Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Bolsonaro tienta al juez Moro para que encabece el Ministerio de Justicia

Sergio Moro, el magistrado que encarceló al ex presidente Luis Inacio Lula da Silva, fue invitado por el mandatario electo a integrarse a su gabinete. Mientras, un general en retiro, un astronauta y un amigo de las recetas neoliberales chilenas forman parte del tren de ministros del futuro jefe de Estado.

Raúl Martínez

  Miércoles 31 de octubre 2018 8:05 hrs. 
moro


De 25 a 19 quiere reducir el equipo de ministerios del Ejecutivo de Brasil el presidente electo Jair Bolsonaro. Restringir el aparato estatal y achicar el gasto es una de sus principales iniciativas planteadas reiteradamente desde la campaña que terminó con elección el domingo 28 recién pasado.

La manera en que se hará la disminución de secretarías de Estado es parte de lo que aún está en duda, aunque se sabe que el objetivo final de Bolsonaro y su equipo es dejar en sólo 15 la estructura ministerial del gobierno de Brasil.

En las últimas horas el jefe de Estado electo y su círculo más cercano han ido definiendo a los futuros ministros que acompañarán al oficial en retiro desde el día uno de su administración que comienza el próximo 1 de enero de 2019.

Entre ellos se cuenta a un astronauta como ministro de Ciencias. Marcos Pontes, el único brasileño que ha viajado al espacio, aseguró que recibió la invitación del propio Jair Bolsonaro para asumir el cargo. “Estoy muy feliz de poder contribuir con el nuevo gobierno en un área como la ciencia y tecnología a la que he dedicado 41 años de mi vida. Sólo falta el anuncio oficial para que el nombramiento sea confirmado”, aseguró en un video que publicó en su cuenta de Facebook.

Más despejada es la designación como jefe de la Casa de Gobierno, una especie de vocero del Ejecutivo, de Onyx Lorenzoni, hasta ahora diputado, y quien es considerado como uno de los cerebros detrás de la exitosa campaña del ex militar.

En una entrevista hace algunos días, Lorenzoni aseguraba que el auge de la candidatura de Bolsonaro se debía a que “lleva más de tres años viajando por Brasil, hablando de principios y valores; familia, respeto a la propiedad, derecho a la legítima defensa, libertad, mérito, un gobierno decente y patriotismo”. Cuando se le consultó respecto a los dichos del hasta entonces diputado por el Partido Social Liberal sobre fusilar a los militantes y simpatizantes del Partido de los Trabajadores, el futuro portavoz exclamó que se trataba de una tergiversación de los medios. “¡Esas son bromas! Son cosas sacadas de contexto y exageradas por la prensa comprometida con la izquierda”, puntualizó.

Quien se perfila como futuro ministro de Defensa es el general en retiro Augusto Heleno quien mantiene cercanía con Bolsonaro desde la década de los ’70 del siglo pasado cuando este último ingresó a la academia militar de su país. Además, mantiene contacto con oficiales de varias naciones sudamericanas luego de haber sido jefe de las tropas de la Misión de las Naciones Unidas para la Estabilización de Haití, donde conoció, entre otros, al general (r) chileno Ricardo Toro, hoy director de la Oficina Nacional de Emergencias, y el ex embajador Juan Gabriel Valdés.

Entrevistado por La Tercera y Clarín de Argentina la noche del triunfo de Bolsonaro, Heleno sostuvo que a pesar de las expresiones del candidato contra movimientos sociales y partidos políticos de izquierda, la democracia en su país nunca ha estado en riesgo. “Esa es cosa de una parte de la prensa que ve en Bolsonaro cosas que él no es. Esa cosa de decir que Bolsonaro es fascista es una campaña sórdida, no tiene ningún apoyo, ningún fundamento”, replicó.

Donde sí hay claridad sobre el futuro del país es en el sector económico donde asumirá con poderes especiales el economista Paulo Guedes, quien también comparte amistades en Chile y una especial admiración por el modelo del sistema de pensiones de capitalización individual. “Eso del ahorro colectivo cuesta mucho al Estado” ha planteado al tiempo que defiende una reforma que modificará la edad de jubilación de los trabajadores brasileños que hoy pueden retirarse a partir de los 55 años de edad.

Guedes, formado en la Universidad de Chicago con una fuerte influencia de Milton Friedman, al igual que varios chilenos, sostuvo que el cambio al sistema previsional será una de las primeras tareas a las que se abocará una vez asuma el cargo. Aunque no quiso comprometer plazos, sí insistió en que es uno de los principales temas de su agenda como secretario de Estado, al igual que la venta de empresas y bienes públicos para alivianar la carga fiscal que a su juicio está sobregirada.

Además, este martes luego de una reunión con el presidente electo, el economista anunció la fusión de los ministerios de Hacienda, Planificación e Industria y Comercio Exterior, dando amplias facultades a quien será el responsable de implementar las medidas que afectarán directamente al bolsillo de los brasileños.

Entre los nombres más resonantes del tren ministerial de Bolsonaro está el de Sergio Moro, el juez que se especializó en lavado de dinero en los Estados Unidos y que hace dos años comenzó a indagar al ex presidente Luis Inacio Lula da Silva por supuestos vínculos con el caso Lava Jato que hoy lo tienen en prisión por los próximos nueve años.

Moro de 46 años, goza del respaldo que se granjeó a partir de la investigación que terminó con varios empresarios y políticos detenidos.

Sin embargo la propuesta de Bolsonaro de integrar el grupo ministerial se sumó a la idea de nombrarlo como titular del Supremo Tribunal Federal, el máximo órgano judicial del país.

“Sobre la mención pública por el Sr. Presidente electo a mi nombre para integrar el Supremo Tribunal Federal cuando haya una plaza o para ser designado ministro de Justicia en su gestión, sólo tengo que decir públicamente que me siento honrado”, sostuvo en una breve nota divulgada a los medios de Brasil.

Habrá que esperar entonces si quien encarcelara a Lula y despejara el camino a Bolsonaro en su carrera por la presidencia del país se sumará al equipo del capitán retirado quien ha anunciado que el ex mandatario pasará un largo tiempo tras las rejas, mismo destino que espera que tenga su contendor en la segunda vuelta del domingo representando al PT, Fernando Haddad.