Diario y Radio U Chile

Escritorio

Alemania le dice adiós al carbón en una emotiva ceremonia

La medida se había adoptado en 2007 por razones medioambientales y llevado a cabo de manera progresiva. Pese al cierre, un 13% del consumo energético alemán seguirá dependiendo del llamado "oro negro".

RFI

  Domingo 23 de diciembre 2018 15:14 hrs. 
alemania-convertira-una-mina-de-carbon-en-una-enorme-bateria-hidraulica

Con el cierre del yacimiento minero de Bochum, Alemania dio un emotivo adiós al carbón y a las “caras negras” de quienes fuesen antaño el principal motor de crecimiento del país germano.

En una medida que se había ejecutado progresivamente, ya que había quedado sentenciada en 2007 por razones medioambientales, el gobierno alemán cerró el último pozo minero de la cuenca del Ruhr, en la región de Renania del norte-Westfalia, zona en la que por más de dos siglos se explotó el llamado “oro negro”.

Actividad que para 1950 tenía a 600.000 habitantes de la región trabajando como mineros y que fue bajando progresivamente debido a la disminución de la oferta, junto con las medidas que se han tomado. Así, para 2007 se estimaban en 33.000 los mineros, número que había bajado hasta 3.500 el año pasado. El pasado viernes, los últimos 1.500 empleados del sector realizaron su último servicio.

El primer ministro del estado de Renania del Norte – Westfalia, Armin Laschet, afirmó que con esto “se termina un capítulo” en la historia de la región. Por su parte, la canciller alemana, Angela Merkel, agradeció porque el carbón “permitió la industrialización de la región y la prosperidad en toda Alemania”.

Si bien con esta medida Alemania dejará de extraer carbón, esto no significa que dejará de utilizarlo. Es más, casi un 13% del consumo energético del país europeo depende aún de esa fuente, solo que en lugar de extraerse en la cuenca del Ruhr, se importa.