pensiones, en salud, en educación son más bajos que en otros países. Estamos viviendo en eso que fue una decisión que se tomó durante la dictadura, donde se decidió un estado subsidiario y pequeño, y lamentablemente la institucionalidad política no logra cambiar eso hasta ahora, se han hecho esfuerzos, pero no es suficiente”, explicó.

La economista dijo que otros países de la OCDE tienen políticas sociales universales, por lo que se entienden como derechos. Entre esto se encuentra la entrega de un sistema de salud estandarizado, educación pública y gratuita y mayor apoyo estatal a las pensiones.

Por otra parte, comentó que, en el contexto del gobierno actual, la cifra de 22,9 por ciento es una actitud que va con el perfil de este mandato. “Es muy coherente ideológicamente con un gobierno de derecha y además neoliberal”  porque permanece con una lógica de reforzar ese tipo de Estado y disminuye los esfuerzos que se habían hecho en el gobierno anterior de hacer una reforma tributaria progresiva y también restringe los bienes públicos que produce el Estado.

En esa línea, dijo que sería muy importante que nuestro país tuviera un comportamiento diferente en lo que refiere al gasto público, pues de continuar con la línea de inversión actual esto solo ayudará a acrecentar las desigualdades del país. “Yo creo que lo dañino es que nosotros deberemos estar con una tendencia completamente distinta si queremos disminuir la desigualdad, aumentar el bienestar social de los ciudadanos y disminuir el malestar que hay con la economía. Deberíamos estar generado cada vez más beneficios sociales para ello, para los ciudadanos”

Agregó que quienes se ven más perjudicados son la clase media, pues debido a la poca inversión del Estado en políticas públicas para derechos sociales son los sectores sociales más bajos quienes deberán continuar gastando de sus bolsillos para poder cumplir con la satisfacción de sus necesidades básicas.