Diario y Radio U Chile

Escritorio

Paulina Astroza analiza votación crucial del Brexit: “No hay plan B”

Dimitir, convocar a un nuevo referéndum o pedir la extensión del plazo de salida, serían algunas de las opciones forzadas que tendría hoy la primera ministra británica, Theresa May, si el tratado con la Unión Europea no es aceptado en la cámara de los comunes. Para la académica Paulina Astroza, perder por más de 200 votos en esa instancia “sería un varapalo para ella”.

Eduardo Andrade

  Martes 15 de enero 2019 11:46 hrs. 
Astroza

El día crucial para la salida de Reino Unido de la Unión Europea y sobre todo para la primera ministra, Theresa May, ha llegado. Este lunes a las 18 horas de Chile, se debatirá en el parlamento británico, el acuerdo al que ha llegado la UE con la ministra May y que hasta el momento no es bien recibido por el país británico.

La premura de esta votación, como se sabe, tiene que ver con la fecha programada para la salida de Reino Unido de la UE: el 29 de marzo. En este escenario, para la directora del programa de estudios europeos de la Universidad de Concepción, Paulina Astroza, las opciones son variadas, pero casi todas inciertas.

Según explicó Astroza a Radio y Diario Universidad de Chile, en el muy probable escenario de que el acuerdo sea rechazado por el legislativo, las consecuencias serán peores desde el punto de vista político.

“Es muy distinto que Teresa May pierda esta propuesta por pocos votos a que tenga una diferencia de más de 200 votos. Eso sería un varapalo para ella y en ese escenario se abren muchas posibilidades, pero ninguna está clara debido al poco consenso que hay en el Reino Unido y las posiciones están cada vez más polarizadas en ese país”, comentó la académica.

_105106132_gettyimages-1078773476

Foto @Getty Images

Para Astroza, la idea con la cual se debe partir es que la Unión Europea no tiene concebida una renegociación del tratado de salida y que todas las demás opciones deben ser tomadas desde Reino Unido. Después de esta votación, la ministra May tendría solo tres días para volver a la cámara de los comunes, pero al igual que sucedió en la victoria del Brexit en el 2016, no tendría concebido ningún plan B y su permanencia en el cargo pendería de un hilo.

“Si ella dimite, lo que se hace es que dentro del partido conservador hay que elegir a su sucesor, pero eso no es solución al problema de fondo. Lo otro es que ella llame a elecciones anticipadas, que es poco probable ya que, tal como como están las encuestas, lo más probable es que el laborismo gane. Con eso los conservadores perderían incluso el poder que tienen ahora”, explicó Astroza.

Las otras opciones que podría tomar la primera ministra británica, en este escenario, son abrir primero un nuevo referéndum para el Brexit o programar una salida abrupta para este 29 de marzo. Frente a lo primero, explicó Astroza, May que se habría pronunciado negativamente, además de que sería un trámite molesto para los miembros de la Unión Europea después de dos años de negociaciones.

Sin embargo, es la salida abrupta, llamada también “Brexit por las bravas”, lo que según la especialista, podría tener no solo consecuencias económicas y comerciales, que involucran controles aduaneros en los países limítrofes con Reino Unido, sino también la pérdida de los derechos para los europeos que residen allí o viceversa.

La opción más probable para salir de esta compleja situación, explicó Astroza, sería pedir una ampliación de la fecha de salida, principalmente para resolver problemas internos de Reino Unido. Aunque para esto se necesitaría la aprobación de todos los países miembros de la UE, Alemania ya se habría pronunciado a favor de la extensión del plazo, siempre y cuando este no sea superior al 23 de mayo, fecha en la que se inician las votaciones para el parlamento europeo y en las que Reino Unido ya no debería participar.