Diario y Radio U Chile

Año XI, 14 de octubre de 2019

Escritorio

El Parlamento británico vota alternativas al Brexit negociado con Bruselas

A dos meses de la fecha prevista del Brexit y tras el aplastante rechazo del acuerdo alcanzado con Bruselas, los diputados británicos votan el martes una serie de planes alternativos, que van desde intentar forzar una renegociación a aplazar la salida de la UE.

RFI

  Martes 29 de enero 2019 11:18 hrs. 
2018-09-17t152237z_1724588754_rc1587d8c320_rtrmadp_3_britain-eu-borders

Un creciente número de diputados de todos los partidos busca exigir al gobierno de Theresa May que se descarte un Brexit sin acuerdo, lo cual para muchos implicaría aplazar por varios meses la salida de la Unión Europea, algo que no les gusta a los euroescépticos del partido de la Premier.

Otra moción con grandes posibilidades de ser debatida este martes es la que busca apoyar el pacto de May con Bruselas, siempre y cuando la Unión Europea retire la exigencia del llamado “backstop”, una especie de seguro para evitar que se establezcan fuertes controles fronterizos entre la República de Irlanda y la provincia británica de Irlanda del Norte.

Paradójicamente, esta propuesta cuenta ahora con el apoyo de Theresa May, quien intenta conseguir una mayor fuerza negociadora frente a Bruselas para pedir cambios en este tema de la frontera irlandesa. Esto, pese a que la UE ha insistido en que el actual acuerdo no puede tener nuevas modificaciones.

 La exigencia de la Unión Europea busca evitar la división de la isla de Irlanda -conformada principalmente por la República de Irlanda y por Irlanda del Norte, que pertenece a Reino Unido-, una vez se produzca el Brexit, es porque el límite que se extiende por 500 km entre las dos Irlandas se convertirá en la frontera entre la Unión Europea y reino unido.

Lo cierto es que ninguna de las dos partes desea fuertes controles o barreras físicas en esa frontera, pero la Unión Europea buscaría mantener a Irlanda del Norte dentro de la Unión Europea o el mercado único europeo mientras continúa el proceso de salida de reino unido, y eso realmente equivale a dividir al Reino Unido por un tiempo indefinido, lo que no le gusta a los británicos.