Diario y Radio Universidad Chile

Año XIV, 26 de noviembre de 2022

Escritorio

Celebración de año nuevo deja más de 30 mil toneladas de basura en Santiago

La cifra fue confirmada por el Departamento de Aseo de la Municipalidad de Santiago y solo contempla la celebración de la Torre Entel, por lo que la cantidad real sería mucho mayor.

Diario Uchile

  Martes 1 de enero 2019 15:49 hrs. 
año-nuevo

Compartir en

Cerca de 35 mil toneladas dejó la celebración de año nuevo en el centro de Santiago, basura que si bien fue limpiada evidenció el mal uso de los desechos que tienen los chilenos en este tipo de celebraciones.

La cifra fue confirmada por el Departamento de Aseo de la Municipalidad de Santiago, desde donde indicaron que esta cantidad de basura solo considera lo que se dejó en la celebración de la Torre Entel, y que, contemplando los desechos del resto de la comuna, el total asciende a cerca de 42 mil toneladas.

Mauricio Valenzuela, director de Aseo del municipio de Santiago informó que si este tipo de desórdenes se elimina rápidamente es porque han podido organizar con el paso de los años la distribución de labores dentro de la Municipalidad. Sin embargo, para cumplir con la tarea de limpieza se requieren decenas de trabajadores y maquinarias.

Esta sucia celebración de año nuevo se da en el marco de campañas medioambientales para evitar el plástico y el exceso de desechos de este tipo, ya que producen una fuerte contaminación y un serio daño a los animales.

Greenpeace destacó que precisamente la palabra microplástico fue elegida la palabra del año por Fundación del Español Urgente, galardón que se le entrega a aquellos términos que han marcado pauta en la actualidad informativa durante los últimos meses.

Soledad Acuña, vocera en Greenpeace del Movimiento Chile sin Plásticos, dijo que este galardón “demuestra la relevancia que ha tenido durante el 2018 el tema de la contaminación por plásticos, especialmente los de un solo uso”.

“Es la confirmación de que enfrentamos un enorme desafío medioambiental que está presente en las playas, organismos de animales y hasta en la sal y agua que estamos consumiendo. Resulta evidente que se deben tomar acciones urgentes y decididas para frenar este verdadero tsunami plástico que está inundando no solo nuestras costas, sino el quehacer cotidiano de la humanidad”, explicó.

Síguenos en