Diario y Radio U Chile

Año XI, 21 de septiembre de 2019

Escritorio

Héctor Llaitul: “Ubilla está haciendo una defensa irrestricta de las empresas forestales”

En conversación con Radio Universidad de Chile, el vocero de la Coordinadora Arauco Malleco respondió a las declaraciones del ministro (s) del Interior. "Las entendemos dentro de la constante disposición de las autoridades para tratar al pueblo mapuche como un enemigo interno", afirmó.

Tomás González y Pilar León

  Lunes 18 de febrero 2019 18:07 hrs. 
Héctor-Llaitul

El vocero de la Coordinadora Arauco Malleco (CAM), Héctor Llaitul, criticó al ministro (s) del Interior, Rodrigo Ubilla, quien afirmó que los incendios forestales en la zona de la Araucanía están asociados a la causa mapuche.

“Primero, habría que ver en qué se sustenta el subsecretario, si hay antecedentes que estén respaldando sus declaraciones y tengan que ver con una investigación, con una situación procesal, porque esos son los argumentos que ellos usan respecto del Estado de Derecho. También está transgrediendo lo que se entiende como debido proceso al decir estas declaraciones tan livianamente”, afirmó el vocero de la CAM.

Además, aseguró que estas declaraciones responden al trato que históricamente han tenido los gobiernos con el pueblo mapuche, al representarlos como un “enemigo interno”.

Desde Interior publicaron un comunicado en el que se detallan hechos que respaldarían esas declaraciones: un incendio en el predio San Ramón en el que se encontraron letreros con consignas mapuches, una avioneta de la CMPC que recibió un proyectil en Tirúa y un incendio de 40 hectáreas ayer en Victoria.

Hay situaciones que pueden estar relacionadas con reivindicaciones de tierra, pero no necesariamente con la comisión de actos que tienen que ver con los incendios forestales. Hay una relación muy fácil de hacer porque estamos hablando de una zona de conflicto y el Wallmapu en su conjunto está en una situación de conflicto con el Estado chileno. Las reivindicaciones o acciones de autodefensa son reivindicadas por el pueblo mapuche, sobre todo por el movimiento mapuche autonomista. Nuestra organización así lo hace y esas tienen que ver cuando hay aquí un hecho muy concreto de amenaza o de acción, que esté destruyendo nuestro Wallmapu o que estén arremetiendo en contra de nuestros derechos fundamentales.

Claramente lo que existe aquí son incendios forestales, pero éstos se producen porque están los monocultivos forestales. Existen plantaciones en todo el Wallmapu, una de las zonas donde más plantaciones forestales hay, y eso es lo que provocado los incendios en la zona.

Habla de reivindicaciones o de acciones de autodefensa, ¿no han existido este tipo de acciones en el último tiempo?

Que nosotros tengamos antecedentes de que existan reivindicaciones en torno a algunos incendios forestales no es efectivo de parte del movimiento mapuche. Menos de aquello que tenga que ver con la afectación a la población, eso sería un contrasentido para el movimiento mapuche ¿Cómo vamos a desarrollar una acción que nos perjudique a nosotros mismos? Es una estupidez.

¿Cómo nosotros entendemos los dichos del subsecretario? Los entendemos dentro de la constante lógica o disposición de las autoridades del Estado en su conjunto de tratar al pueblo nación mapuche como un enemigo interno. Con esto se pretende justificar la represión del pueblo-nación mapuche y la militarización de Wallmapu. Ahí va la estigmatización, la permanente denostación de la causa mapuche como los malos. Si el señor Ubilla está hablando en esos términos es porque está haciendo una defensa irrestricta, casi corporativa, de las empresas forestales. En la medida que nos van denostando, en la medida que nos van estigmatizando, ahí se reinstala el discurso racista que permanentemente ha estado en este trato. Con esa forma de tratarnos a nosotros nos van golpeando, con esa forma justifican la usurpación territorial, la criminalización, la persecución, la muerte, la cárcel en contra del pueblo mapuche.

Hay una posición oficial de parte de las autoridades del Estado a la hora de su gobernanza, de presentarnos a los mapuches como un problema y que nuestras reivindicaciones territoriales y políticas no tienen sentido. Esta posición no solo refleja a la derecha; los gobiernos de la Nueva Mayoría también han estado de parte de los poderosos y nos han endosado responsabilidades. Hay que tener ojo con quienes nos defienden. (Jaime) Quintana dice que hay un agravio al pueblo nación mapuche, pero en el gobierno de la señora (Michelle) Bachelet y los gobiernos de la Concertación hicieron exactamente lo mismo. Recordemos el plan Huracán. ¿Qué tiene que hablar Quintana o (Emilia) Nuyado, si fue Mahmud Aleuy el que habló y estuvo a cargo de la Operación Huracán? Incluso dijo que nosotros internábamos armas desde Argentina.

En ese sentido, como CAM, ¿niegan que alguno de los incendios haya sido provocado por alguna de sus acciones?

Nosotros no tenemos ningún tipo de reivindicación de este tipo como organización. Más allá del racismo, de la intolerancia que han tenido las autoridades siempre con nuestro pueblo, las declaraciones de Ubilla tienen que ver con esta presión que sienten por parte del empresariado, porque son su voz. La culpa es del empresariado, que tiene todo el territorio ancestral mapuche con plantaciones de pino y eucaliptus, que no tienen la salvaguarda para controlar los incendios forestales.

Entonces, si hay que establecer un culpable ¿sería el empresariado?

Nosotros le endosamos la responsabilidad de todo lo que está sucediendo al empresariado, porque estos monocultivos son el combustible propicio para los incendios forestales en esta época de calor. Nosotros entendemos que nos responsabilicen a los mapuches como una forma de tapar una situación. Por ejemplo, la responsabilidad del empresariado en la muerte de los mapuches. Es decir, el empresariado se relaciona con mapuches, trata de comprarlos, intenta involucrarlos en sus actividades económicas y los hace pelear o contrastar con otros mapuches, que supuestamente estarían negociando.

¿Cómo lo que sucedió en Ercilla?

Claro, tiene que ver con una responsabilidad directa del empresariado y, en este caso, de la forestal Mininco. Ellos están tratando con comunidades y están engañando a comunidades diciéndoles que les van a devolver tierras y que van a tener después un capital para producir. Todo eso es falso y solamente queda el hecho de que comunidades le trabajen a las forestales, lo que genera un polo de conflicto muy duro al interior del movimiento mapuche, porque hay un cruce de intereses muy fuerte.

¿Cómo logran influir las forestales en las comunidades?

El empresariado no entró solo a las comunidades, aquí la mano la tiene el Estado y las políticas sociales. Desde la Conadi, planes y programas del Estado, hasta la intervención de este personaje, Alfredo Moreno, que hoy guarda silencio. Él hizo contacto con las organizaciones mapuches, en las que sus miembros principales se han vuelto contratistas forestales, que explican eso.