Diario y Radio Universidad Chile

Año XIII, 19 de octubre de 2021

Escritorio MENÚ

Pablo Vidal: “Hay un coqueteo político de este gobierno con las ideas de Trump y Bolsonaro”

El diputado RD y presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara de Diputados, se refirió a la decisión del Ejecutivo de no firmar el Pacto Mundial para la Migración. Al respecto, aseguró que el Presidente Piñera ha burlado una política de Estado, y peor aún, solo con el fin de desviar la atención sobre el caso Catrillanca.

Camilo Villa J.

  Domingo 16 de diciembre 2018 9:45 hrs. 
A_UNO_920361


Son días complejos para el Gobierno, al asesinato del comunero Camilo Catrillanca se sumó la decisión, a última hora, de no firmar el Pacto Mundial para la Migración de la ONU, hecho que algunos analistas han calificado de “bochorno internacional”.

Y es que desde el gobierno de Michelle Bachelet se venía trabajando en el acuerdo, que continuó el actual Ejecutivo a tal punto que en septiembre de este año fue el mismísimo Presidente Sebastián Piñera quien reafirmó su compromiso ante la ONU, afirmando que “estamos generando una política migratoria que sea segura, ordenada y regular, en perfecta armonía con la declaración de Nueva York y el Pacto Mundial para la Migración”.

Por eso tanto revuelo con la decisión del Ejecutivo, agravada además por las declaraciones del subsecretario del Interior, Rodrigo Ubilla, quien afirmó que la migración no es un derecho humano.

El diputado y presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara Baja, Pablo Vidal, sostuvo, en conversación con nuestro medio, que la determinación de La Moneda rompe con una estabilidad sostenida en el tiempo por la Cancillería, aquella del multilateralismo y del respeto a los tratados internacionales del que tanto se jactaba nuestro país.

En ese sentido, lamentó que esta ruptura de la política internacional de nuestro país sea motivada –a su juicio- por desviar la atención de la gente respecto del asesinato de Camilo Catrillanca. Pese a esto, el legislador no pierde la esperanza de que el Ejecutivo rectifique su postura.

“Entendemos, hay una política de Estado que tiene que tener una estabilidad en el tiempo, sin embargo, el gobierno del presidente Piñera ha roto esa estabilidad, ha roto ese pacto tácito de darle una continuidad a los temas internacionales con las decisiones que ha tomado. Yo creo que lo peor y lo más grave es que en el último caso no lo hicieron solamente por romper con la política internacional, lo hicieron para poder tapar un hoyo que tenían adentro por el tema de Camilo Catrillanca. Yo creo que es gravísimo lo que ha ocurrido esta semana y espero que el Gobierno lo pueda enmendar. Tiene una oportunidad, ahora el 19 se vota en las Naciones Unidas este pacto de migración. Esperamos que en esa votación el Gobierno pueda rectificar el error que cometió la última semana y pueda suscribir este pacto”.

En esa linea el parlamentario mostró su preocupación ante la situación de que el Ministerio del Interior se haya impuesto a la Cancillería, que sí estaba de acuerdo con firmar el Pacto. A su juicio, no puede ser que ministerios que ven asuntos internos estén tomando decisiones que tienen que ver con política exterior.

“Lo primero que conocimos fue, hace algunos meses, a la ministra del Medio Ambiente comunicando que Chile no firmaría el Acuerdo de Escazú. Ahora, el subsecretario del Interior nos informa que Chile no va a firmar el Pacto de Migración. O sea, lo que tenemos son otros Ministerios, que ven asuntos internos, metiéndose en la política exterior de nuestro país, que es algo que no había pasado. Históricamente la política exterior ha sido decidida por los presidentes de la República con los cancilleres, acá el rol fundamental es de la Cancillería y lo que conocemos, hasta hace poco, es que la recomendación técnica de la Cancillería era adherir a este pacto”.

wr3r2

Chile no es el único país que se excluyó del Pacto, pero si hay un factor común en la mayoría de los países que sí lo hicieron, es el corte ultraderechista de sus gobiernos. En ese sentido, el parlamentario de Revolución Democrática manifestó su preocupación por la señal que está dando el Ejecutivo y algunos legisladores al acercarse a posturas de extrema derecha.

“Uno empieza a juntar las cosas. Hay un coqueteo político por parte de, no solo el Presidente Piñera, sino que de distintas autoridades de Chile Vamos con Bolsonaro, con las ideas de Donald Trump, con la idea del antimultiateralismo. Ejemplo de ello es Camila Flores, una diputada que nos sorprende cada semana con alguna cosa más alocada que la anterior, diciendo que los países serios se están saliendo de la ONU. Ese discurso que ella está esparciendo siembra una cizaña en nuestra población que es tremendamente grave, y que el Gobierno alimente eso, asociándonos a países ultraconservadores, neopopulistas, dirigidos por personas como Bolsonaro, como Trump, es tremendamente preocupante para lo que se nos viene en la política chilena”.

Siguiendo esta misma línea, Pablo Vidal manifestó su preocupación por el entusiasmo con que fue recibido el hijo de Jair Bolsonaro, Eduardo Bolsonaro, en Chile.

El descendiente del presidente electo de Brasil se reunió con parlamentarios de Chile Vamos. También lo hizo con el ministro de Desarrollo Social, Alfredo Moreno, y con el ministro de Hacienda, Felipe Larraín.

“Lo que hay detrás es una señal política que se le está enviando al país, donde el Gobierno –insisto- coquetea con las ideas de gente como Bolsonaro, y gente como Bolsonaro desprecia a la comunidad de diversidad sexual, gente como Bolsonaro es racista, gente como Bolsonaro no cree en el multilateralismo, gente como Bolsonaro no cree ni siquiera en la democracia sino que defiende la dictadura militar que hubo en Brasil y justifica la violación de los derechos humanos que ocurrieron en su país”.

En ese sentido, el legislador criticó lo que él considera un doble estándar del oficialismo.

“Este Gobierno todavía no entiende lo que significa la defensa de los derechos humanos, porque a este Gobierno los derechos humanos solo le importan cuando ocurren atropellos en Venezuela o en Nicaragua, pero cuando ocurren en Estados Unidos o en Colombia guardan silencio”.

Pablo Vidal también se refirió al Tratado Integral y Progresista de Asociación Transpacífico, conocido como TPP-11. Este Tratado de Libre Comercio, que incluye 11 países, está siendo revisado por la Comisión de Relaciones Exteriores de la Cámara Baja.

Diversos movimientos sociales han criticado el Tratado por restarle soberanía a los distintos estados suscriptores en favor de las empresas transnacionales. En ese sentido, Vidal manifestó su rechazo al TPP-11, el cual considera que es perjudicial para el país.

“A nosotros lo que nos preocupa más de fondo es el cómo logramos darle a esto un sentido que no termine perjudicando el desarrollo económico de nuestro país por una supuesta apertura comercial en áreas donde no somos lo suficientemente competitivos, al final lo único que hacemos es seguir precarizando nuestra matriz productiva. Por otro lado, desde el punto de vista de la soberanía, el cómo resguardar la soberanía en estos temas es una preocupación tremenda para nosotros, pero parece que para el Gobierno no lo es”.

También sostuvo que es muy difícil que este TLC multinacional sea aprobado antes de enero como lo pretende el Ejecutivo, pues debe pasar por la Comisión de Hacienda, y lo propio quieren hacer la Comisión de Salud y Agricultura.

Pablo Vidal sostuvo que está en contra del proyecto, pero que eso no le priva de escuchar y evaluar todas las posiciones, pues aquello lo legitima para emitir su voto final.

Información importante
Licencia Creative Commons
Esta obra está bajo una Licencia Creative Commons Atribución-NoComercial 4.0 Internacional.