Diario y Radio U Chile

Año XI, 18 de febrero de 2019

Escritorio

La jugada de la familia Frei para buscar la imprescriptibilidad del caso

Durante la mañana de este lunes, la familia del ex mandatario apeló a la sentencia por su homicidio con el objetivo que el crimen sea un homicidio calificado y se aumenten, de esta manera, las condenas. Además, quieren que este magnicidio sea considerado un crimen de lesa humanidad, lo que permitiría que el delito sea imprescriptible y, por tanto, se pueda seguir buscando otros involucrados en este caso.

Andrea Bustos C.

  Lunes 4 de febrero 2019 19:33 hrs. 
mc0025333-673237153ea74a9f8299de381f16f6f5-1200x600

Con la apelación presentada este lunes, la familia del ex presidente Eduardo Frei Montalva busca recalificar el delito para que pase de homicidio simple a calificado, ya que afirman que en el asesinato del ex mandatario hubo premeditación, dolo y agravantes, lo que de ser acogido, permitiría aumentar las penas a los seis condenados que, por ahora, van desde tres a diez años de cárcel.

Según explicó el abogado de la familia, Francisco Ugás, “estimamos que concurre una premeditación conocida y sobre esto es cosa de revisar específicamente el considerando décimo noveno de la sentencia impugnada, en la cual se pueden constatar diversas acciones que dan cuenta del plan preconcebido, que el mismo ministro reconoce en su sentencia, fue elaborado para llevar a efecto el crimen de don Eduardo”.

Por otra parte, la Democracia Cristiana y el Ministerio del Interior también apelaron a la sentencia, con el mismo objetivo de buscar mayores condenas, ya que un homicidio calificado permitiría condenar a los autores a presidio perpetuo, pena que, precisamente, esta pidiendo la familia Frei.

Sin embargo, a esta apelación se suma también otra intención de la familia, que es buscar que este crimen sea considerado un delito de lesa humanidad, lo que lo convertiría en imprescriptible y permitiría nuevas investigaciones en el futuro.

En concreto, los crímenes de lesa humanidad son aquellos que se comenten contra la humanidad y se consideran cuando existe un ataque generalizado hacia la población civil. Estos delitos son imprescriptibles por su naturaleza y gravedad, y se consideran parte de estos los exterminios, la esclavitud, deportación o traslado forzoso, encarcelación que viole el derecho internacional, torturas, persecución por motivos políticos, raciales, étnicos o culturales, y también la desaparición forzada de personas. Todos estos son parte de los delitos que se cometieron en Chile durante la dictadura cívico militar.

Esta naturaleza jurídica ha permitido que, a más de 45 años de la instalación de Augusto Pinochet en el poder, se sigan dando sentencias por crímenes y vulneraciones de derechos cometidas durante su dictadura.

Por ejemplo, el pasado 24 de enero el ministro en visita de la Corte de Apelaciones de Santiago, Mario Carroza, condenó al oficial de Carabineros en retiro, Óscar Ibacache Carrasco, a la pena de 10 años y un día de presidio por su responsabilidad como autor de los homicidios ocurridos en la Población de Los Nogales en Estación Central, el 16 de septiembre de 1973. Específicamente, se trata de los casos de los pobladores Hernán Rafael, Ricardo del Carmen, Juan Manuel Sepúlveda Bravo y de Galvarino Silva López, y la condena es posible 45 años después debido a la naturaleza de imprescriptible.

Eduardo-Frei-Montalva-850x400

Respecto de la búsqueda de esta denominación jurídica, el abogado Francisco Ugás indicó que “este es un asesinato, a nuestro juicio, como crimen de lesa humanidad. Estas conductas, que llevaron a la muerte del ex presidente, se ejecutaron dentro de un contexto sistemático y generalizado de atentados en contra de la población civil y los agentes obraron con ese conocimiento, y eso para nosotros es extremadamente importante porque da a la acción penal y civil un carácter de imprescriptible, y qué significa que puede perseguirse su juzgamiento en cualquier momento. El transcurso del tiempo no le pondrá término a la posibilidad de ejercer la acción penal”.

Por su parte, la hija del ex mandatario, Carmen Frei, dijo que al analizar el fallo junto a los juristas han podido concluir que el delito debe ser catalogado como de lesa humanidad y, por ello, ser imprescriptible, para de esa forma “dejar la puerta abierta a otras personas, porque un delito tan planificado, llevado a cabo con tanta malicia, con tanta maldad, tiene más protagonistas, no solo los seis que están hoy condenados”. Agregó que en ese análisis han considerado que al menos otras cien personas podrían tener información sobre este crimen.

La ex senadora también indicó que hay mucha gente que todavía no quiere contarle al país lo que pasó, “y una vez más yo apelo a que tengan corazón y que nos ayuden, como lo dije tantas veces, no solo a mi, si no que a todas las familias que todavía no saben lo que pasó, por eso yo apelo a mucha gente que sabe, que vio, que comenta, a que nos hagan llegar todo que eso que saben”.

Frente a esta apelación de la familia, los jueces de la Corte de Apelaciones deberán decidir si adhieren o no a la teoría de la familia, lo que de ser positivo, permitirá que el delito se siga investigando y, por lo tanto, se puedan conocer nuevos encubridores el magnicidio del ex presidente Eduardo Frei Montalva.