Diario y Radio U Chile

Escritorio

La familia de Sala dice que ahora puede “comenzar el duelo”

La policía del condado de Dorset, Inglaterra confirmó que el cuerpo encontrado al interior de la avioneta corresponde al del jugador del Cardiff quien desapareció el pasado 21 de enero mientras sobrevolaba el Canal de la Mancha.

Diario Uchile

  Viernes 8 de febrero 2019 8:23 hrs. 
emiliano-sala-17236

“Vamos a poder comenzar el duelo de nuestro hijo y hermano”, señaló el viernes a la AFP la familia del futbolista argentino Emiliano Sala, cuyo cadáver fue hallado el jueves entre los restos del avión que se estrelló en el Canal de la Mancha el 21 de enero.

“Queríamos agradecerles todas sus muestras de afecto y de apoyo, en lo que es el momento más doloroso de nuestra vida. Ver que el mundo entero se moviliza para acompañarnos en nuestra búsqueda fue de una ayuda infinitamente valiosa, y es también gracias a ustedes que hoy vamos a poder empezar el duelo de nuestro hijo y hermano”, escribió la familia en su comunicado.

“En este viernes por la mañana, nuestros pensamientos van hacia [el piloto] David Ibbotson y su familia, esperando que las autoridades hagan todo lo posible para encontrarlo. Les pedimos que respeten nuestro duelo en estos momentos difíciles y tengan a +Emi+ en sus oraciones y pensamientos”, agregan los allegados del exgoleador del Nantes.

Los restos del monomotor Piper Malibu pilotado por David, de 59 años, y que llevaba al exdelantero argentino del FC Nantes, de 28, hacia su nuevo club de Cardiff, en Gales, fueron localizados el domingo en el lugar donde el avión había cesado de emitir, a 67,7 metros de profundidad a unos 20 kilómetros de la isla británica de Guernsey.

El cuerpo hallado dentro del fuselaje fue llevado a tierra el jueves, pero los intentos para remolcar los restos del avión “fracasaron”, declaró la Oficina de Investigación Británica de Accidentes Aéreos (AAIB).

Las causas del accidente todavía se desconocen pero la AAIB espera haber recuperado elementos suficientes para poder esclarecer la tragedia.

Sala y el  piloto, el británico David Ibbotson, de 59 años, volaban el pasado 21 de enero entre Francia y Gran Bretaña cuando desaparecieron de los radares a unos 20 kilómetros de la isla británica de Guernsey, ubicada en el Canal de la Mancha.

El futbolista se dirigía ahí desde la localidad francesa de Nantes, donde jugaba desde hacía un año y medio, para incorporarse al Cardiff City de Gales, que lo acababa de fichar por 17 millones de euros