Diario y Radio U Chile

Escritorio MENÚ

Columnista de The Washington Post desclasifica “táctica” de EEUU por Juan Guaidó

"El peligro real que se avecina sobre sus maquinaciones es el peligro de que la violencia generalizada pueda estallar en cualquier momento, dañando a la oposición venezolana y amenazando la vida de los diplomáticos estadounidenses en el país" advierte Josh Rogin.

Diario Uchile

  Domingo 27 de enero 2019 14:41 hrs. 





“El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se ha embarcado en una táctica diplomática arriesgada pero calculada. El miércoles, anunció que Estados Unidos cambiaría el reconocimiento oficial del presidente venezolano Nicolás Maduro al principal líder de la oposición, el presidente de la Asamblea Nacional, Juan Guaidó. El plan llevaba semanas en marcha, pero el verdadero trabajo acaba de comenzar”. Así comienza la  opinión del columnista de política exterior y seguridad nacional, Josh Rogin,  publicada en The Washington Post este viernes.

En la columna plantea que “de manera poco característica, la administración Trump está tratando de hacer un uso limitado del poder no militar estadounidense, junto con los aliados, para defender los valores democráticos y fomentar una transición pacífica del poder desde dentro”.

En el texto se revela  todo comenzó a fines de diciembre cuando la oposición recién se unía bajo la figura de Guaidó y comenzó a hablar con los funcionarios estadounidenses sobre su plan “para luchar contra el poder de Maduro”. Esto, según un alto funcionario de la administración, quien solicitó el anonimato para discutir deliberaciones internas.

“El equipo de Guaidó le dijo al gobierno de Trump que después de la inauguración de Maduro el 10 de enero, planeaba invocar el Artículo 233 de la Constitución venezolana, que proporciona una base legal para declarar al presidente interino de Guaidó y pedir nuevas elecciones. El equipo de Guaidó solicitó el apoyo público de Estados Unidos” agrega el columnista en el medio norteamericano.

Josh Rogin da cuenta de las decisiones a evaluar: “El equipo de Trump, que ya había estado discutiendo nuevas formas de sancionar al régimen de Maduro, ahora cambió su enfoque a la cuestión del reconocimiento oficial de la oposición. Internamente, la oficina del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado se opuso a la medida, dijo el alto funcionario de la administración, preocupado por la seguridad de los diplomáticos”.

“El respaldo a Guaidó”

“Pero el martes 22 de enero, de acuerdo con el funcionario superior de la administración, el asesor de seguridad nacional John Bolton convocó lo que se conoce como una “reunión del Consejo de Seguridad Nacional de grupos pequeños”, una reunión restringida de alto nivel que incluye solo a ciertos funcionarios, no al Consejo de Seguridad Nacional completo. Asistió el Secretario de Estado Mike Pompeo, quien apoyó el reconocimiento de la oposición a pesar de las preocupaciones de su oficina regional, el Secretario del Tesoro Steven Mnuchin, el Secretario de Comercio Wilbur Ross, el Director del Consejo Económico Nacional Larry Kudlow, Presidente de la Junta de Jefes de Estado Mayor Gen Joseph F. Dunford Jr. y el funcionario del Pentágono John Rood” se relata en la columna titulada Al interior de la intervención diplomática de la administración Trump en Venezuela.

Y así seguían las conversaciones para aclarar la postura de Estados Unidos: “Bolton, Pompeo, Mnuchin, Ross y Kudlow luego presentaron a Trump la opción de cambiar el reconocimiento diplomático en la Oficina Oval el martes por la tarde y Trump decidió hacerlo, dijo el funcionario de la administración. El Wall Street Journal informó que el vicepresidente Pence, quien apoyó firmemente la medida, discutió sobre Venezuela con Trump, el senador Marco Rubio (R-Fla.) Y el representante Mario Díaz-Balart (R-Fla.) En una reunión separada el martes”.

La fuente de Rogin suma más antecedentes. “El martes por la noche, Pence llamó a Guaidó y le dijo que si invocaba el Artículo 233 al día siguiente, Trump y los Estados Unidos lo respaldarían. Pence y Pompeo luego tomaron el liderazgo en la coordinación con los líderes del Grupo de Lima y otros aliados” se advierte en la columna.

Luego los hechos fueron públicos. El miércoles, Guaidó se autoproclamó presidente interino de Venezuela, recitó públicamente el juramento de su cargo y comenzó un dramático enfrentamiento con Nicolás Maduro. Trump respaldó rápidamente la medida, arrojando la credibilidad de Estados Unidos con Guaidó.

“Ahora, el gobierno de Trump está tratando de descubrir cómo ayudar a Guaidó con las limitadas pero sustanciales herramientas diplomáticas y económicas a su disposición” según  el columnista de política exterior y seguridad nacional .

“Nos enfocamos en asegurarnos de haber apoyado el esfuerzo constitucional de la Asamblea Nacional que ahora brindaremos la copia de seguridad para que tengan éxito”, dijo el funcionario de la administración.

Josh Rogin proyecta el conflicto: “Unos pocos días en esta etapa de la crisis, la administración de Trump realmente no sabe de qué lado ganará. Estados Unidos quiere que Maduro se vaya y estaría feliz de verlo elegir el exilio en un tercer país. Pero el equipo de Trump no está comprometiendo a los Estados Unidos a hacer cumplir ese deseo”.

Después de que Maduro ordenó a los diplomáticos de los Estados Unidos que salieran de Venezuela en un plazo de 72 horas, los funcionarios de los Estados Unidos en Caracas presentaron sus credenciales a Guaidó basándose en su reconocimiento “oficial”, y declararon que no tienen intención de irse. “La administración no cree que Maduro se atrevería a atacar a los diplomáticos de Estados Unidos, pero no puede estar seguro” agrega el texto.

Además, comenta que “se han establecido planes de contingencia y se han reposicionado los activos regionales en caso de que sea necesaria una evacuación de emergencia. El jueves por la noche, el Departamento de Estado dijo que había ordenado la salida del personal no esencial y sus familias”.

Y detalla otra de las estrategias. “Mientras tanto, Mnuchin y Ross están contactando a instituciones financieras internacionales y corporaciones, pidiéndoles que nieguen a Maduro el acceso a cualquier activo nacional venezolano en su poder. Mnuchin y Ross también están advirtiendo a los gobiernos y corporaciones que es probable que se apliquen más sanciones económicas de Estados Unidos a Maduro y su camarilla, aunque no se han tomado decisiones finales”.

*FOTO PORTADA. Imagen principal de la columna: https://www.washingtonpost.com. El presidente Trump, flanqueado por el vicepresidente Pence, a la izquierda, y el asesor de seguridad nacional John Bolton hablan en la Sala del Gabinete de la Casa Blanca en abril de 2018 en Washington. (Ricky Carioti / The Washington Post) (Ricky Carioti / Washington D.C.)