Diario y Radio U Chile

Año XI, 15 de octubre de 2019

Escritorio

Ignacio Walker: “Desde la legitimidad hay un solo presidente en Venezuela, que es Guaidó”

El expresidente de la Democracia Cristiana y exministro de Relaciones Exteriores conversó con nuestro medio sobre la situación en Venezuela y aseguró que, en estas circunstancias, “se ve quién es quién sobre la base de los derechos humanos y la democracia”.

Eduardo Andrade

  Jueves 31 de enero 2019 19:01 hrs. 
Ignacio-Walker

La situación de Venezuela continúa generando debate en el mundo. El último fin de semana, la Unión Europea dejó la mesura a un lado y entregó un ultimátum de ocho días a Nicolás Maduro para que convoque a elecciones democráticas en Venezuela y, este jueves, el Parlamento Europeo anunció -a través de Antonio Tajani- su reconocimiento a Juan Guaidó como presidente interino.

En Chile, desde el día martes, la polémica se acrecentó aún más luego de que se difundiera la detención de dos periodistas de TVN en el mismísimo Palacio de Miraflores, sede del Ejecutivo.

Respecto de este escenario, el ex presidente de la Democracia Cristiana y ex ministro de Relaciones Exteriores, Ignacio Walker, conversó con Radio Universidad de Chile y explicó por qué él es optimista sobre Venezuela, pues considera que esa nación se encamina a “la recuperación de la democracia”. También se refirió al rol que han tomado los partidos políticos chilenos en este contexto.

¿Qué significa que el Parlamento Europeo haya reconocido como presidente interino legítimo a Juan Guaidó?

Viene con el trasfondo de dos declaraciones muy importantes que hizo la Unión Europea. Primero, que reconoció la legitimidad democrática del Parlamento Venezolano -elegido democráticamente en el 2015 y desconocido por Nicolás Maduro- y después dijo que, si en los próximos días Venezuela no llama a una elección democrática y libre, va a considerar el tema del liderazgo. Esta declaración es muy elocuente, en el sentido de cómo la comunidad internacional ha dicho basta a la dictadura de Maduro.

Maduro dijo que a Venezuela nadie le pone ultimátum, ¿cree que este asunto se va a resolver solo por presión de la comunidad internacional o también por presión de la sociedad civil?

La movilización social, política y electoral del pueblo venezolano es lo que va a derrotar a la dictadura, como lo hicimos en Chile con Pinochet. Es una situación muy similar porque en ambos casos invocamos a la Constitución: nosotros a la de Pinochet para ir al plebiscito y Juan Guaidó ha llamado a las Fuerzas Armadas a respetar la Constitución, a la Constitución de Chávez. En ese sentido, yo espero que la izquierda chilena sea más proactiva, que rompa la ambigüedad que, a veces, es incomprensible.

Sobre cómo se está tomando esta situación en Chile, ¿cree que algunos partidos usan el tema de Venezuela como un reforzamiento de sus ideologías?

Más que reforzamiento de ideologías, aquí se ve quién es quién sobre la base de los derechos humanos y la democracia. Recordemos que el Partido Comunista ha apoyado definitivamente a la dictadura de Maduro, como lo ha hecho con la dictadura de Cuba durante sesenta años. En el Frente Amplio ha habido voces muy ambiguas y no he visto ningún pronunciamiento de condena derecha que declare la ilegitimidad del gobierno de Maduro. Es muy importante, no por un tema de cálculo político electoral, sino que de convicciones, sobre todo en la perspectiva de conversaciones futuras o eventuales acuerdos electorales. Bueno, ¿somos o no somos? ¿estamos o no estamos?

La derecha ya se puso de lado de Guaidó, pero considerando que en Chile existe una gran cantidad de inmigrantes venezolanos, ¿podría considerarse como una estrategia para ganar votos futuros?

No. El tema de la derecha es de doble estándar, cómo se rechaza una dictadura de izquierda, como la de Maduro, y se apoya incondicionalmente durante 17 años a la dictadura de Pinochet ¿Dónde están los principios? ¿Dónde están las convicciones?

¿Hizo bien Chile en reconocer a Guaidó como presidente? ¿Debió ser más mesurado como la Unión Europea, por ejemplo?

Lo hizo muy bien. No fue solo Chile, fueron 11 países del grupo de Lima. Después lo hizo el secretario general de la OEA, Luis Almagro y ahora viene la Unión Europea. Chile actuó bien y coincidió con Estados Unidos. Yo soy muy crítico del gobierno de Trump y del gobierno de Piñera, pero reconozco que se hizo bien en declarar como legítimo al gobierno de Juan Guaidó.

Venezuela

Sobre la situación de los periodistas chilenos detenidos en Venezuela, ¿sabe si las conversaciones para la resolución se llevaron a cabo con Guarequena Gutiérrez?

Desconozco esos detalles, pero hoy estuve en el matinal de TVN conversando con esos periodistas. Ellos dicen: no fuimos retenidos, fuimos secuestrados durante 15 horas. Hoy me parece que once periodistas de Francia, Alemania e Inglaterra están detenidos. Aquí hay una dictadura que ha reprimido internamente en Venezuela y ahora empieza a reprimir a los periodistas de la comunidad internacional, lo que demuestran, además, el absoluto desprecio que tiene la dictadura de Maduro por la libertad de expresión.

Usted ha sido muy optimista sobre el camino que se está tomando en Venezuela ¿Cómo va a decantar esta extraña figura de los dos presidentes?

Hay que aclarar que de facto hay dos presidentes, pero desde el punto de vista de la legitimidad hay un solo presidente, Juan Guaidó, porque así lo dice el artículo 233 y  333 de la Constitución Bolivariana. No es que se autonombrara, como algunos dirigentes de la izquierda chilena dijeron, él invocó el artículo 233 y 333 de la Constitución Bolivariana. Los 79 países que han tenido transiciones a la democracia en los últimos 50 años en el mundo, todas han sido gatilladas por movilización social, política, electoral y apoyo externo. Los quiebres democráticos son productos de acciones militares, pero en las transiciones a la democracia, el protagonista principal es del pueblo.

Hubo otros países de Latinoamérica que también vivieron elecciones controvertidas, como Honduras en el 2017, por ejemplo, y sin embargo no provocaron ruido ¿Por qué entonces solo se condena a Venezuela?

Sobre Honduras hubo una clara manifestación de la OEA, eso está en la literatura, que fue interrumpida la democracia y hay serios problemas de legitimidad. En cada país que ocurra, la Democracia Cristiana ha tenido una línea de 80 años: no hay dictaduras buenas ni dictaduras malas según el color político.