Diario y Radio U Chile

Año XI, 15 de octubre de 2019

Escritorio

Investigadores sin recursos: Conicyt deja sin financiamiento a 241 becarios

"La ciencia chilena se verá perjudicada, pues la creación de conocimientos parte desde allí, desde los científicos”, comentó Jorge Babul, bioquímico y académico de la Universidad de Chile.

Camilo Villa J.

  Miércoles 20 de febrero 2019 18:22 hrs. 
etwetwtwetwe

Fue en abril del 2018 que la Comisión Nacional de Investigación y Tecnología (Conicyt) alegó quedarse sin recursos para financiar los gastos operacionales de quienes realizan sus becas de doctorado a través de la institución.

En aquella ocasión se logró extender el financiamiento por algunos meses más, sin embargo, a partir del mes de marzo de este año, el beneficio se retirará para muchos becarios.

Excusado por la falta de recursos, Conicyt convocó a concurso y otorgo los gastos operacionales solo a la mitad de los postulantes, es decir, 241 investigadores quedaron fuera de los beneficios complementarios que permiten dedicarse exclusivamente a los trabajos de tesis.

Uno de estos beneficios es la extensión de seis meses de los recursos para que los investigadores puedan redactar, presentar y defender el resultado de sus tesis. Los 241 candidatos a doctor, que fueron becados el 2015, no contarán con el financiamiento de estos seis meses, lo que a juicio de Pablo Villalobos, integrante de la Red de Afectados Conycit, mermará considerablemente los resultados finales.

“El tema es que se va a ver mermada la calidad de la investigación, porque justamente este proceso es de escritura de tesis, por eso es esta extensión, para escribir la tesis producto de los cuatro años de trabajo y ¿qué pasa? perderemos ese tiempo porque habrá gente que tendrá que salir a buscar trabajo, a buscar trabajos part time, hay algunos que ya dijeron derechamente que tendrán que congelar porque no tienen cómo terminar la tesis, porque son de regiones, porque los recursos destinados eran sus sueldos, porque ahora no alcanzan, entonces, básicamente esto significa una distracción al trabajo de tesis”.

Ante tal situación, el cursante de doctorado en Bioquímica de la Universidad de Chile indicó que algunas autoridades los han escuchado, pero no han actuado para solucionar el problema. En ese sentido, los becarios afectados hacen un llamada o a las autoridades del Ministerio de Educación y a la cartera de Ciencia para que puedan poner solución al problema.

“Nosotros estamos apelando básicamente al Ministerio de Educación y al Ministerio de Ciencia, específicamente al ministro Andrés Couve, porque creemos que Couve puede hacer alguna gestión política, porque, básicamente, esto es política, tratar de pedir fondos de algún lado para ponerlos en otro”.

Quien ha estado constantemente denunciando los hechos, es el bioquímico y Director del Programa Académico de Bachillerato de la Universidad de Chile, Jorge Babul. Para él el origen del problema es claro: el incumplimiento de Conicyt.

“En esta oportunidad postularon 500 y de aquellos, 241 no obtuvieron el beneficio que sí se habían ganado cuando obtuvieron la beca, lo cual es absolutamente injusto, porque esta gente -que ya tiene su tesis más o menos lista, que falta escribirla, defenderla ante una comisión y publicar sus resultados- no van a poder continuar su trabajo y tendrán que conseguir otro trabajo distinto de este para poder subsistir, porque a partir de marzo se quedan sin sueldo. Ese es el problema central: un incumplimiento de Conicyt”.

Conicyt justifica su incumplimiento con la excusa de que no hay fondos debido a que demasiados investigadores adelantaron la solicitud de los beneficios y los recursos no dan abasto, sin embargo, Jorge Babul afirmó que no se trata de un problema económico, sino de organización.

“En realidad fondos hay, lo que pasa es que hay que hacer cambios de ítems y tienen que hablar con la gente de presupuesto para hacer estos cambios de ítems, y no traspasarles el problema a los estudiantes de post grado ni a nosotros los tutores”.

A raíz de esta situación, el académico cuestionó la creación, el año pasado, del Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación, pues este no ha significado una mejoría real para el área de la investigación científica, de hecho, con el recorte de recursos a los 241 investigadores que cursan sus doctorados, más bien parece haber un retroceso.

“Por una parte se crea el Ministerio con los mismos recursos que tiene Conicyt, no hay ninguna señal siquiera de aumento, y los fondos para investigación han disminuido, porque hay más gente que está postulando –obviamente la comunidad científica crece- pero los fondos son los mismos. Entonces es un contrasentido crear un Ministerio para quedar igual o peor que antes”.

Sobre todo, a Babul le preocupa el futuro de la ciencia en Chile, pues el hecho de no apoyar económica y logísticamente a quienes se dedican a la investigación, limitará el conocimiento científico en el país, hecho que pesará, irremediablemente, en el largo plazo.

“Esto se nota en el largo tiempo, no se nota ni hoy ni mañana ni pasado mañana, pero cuando se vea la disminución de los programas de doctoradas, y los investigadores, en vez de hacer sus doctorados aquí, lo vayan a hacer al extranjero en mejores condiciones, la ciencia chilena se verá perjudicada, pues la creación de conocimientos parte desde allí, desde los científicos”, finalizó el académico de nuestra casa de estudios.