Diario y Radio U Chile

Escritorio

Los primeros desafíos de Andrés Manuel López Obrador como presidente de México

El primer presidente izquierdista de México asume este sábado primero de diciembre el poder ejecutivo de la nación azteca. Para expertos consultados, la seguridad, el combate a la corrupción y la relación con Estados Unidos serán sus primeros temas de preocupación.

Camilo Villa J.

  Sábado 1 de diciembre 2018 9:08 hrs. 
t4t4

Llegó la hora. Este sábado 1 de diciembre asume en México el primer presidente de izquierda elegido democráticamente en el país: Andrés Manuel López Obrador, quien arrasó con un 53 por ciento de los votos en la elección de julio pasado.

El presidente electo es el segundo mandatario que gobernará el país azteca y no es militante del Partido Revolucionario Institucional (PRI), colectividad que se instaló en el Ejecutivo sin ninguna interrupción desde 1929 al 2000.

Independientemente del partido y sector político del que se provenga, el desafío mayor en el país norteamericano es el mismo: la seguridad.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía, durante 2017 se registraron 31.174 homicidios, es decir, 25 homicidios por cada cien mil habitantes, y desde que el presidente saliente, Enrique Peña Nieto, asumió el poder el primero de diciembre del 2012, van a la fecha más de 105 mil muertos por la violencia.

Para Paz Millet, académica del Instituto de Estudios Internacionales de la Universidad de Chile, no cabe duda que Obrador, o AMLO, como es conocido en México por sus iniciales, tendrá como prioridad el tema de seguridad, aunque también deberá empeñarse en disminuir la corrupción y maximizar las utilidades de las empresas públicas.

“Primero que todo el énfasis va a estar en seguridad, segundo, lucha contra la corrupción, también se ocupará del ordenamiento y la posibilidad de ver cómo establecer mejor los ingresos que brindan las empresas públicas, y acá hay un tema con toda la industria petrolera que está planteándose hoy en día. Pero, primero que nada, el tema de la seguridad y cómo enfrentar las amenazas transnacionales”.

Misma visión tiene el analista internacional Guillermo Holzmann, quien agregó que la caravana de migrantes proveniente de Honduras y con destino a Estados Unidos deberá ser el tema inmediato a resolver de AMLO después de la asunción.

Para el experto, el presidente electo deberá establecer un rápido control sobre la caravana y deberá trabajar para evitar un eventual enfrentamiento entre migrantes y uniformados estadounidenses en la frontera norte.

Otro punto que AMLO tendrá como prioridad, según el analista, será el manejo de la relación con Estados Unidos, que históricamente ha sido compleja a pesar de que se acaba de firmar un nuevo tratado de libre comercio entre los países de Norteamérica.

Obrador, izquierdista pero moderado

La elección de AMLO es histórica por muchos motivos, pero el más resaltado por la prensa internacional es por su posición abiertamente de izquierda, en un país acostumbrado a ser gobernado por la derecha.

De hecho, durante su última campaña presidencial (se ha presentado tres veces como candidato al Ejecutivo) debió calmar a los empresarios locales diciendo que sus políticas no perjudicarán al sector.

Y aún más, AMLO sumó a su programa de gobierno a varios empresarios para asegurarle representatividad a este influyente sector.

yy53y353y5

Este tipo de gestos eran impensados durante las primeras campañas de quien fuera gobernante de la Ciudad de México entre el 2000 y 2005. Por lo mismo, la académica Paz Millet sostuvo que el AMLO que asumirá el poder este sábado es mucho más moderado que el de antaño, en parte, porque llega apoyado por un amplio espectro político que incluye, incluso, a los evangélicos.

“Hay un López Obrador más moderado, no solamente por el hecho de que ha tenido que responder a las nuevas condicionantes tanto externas como internas, sino que también porque ahora llega con una alianza muy diversa a la que tiene que responder, por lo tanto, ha moderado sus posiciones”.

Es justamente esa amplitud de apoyos el condicionante de AMLO. Si bien cuenta con amplia mayoría en el poder legislativo, deberá negociar con su sector. Al menos, así lo cree el analista internacional Guillermo Holzmann.

“Es un Congreso que está a favor de él, pero lo que hemos aprendido en todas nuestras democracias, es que ya no existe el voto alineado, donde se vota por ideología. Yo me atrevería a decir que no está definido de que la mayoría pueda imponerse siempre respecto de la voluntad de López Obrador, y ha quedado un tanto en evidencia con las medidas que ha ido preanunciando antes de asumir el poder, que ya van generando posiciones distintas incluso al interior de las fuerzas que lo apoyan”.

Pese a su moderación, AMLO se vio envuelto en una reciente polémica por invitar al mandatario venezolano Nicolás Maduro a su toma de posesión.

Para ambos analistas consultados esto es parte de una formalidad que cualquier país debiese hacer independiente de la línea política del presidente electo. De todas maneras, tanto Paz Millet como Guillermo Holzmann coincidieron en que México mantendrá una relación de respeto con Venezuela, sin defender a su gobierno tajantemente, pero tampoco sin atacarlo, como lo venía haciendo el saliente mandatario Enrique Peña Nieto.