Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Serrat vuelve con Mediterráneo: “Son canciones que no me han abandonado jamás”

El músico está en Chile para hacer ocho conciertos en ciudades como Santiago, Valparaíso y Concepción. En la víspera, habló del disco que lo trae de vuelta, de su admiración por Lucho Gatica, de los movimientos migratorios y hasta de Arturo Vidal.

Rodrigo Alarcón L.

  Lunes 19 de noviembre 2018 18:49 hrs. 





Fue en 1971 que Joan Manuel Serrat editó Mediterráneo, su octavo disco y una de las cumbres de su carrera. Casi medio siglo más tarde, ese álbum lo tiene de regreso en Chile para ofrecer siete conciertos en Santiago, Valparaíso, Talca, Frutillar, Temuco y Concepción, varios con entradas agotadas.

“La posibilidad de visitar otras ciudades de Chile es un proyecto que hace tiempo me interesa mucho, porque es una de las partes de mi oficio que me gusta: recorrer los territorios. Había localidades que no había visitado y para mí es fantástico hacer esta gira”, dijo el cantautor, de 74 años, en una conferencia de prensa realizada al mediodía de este lunes, en el Hotel Sheraton.

Durante casi 40 minutos, Serrat habló sobre el espectáculo que presentará, pero también sobre otros temas. Sobre el primero, titulado “Mediterráneo da capo”, explicó que “es un homenaje al mar y da capo es un dicho italiano, una expresión musical que quiere decir ‘volver al principio’. Trato de regresar a estas canciones, escritas ya hace tanto tiempo y quiero que, probablemente por vez primera, salgan juntas a navegar por un escenario”.

“Son canciones que no me han abandonado jamás, que siempre han estado presentes y ahora las he querido juntar, porque tienen un vigor y vigencia que permiten poder hacer este recorrido con ellas, sin sentirse atado al pasado, sino más bien como algo que sigue absolutamente vivo”, detalló sobre un repertorio que incluye piezas como “Lucía”, “Qué va a ser de ti”, “La mujer que yo quiero” y la composición homónima.

Respecto del disco, Serrat recordó que fue grabado en Italia, junto a figuras como Gian Piero Reverberi, Antoni Ros-Marbà y Juan Carlos Calderón en labores de arreglos y producción. También contó que se registró en poco tiempo, porque “el estudio era algo muy caro” y porque “en esos años no se perdía tanto tiempo en estudio, se entraba con el trabajo más terminado y, a partir de ahí, se grababa lo que había que grabar”.

Más allá de Mediterráneo, Serrat habló de asuntos variados. Recordó con admiración, por ejemplo, al recién fallecido Lucho Gatica, a quien consideraba un amigo: “Nadie cantó ni cantará como Gatica”, sentenció. “Cantaba boleros de Gatica desde mis años jóvenes y radiofónicos, en los que vivía pegado a la radio, y le estoy muy agradecido por lo que me ha enseñado. Su forma de cantar ha sido realmente diferente, es reconocible a todas luces”.

También recordó su frustrada visita de 1988, cuando voló a Chile para participar del acto de cierre de la campaña del NO y las autoridades de la dictadura le prohibieron bajar del avión: “Cuando iba a viajar, yo sabía que lo más probable es que se me iba a impedir la entrada, pero no hice el viaje en vano, porque lo hice para hacer lo que quería hacer. No pude estar en las calles, pero pude enviar un mensaje. Hubiera preferido estar, pero lo doy todo por bien ocurrido”, dijo.

A propósito de Mediterráneo, tuvo palabras para las olas migratorias que desde África y Asia intentan llegar a una Europa “vieja, avara y poco dispuesta a abrir los brazos a gente que necesita ser recibida (…) una Europa en la que las fronteras y los alambres han sustituido a los caminos”.

“Las grandes migraciones que se están produciendo en este momento son económicas, pero también son bélicas. A fin de cuentas, son para encontrar un lugar donde meter la vida”, dijo, cuestionando el “racismo y la xenofobia” que también se observa en movimientos migratorios en Centroamérica y Asia. “Es una de las grandes tragedias, junto con la tragedia ecológica en la que nos estamos moviendo, que también está condenada al oscurantismo”.

Y como reconocido hincha del Barcelona, Serrat incluso tuvo palabras para Arturo Vidal: “Espero que tenga el tiempo suficiente para poder consolidarse como el jugador que es y que le hace falta a Barcelona”, señaló, después de aclarar que no se considera un “fanático” del club: “Soy un seguidor del fútbol, un hombre que ama al fútbol. No me considero un fanático, no me interesa el fanatismo. Soy seguidor de un equipo y lo sigo con fervor, pero esto no me hace perder la razón con respecto al resto de cosas que ocurren y al resto de equipos”, advirtió.

Fechas en Chile

Miércoles 21 y jueves 22 de noviembre: Teatro Nescafé de las Artes, Santiago (agotado).
Sábado 24 de noviembre: U. Federico Santa María, Valparaíso (agotado).
Martes 27 de noviembre: Teatro Regional del Maule, Talca (agotado).
Jueves 29 de noviembre: Teatro del Lago, Frutillar (agotado).
Sábado 1 de diciembre: Teatro Municipal, Temuco.
Lunes 3 de diciembre: Teatro Universidad de Concepción, Concepción.
Jueves 6 de diciembre: Movistar Arena, Santiago.

Entradas disponibles en el sistema Puntoticket.

Foto: Javier Valenzuela / Cultura Ciudadana.