Diario y Radio U Chile

Año X, 18 de noviembre de 2018

Escritorio

Gendarmes bloquean cárceles durante paro nacional

La movilización se inició a las 0:30 horas de este lunes y considera que los funcionarios no realizan los traslados de los detenidos desde los centros de reclusión hacia los tribunales, ni tampoco permitirán que se realicen nuevos ingresos de personas en los lugares que ellos custodian.

Claudia Carvajal G.

  Lunes 5 de noviembre 2018 8:57 hrs. 
Gendarmeria

“No vamos a aceptar más miserias. Queremos dignificar el trabajo penitenciario. Hoy es día de dar la lucha”, señaló Andrés Segovia, vocero del Frente de Trabajadores Penitenciarios en un video que dieron a conocer en las primeras horas de este lunes.

La primera medida de esta movilización, que pretende ser nacional, fue el bloqueo de las cárceles, impidiendo el ingreso a los recintos.

En materia de los derechos de los reclusos, los gendarmes aseguraron que las visitas se podrán realizar de manera regular.

La paralización cuenta con el respaldo del 97 por ciento del total de los funcionarios de las instituciones penitenciarias y con ella se busca que el Gobierno acceda a las peticiones de los trabajadores que incluyen tres ejes relativos a  la carrera funcionaria: bono de  incentivo al retiro, bonificación de egreso y redistribución de las plantas.

Los cinco gremios de Gendarmería habían mantenido conversaciones con el Ejecutivo desde hace cuatro meses. El último encuentro se realizó el 31 de octubre en el Ministerio de Justicia. “Nos hicimos cargo de entregar las propuestas y los insumos, en base a los que se había acordado que trabajaríamos con 30 días de anticipación. Sin embargo, estos no fueron tomados en consideración por parte del Ejecutivo”, manifestó Jorge Pinochet, presidente de la Asociación Nacional de Suboficiales y Gendarmes en la oportunidad.

 El gremio de funcionarios penitenciarios anunció que la paralización de sus funciones incluye el traslado desde y hacia las cárceles de los imputados para los respectivos controles de detención en los Juzgados de Garantía y para los juicios orales de los acusados que se encuentren en prisión preventiva, lo que afectaría gravemente el funcionamiento de la administración de justicia mientras dure la movilización.