Diario y Radio U Chile

Año XI, 14 de noviembre de 2019

Escritorio

Carolina Pérez: “Si no hay comunicación, el tema de la diversidad sexual no existe”

La conductora Carolina Pérez, de nuestro programa Saliendo a flote, fue nominada en la categoría “visibilidad” de los premios Todo Mejora 2019. Dicho premio reconoce la labor de las personas que promueven el bienestar de niños, niñas y adolescentes discriminados por su orientación sexual, identidad y expresión de género.

Eduardo Andrade

  Lunes 11 de febrero 2019 18:40 hrs. 
IMG_4475

Para la comunicadora Carolina Pérez el 2018 fue de alta exposición mediática. No se trataba solo de conducir el programa de inclusión Saliendo a Flote -presente por siete años en la Radio Universidad de Chile- ni de ser la autora de la polémica columna “Yo le digo no a la Teletón”, Pérez, esta vez, decidió asumir su condición homosexual también en una entrevista para la Revista Paula y, de igual forma, en su rol como panelista en el programa Llegó tu hora de Televisión Nacional.

En el 2004, sufrió un accidente automovilístico que la dejó tetrapléjica y, desde entonces, replantear su vida significó asumir en carne propia que el uso de los términos “minusválido” o “capacidades diferentes” no eran más que una condena y, para escapar, debía alejarse de la lástima y posicionarse como un sujeto de derecho.

Pero hoy su lucha se acompaña de la ruptura de los tabúes sexuales en las personas con discapacidad y la asunción de la diversidad sexual dentro de ellas.

Es por eso, justamente, que en el último fin de semana la comunicadora fue anunciada como nominada a los premios Todo Mejora 2019, organizados por la fundación del mismo nombre y que reconoce la labor de distintas personas promoviendo el bienestar de niños, niñas y adolescentes discriminados por su orientación sexual, identidad y expresión de género.

En el 2014 dijiste que tu lucha era posicionar a las personas con discapacidad como sujetos de derecho, ¿Ahora falta posicionarlos como personas sexuales?

Me interesa visibilizarnos desde un lugar no asistencialista. Eso significa vernos de manera igualitaria y como personas con una vida sexual activa, como cualquier otra. Eso no ha sido así, a través del tiempo, por el tema del asistencialismo, pero la sexualidad también es parte de las personas con discapacidad y el ser homosexual también. Yo trato, a través de los invitados, de extrapolar esto en mi espacio radial.

En el 2018 apareció una entrevista tuya en Revista Paula y venía acompañada de tu fotografía desnuda. ¿Pensaste mucho antes de aceptar?

El periodista me dijo que necesitaban sacarme una foto y yo acepté. Llegó con una fotógrafa y me preguntó en dónde me gustaría que me sacaran la foto y luego me preguntaron cómo me gustaría sacármela. Yo me saqué la ropa y me preguntaron, ¿en serio? Sí, les dije, esto es el cuerpo, es lo que hay que amar y lo que se necesita visibilizar. Si necesitamos que esto no sea un tabú, es así como debemos presentarnos. Me gustó mucho esa entrevista.

¿Sigues revisando los comentarios de la gente en redes? Hubo muchos comentarios negativos respecto de la columna sobre la Teletón.

Sigo recibiendo comentarios malos en relación a ser homosexual y también he sido amenazada por lo mismo. Me discriminó, en una consulta médica, una persona de ultra derecha, defendiendo a José Antonio Kast y esos no son comentarios que tienen que ver con la Teletón, son comentarios que tienen que ver con ser lo que uno es. Por eso tomo con tanta fuerza el trabajo comunicacional en el tema de la diversidad sexual, porque si no hay comunicación, el tema no existe.

Lo de la visibilidad se acrecentó también por tu aparición en el programa Llegó tu hora. ¿Cómo fue la experiencia en televisión abierta?

La exposición ha tenido cosas muy positivas y negativas también, pero siempre voy a rescatar las positivas. La gente se me acerca en la calle agradeciéndome; el colectivo de la diversidad sexual igual, por exponerlos y presentar sus temas. Pero también he sido amenazada por exponer mi orientación sexual a nivel televisivo, una cosa es exponerla en radio y otra a nivel televisivo.

Uno de los puntos más álgidos allí fue la entrevista a José Antonio Kast y se hizo masiva en redes. ¿Fue difícil controlarte emocionalmente?

Nunca traté de controlarme, eso fue lo mejor de todo. Me dieron la libertad absoluta de manifestarme como quisiera frente a esta persona. Él tiene un tema de incitación al odio muy fuerte. Cuando llega, si no le dicen que se acerque a nosotros, él no saluda a nadie. Yo no me privé de nada, dejé las vísceras en el reloj, no me interesó controlarme porque la producción me dijo que si lo provocaba que lo haga de manera honesta. Me sentí contenta de haberlo hecho porque cuántas personas no darían por tener a un personaje como él durante tres minutos y medio preguntándole algo.

Sobre lo que le consultaste a Kast, ¿se ha avanzado en políticas LGTBI? ¿Es un retroceso el gobierno de Piñera?

La lucha ha avanzado muchísimo gracias a la sociedad que conforma el colectivo LGTBI, pero también el avance que ha existido, en términos de políticas públicas, ha sido porque hay gente muerta de por medio, como Daniel Zamudio. No aprendimos nada de la vida de Daniel, desgraciadamente aprendimos de su muerte. Allí se gestó una política pública por la ley antidiscriminación. Por eso encuentro necesaria la visibilización de la comunidad transgénero. Ahora, por las políticas públicas en el gobierno de Piñera, por supuesto que ha sido un retroceso, porque su ideología es parte de estas políticas.

¿Eres positiva con estas luchas para el futuro?, ¿Te asustan personajes como Bolsonaro o Trump?

La comunidad LGTBI es mucho más fuerte que Bolsonaro, Kast y Piñera juntos. El hecho de tener a Daniela Vega, la primera mujer transgénero protagonista de una película ganadora del Óscar, ha sido tremendo. Daniela Vega es más fuerte que Piñera. La amenaza que me preocupa viene de los colectivos de ultra derecha, pero nosotros somos muchos más fuertes.