Diario y Radio U Chile

Escritorio

Xiomara Fortuna: “Me gusta que el artista juegue un rol más allá del entretenimiento”

La compositora dominicana, apuntada como la "Reina de la Fusión", se presenta este sábado en el festival Womad. Acá habla de los cuatro discos que sacó en un año, de su activismo feminista y de la posibilidad de cantar para sus compatriotas que se han establecido en Chile. "Va a ser dinamita", avisa.

Rodrigo Alarcón L.

  Miércoles 13 de febrero 2019 17:38 hrs. 
Xiomara-Fortuna

La provincia de Montecristi está al norte de República Dominicana, en la costa del Atlántico y junto a la frontera con Haití. No muy lejos de esa región, los conquistadores europeos ubicaron sus primeros asentamientos cuando llegaron a América, pero allí también nació la cantante y compositora Xiomara Fortuna (1959), que este sábado (20:00 hrs.) actuará en el festival Womad.

“Será mi segunda ocasión en Chile, porque estuve allá cuando se hizo ese gran concierto para la asunción de la presidenta Michelle Bachelet, en su primer gobierno. Fue algo inolvidable”, recuerda sobre un evento que se realizó en marzo de 2006, en plena Alameda, del que también participaron artistas como Congreso, Inti Illimani Histórico, Eva Ayllón, Kevin Johansen, Julieta Venegas, Pedro Aznar y Gilberto Gil.

Xiomara Fortuna habla desde Santo Domingo, la ciudad a la que se mudó a fines de los ‘70 para estudiar Artes Publicitarias en la Universidad Autónoma de Santo Domingo. Sus planes reales, sin embargo, eran otros: “Yo no quería ir a la universidad, porque estaba muy clara de que me iba a ir por las artes, por el teatro o por la música, pero ya tú sabes: los padres no te van a sacar de tu pueblo para ir a la ciudad si no es a estudiar”, cuenta con una risa que aflora rápido entre sus palabras.

Fue en la capital que se integró al grupo Kaliumbé, comenzó a editar discos -ya tiene más de una decena- y se acostumbró a hacer conciertos que luego se extendieron a Europa y África, en un recorrido que este fin de semana sumará una nueva parada en Santiago: “Voy con mi banda, Sinhora, y hemos preparado un repertorio durísimo, dirían los músicos, con canciones de diferentes etapas de mi carrera y las más representativas de lo que hago, fusión jazz y fusión rock”.

“Tengo muchas expectativas. El chileno es un gran pueblo, de mucha tradición de letras, y pienso que voy a tener mucha receptividad en lo que voy a cantar y decir. Esa hora va a ser dinamita, con mucha fuerza y energía, entre el público y yo”, advierte.

En Womad estará acompañada además por un elenco de músicos chilenos, que incluye al saxofonista Luis García, a las coristas Magda Mendoza y Natalia Elphick y al bachatero Vicente Cifuentes. “Él vivió en Santo Domingo un tiempo y somos amigos. Es un músico muy joven, con un gran contenido musical y su propuesta es interesante y bonita”, dice.

Repertorio no les faltará. En 2018, Xiomara Fortuna editó la friolera de ¡cuatro discos!, cada uno con enfoques singulares: “Ella canta jazz es un concierto que hice para celebrar los aportes musicales de las grandes cantantes de jazz de los Estados Unidos, de Brasil, del Caribe. Ay caramba es una recopilación de todos los sueltos que hice en los últimos dos años. Son verdad es un proyecto que tenía pendiente hace mucho tiempo para registrar ritmos tradicionales dominicanos. Y Rosa y azul… pues yo al inicio de los ‘80 compuse muchísimas canciones para el movimiento feminista, con un sentido de derechos e igualdad, y como estoy produciendo unos conciertos para el 8 de marzo, aproveché de sacarlo para cantarlo con todas las mujeres”, describe ella misma.

Y en cada uno de esos registros puso a prueba el estatus de “reina de la fusión” que se repite en las descripciones sobre su trayectoria. Ella se lo toma con humor: “Bueno, si la gente lo dice, ¡pues yo me lo creo!”.

“Es que cuando nadie hablaba de fusión, yo pensé que había que hacer una música con una identidad, que había que preservar nuestros ritmos, nuestras tradiciones, en todos los sentidos. También recogí canciones infantiles, estribillos históricos, qué sé yo… Cuando me inicié, dije ‘yo hago fusión’. Me atreví a darle el nombre y por eso la gente empezó a decir lo de la reina de la fusión, porque fui la primera y la que más ha grabado”.

Pero “fusión” es un concepto muy amplio. En este caso, es música tradicional de República Dominicana con jazz y rock, ¿no?

Por eso me gusta, porque permite hacer algo nuevo. O sea, mezclar y producir propuestas novedosas, pero que saben a algo ya establecido. Puedo hacer una pieza con sabor de bachata o merengue o que te va a recordar el jazz, pero soy yo, es algo que yo he creado cogiendo de aquí y de allá. Eso hace que cuando la gente escucha mi música, los que me conocen, dicen “esa es Xiomara”.

¿Cómo te vinculaste con la causa feminista?

Yo me inicié como artista a muy temprana edad, a los 12 ó 14 años, en los movimiento culturales cuando teníamos dictadura. Participé de grupos de teatro, poesía, coros de los pueblos y cosas así. Leí mucha poesía y eso despertó en mí ese sentido del decir a través de la música y el arte, que no sea solo un entretenimiento. El teatro y la poesía tienen un mensaje y yo aprendí de esas lecturas. Cuando vine a la universidad, el movimiento feminista quiso formar una banda de mujeres y me reclutaron para eso, entonces me involucré y me hice consciente de la mujer que soy, de cuáles son mis necesidades y de las luchas que tenemos por delante para lograr una equidad.

Pienso que los artistas, intelectuales, la gente que tiene voz, tiene que aportar a sus países para su desarrollo. Ahora estoy trabajando con mucha fuerza en educación medioambiental, por ejemplo. Me gusta que el artista juegue un rol más allá del entretenimiento.

En los últimos años se ha discutido mucho sobre el lugar que tienen las mujeres en una industria como la musical. ¿Cómo ha sido tu experiencia?

Hay mucho desconocimiento y discriminación, sobre todo para las mujeres compositoras, porque las intérpretes tienen más protagonismo. Las que componemos tenemos que luchar mucho para ser visibilizadas y te voy a dar un ejemplo: en los premios nacionales que se dan acá ( Premios Soberano) hay un renglón para el compositor del año y yo, que saqué cuatro discos en un año, no fui nominada como autora de letras ni como compositora. O sea, fui la que más grabé, la que más compuse y no estoy nominada. Eso te da una idea.

En Chile ahora hay una gran cantidad de inmigrantes y muchos son dominicanos. ¿Qué sabes al respecto?

Qué bueno que me lo tocas, porque me van a pedir merengue o bachata – se ríe nuevamente. De eso no se sabe mucho aquí, más sabemos que hay una gran migración haitiana hacia allá, pero imagino que sí, porque los dominicanos somos como los granos de arena: ¡estamos por todos lados!

¿Has cantado para inmigrantes dominicanos en otros países?

Sí, en Europa básicamente. Siempre aparecen muchos dominicanos y lo sé porque empiezan a vocearme: ¡un mereeengue! Y me dicen el nombre del merengue que quieren que toque – vuelve a reír. Es lindo que puedan ir a un concierto. Al tener gente de mi país es como que el calor se multiplica; es como recibir el sol de aquí, pero allá.

En Womad

Más de 30 bandas y solistas se presentarán durante las tres jornadas que contempla la quinta edición del festival Womad, que se realizará entre el 15 y 17 de febrero en la Plaza de la Paz, frente a la entrada principal del Cementerio General. Las entradas tienen un valor de cinco mil pesos para público general y de tres mil pesos para vecinos de Recoleta.

Más información en este enlace.