Diario y Radio U Chile

Escritorio

“Lloran los niños”: una radiografía de la violencia en La Araucanía

A través de los testimonios de las familias Huentecol, Catrillanca y Torres, el documental evidencia la realidad actual en La Araucanía en la que, día a día, niños y niñas mapuche son expuestos a situaciones de extrema violencia.

Tomás González F.

  Miércoles 6 de febrero 2019 18:10 hrs. 
lloran

Entre 2011 y 2017 el Instituto Nacional de Derechos Humanos ha presentado, ante el Poder Judicial, al menos 133 casos de niños y niñas mapuches que han sido vulnerados de distintas maneras por parte de Carabineros de Chile. Sin embargo, estos son sólo los casos denunciados ya que, según el INDH, existe un número indeterminado de casos que son desconocidos por la opinión pública.

Esta situación es la que busca evidenciar el documental “Lloran los niños”, de Señal 3 La Victoria y dirigido por la estudiante francesa Paloma De Dinechin. En menos de 40 minutos, y a través de un recorrido por los casos de Brandon Hernández Huentecol, Silvestre Torres y Camilo Catrillanca, el reportaje evidencia la violencia a la que se ven expuestos los niños y niñas mapuche.

“Me hubiera gustado disfrutar mi vida”, “los pacos me robaron la infancia”, “mi mamá me encierra en el baño cuando hay disparos”. Éstas son algunas de las frases que, sin filtros, niños y niñas mapuche comentan con absoluta normalidad. Los testimonios de los hijos de las familias Huentecol, Torres y Catrillanca dejan de manifiesto el problema de la violencia policial a la que se enfrentan día a día estos menores, a quienes se les ha robado su infancia con violencia y situaciones que ningún niño o niña debería vivir.

Asimismo, en esta propuesta periodística se realiza un balance de la situación actual en la región de La Araucanía, con la opinión de expertos en reinserción social, como es el caso del psicólogo Andrés Ramírez, quien, luego de ver los testimonios en cámara, realiza un análisis de la infancia de estos menores expuestos a la violencia policial.

Con el documental, la directora pretende hacer notar la urgencia de entender los problemas que puede generar el conflicto en aquellos que menos lo merecen: los niños.