Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

¿Por qué tan pocas mujeres han ganado el Premio Nacional de Artes Musicales?

Esta semana se decide la entrega del reconocimiento, que hasta los '90 solo había sido adjudicado a compositores hombres. Un repaso histórico muestra que Margot Loyola, Elvira Savi y Carmen Luisa Letelier, las únicas tres mujeres premiadas, representan un 11% de todos los galardonados.

Rodrigo Alarcón L.

  Domingo 28 de octubre 2018 8:20 hrs. 
collage





“Ojalá esto de ser la quinta ganadora sea el punto de partida, porque hay muchas mujeres muy talentosas. Efectivamente hay una asimetría que la cultura tiene que reparar”. Esas fueron las palabras que la escritora Diamela Eltit pronunció hace casi exactamente un mes, cuando recibió el Premio Nacional de Literatura: antes que ella, solo lo tenían Gabriela Mistral (1951), Marta Brunet (1961), Marcela Paz (1982) e Isabel Allende (2010).

El eco de sus declaraciones vuelve a escucharse ahora. Este martes se reunirá el jurado que decidirá el Premio Nacional de Artes Musicales, para el que se conocen al menos dos candidatas: la compositora, directora, profesora y gestora Sylvia Soublette; y la cantautora Isabel Parra, una de las figuras fundamentales de la Nueva Canción Chilena.

La lista de postulantes también la integran el pianista Roberto Bravo, el guitarrista Luis Orlandini, el multifacético Guillermo Rifo y los compositores Juan Allende Blin, Hernán Ramírez, Alejandro Guarello y Gabriel Brncic. Además, hay otras dos figuras cruciales de la música popular: el director de Inti Illimani Histórico, Horacio Salinas, y el cantautor Patricio Manns, quien en los últimos días despachó ácidas declaraciones sobre sus contrincantes.

Si Diamela Eltit habló de una asimetría en el ámbito de la literatura, el caso de la música no es muy diferente. 

Entre 1944 y 1990 se entregó el Premio Nacional de Arte, que cada año alternaba entre música, teatro y pintura o escultura. Durante ese periodo, hubo 13 premios musicales y ninguno fue otorgado a una mujer. En el mismo periodo, las otras disciplinas sí tuvieron triunfadoras: Ana González en teatro (1969), Marta Colvin en escultura (1970), Ana Cortés Jullian en pintura (1974) y Silvia Piñeiro, nuevamente en teatro (1988).

Vicente Bianchi fue el último ganador del Premio Nacional de Artes Musicales.

Vicente Bianchi fue el último ganador del Premio Nacional de Artes Musicales.

El galardón se dividió por disciplinas en 1992 y nació el Premio Nacional de Artes Musicales, que se ha concedido otras 13 veces, con tres mujeres consideradas: la folclorista Margot Loyola (1994), la pianista Elvira Savi (1998) y la cantante Carmen Luisa Letelier (2010). Es decir, un 23% de los Premios Nacionales de Artes Musicales han sido para mujeres. Si se considera el total desde 1945, la cifra disminuye al 11,5%.

En comparación con otros campos artísticos, la música es la que menos incluye a mujeres. El Premio de Artes de la Representación y Audiovisuales se ha entregado en 13 ocasiones, entre 1993 y 2017, con cuatro laureadas: Bélgica Castro (1995), María Cánepa (1999), María Luisa Solari (2001) y Marés González (2003). Dicho de otro modo, el 30% ha correspondido a mujeres. Si se analizan las dos épocas, esa cifra baja a un 24%.

El Premio Nacional de Artes Plásticas tiene cifras similares: Lily Garafulic (1995), Gracia Barrios (2011), Roser Bru (2015) y Paz Errázuriz (2017) representan también un 30%. Considerados las dos etapas, hay un 22,2% de ganadoras.

Cecilia 2016: la última mujer que ganó el Premio a la Música Nacional Presidente de la República.

Cecilia 2016: la última mujer que ganó el Premio a la Música Nacional Presidente de la República. Foto: Presidencia.

Incluso si se mira el Premio a la Música Nacional Presidente de la República, también otorgado por el Estado, el panorama no es demasiado diferente. Desde 1999 se ha adjudicado en 19 ocasiones, en las categorías de música popular, música folclórica y música docta. En 2004 se sumaron dos más, edición musical y producción fonográfica, aunque ha habido años en que no se han entregado.

Como sea, solo siete mujeres tienen ese diploma: Palmenia Pizarro (2000), Isabel Parra (2007, en conjunto con su hermano Ángel), Silvia Urbina (2013), Carmen Troncoso (2014), Verónica Villarroel (2015), Silvia Infantas (2015) y Cecilia (2016). Llevado a estadísticas, representan un 9% de los 77 premiados.

La salvedad es que hay agrupaciones o instituciones que reciben el premio, como orquestas o sellos discográficos donde, por cierto, sí trabajan mujeres.

Composición y poder

“Hay varias circunstancias históricas. En primer lugar, el Premio Nacional se concedía normalmente a los compositores, los intérpretes no se consideraban casi nunca, y hay muy pocas mujeres compositoras en el mundo, no me pregunte por qué”, dice la última ganadora del Premio Nacional de Artes Musicales, Carmen Luisa Letelier.

La cantante y profesora de la Universidad de Chile explica de ese modo la escasa presencia de mujeres en la lista de reconocimientos. “Yo no creo en la persecución contra las mujeres, nunca he sido perseguida, todo lo contrario. Pero como no se daba a los intérpretes y había muy pocas compositoras, pasaba eso”, afirma.

Pedro Humberto Allende fue el primer músico que recibió el Premio Nacional de Arte, en 1945.

Pedro Humberto Allende fue el primer músico que recibió el Premio Nacional de Arte, en 1945.

Efectivamente, desde Pedro Humberto Allende (1945), la composición fue un mérito esencial para la mayoría de los premiados. La tendencia comenzó a romperse con el director Víctor Tevah (1980), a quien luego sucedió un pianista excepcional como Claudio Arrau (1983). Ya con un premio específico de Artes Musicales se consideró a otros directores, como Fernando Rosas (2006) y Juan Pablo Izquierdo (2012), y la apertura provocó la incorporación de mujeres.

“Margot Loyola, además de ser una gran intérprete, era una investigadora muy notable. Después se le dio a Elvira Savi, una de las pianistas más importantes que ha habido en Chile, pero también una maestra que educó a muchas generaciones”, señala Carmen Luisa Letelier. “Después a mí me lo dieron como intérprete, pero creo que también se toma en cuenta la importancia que se dé a la creación chilena. O sea, a la difusión de nuestros compositores. Durante toda nuestra vida, tanto Elvira Savi como yo hicimos una labor de difusión de la música chilena y eso también influye”.

De todas formas, la composición sigue teniendo un rol predominante, como demuestra la actual lista de candidatos. Y ahí, las mujeres parecen ser minoría. Si se observa la Asociación Nacional de Compositores, solo hay siete entre cerca de 80 integrantes: Francesca Ancarola, Cecilia Cordero, Ximena Matamoros, Iris Sangüesa, Sylvia Soublette y Valeria Valle, un grupo al que acaba de unirse Tamara Miller.

Lo planteaba una columna escrita recientemente por la compositora chilena Macarena Rosmanich, a través de una serie de preguntas: “¿Qué razones hay para que este 2018 tengamos un ‘Encuentro Internacional de Compositores’ con seis invitados internacionales, dentro de los cuales no hay ni una sola compositora? ¿Qué ha pasado en los últimos -por no decir todos- festivales internacionales de música contemporánea, que en sus tres o cuatro días de conciertos no programan más de tres compositoras? (…) Las mujeres no queremos que los hombres se encarguen de crear espacios especiales para nosotras. Queremos participar de los espacios que están y de los que se estén creando, simplemente, porque así corresponde que sea”.

La guitarrista y compositora Ximena Matamoros, la pianista Alma Campbell, la musicóloga Carmen Peña y la compositora Valeria Valle estuvieron en el Foro de las Artes. El conversatorio fue moderado por Fernando Gaspar, director de Creación Artística de la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo (VID).

La guitarrista y compositora Ximena Matamoros, la pianista Alma Campbell, la musicóloga Carmen Peña y la compositora Valeria Valle estuvieron en el Foro de las Artes. El conversatorio fue moderado por Fernando Gaspar, director de Creación Artística de la Vicerrectoría de Investigación y Desarrollo (VID). Foto: Foro de las Artes U. de Chile.

Hace pocos días se realizó el “Conversatorio de mujeres creadoras en la música”, en el marco del Foro de las Artes de la Universidad de Chile. Ahí, la musicóloga Carmen Peña dijo que “es una realidad que numéricamente las mujeres compositoras son menos”. La actividad no giró en torno al Premio Nacional, pero abordó la representación de mujeres en la composición, que históricamente ha sido un factor determinante al decidir el premio.

En ese contexto, la académica de la Universidad Católica sostuvo que “por pocas que sean, la producción de las compositoras igualmente no se comunica, lo que nos lleva a preguntar: ¿por qué hay tan pocas compositoras? ¿O es que no se visibilizan? ¿Y por qué no se programan, no se graban ni tampoco se estudian de esas pocas que hay o que supuestamente hay?”.

Más tarde, en la misma actividad, Carmen Peña lo definió de esta manera: “Tiene que ver con el poder, básicamente. El tema de los poderes, hasta ahora y desde fines del siglo XIX, estuvo en manos de los hombres”.

¿Quiénes deciden?

El jurado del Premio Nacional de Artes Musicales será presidido por la ministra de las Culturas, Consuelo Valdés.

También estarán el rector (s) de la Universidad de Chile, Rafael Epstein, en representación de Ennio Vivaldi; el músico y académico de la Universidad de Chile, Andrés Maupoint, como representante de la Academia Chilena de Bellas Artes; y el rector de la Universidad Católica de Temuco, Aliro Bórquez Ramírez, como representante del Consejo de Rectores. Tradicionalmente el jurado también considera al último ganador del premio, pero en este caso se trata de Vicente Bianchi, quien falleció en septiembre. Por eso, su rol será ocupado por el director Juan Pablo Izquierdo, ganador del año 2012.

El galardón consiste en un diploma, casi 21 millones de pesos y una pensión vitalicia de 20 UTM.

Imagen principal: Margot Loyola, Elvira Savi y Carmen Luisa Letelier.