Diario y Radio U Chile

Año XII, 26 de mayo de 2020

Escritorio MENÚ

Vecinos de Quilicura en pie de guerra contra proyecto de planta de tratamiento de aguas

La posible construcción una planta de tratamiento de aguas servidas y otra de tratamiento de agua potable en la comuna, ha generado el masivo rechazo de los vecinos, quienes, cansados de la contaminación en la comuna, se han movilizado reuniendo más de 12 mil observaciones en contra de la aprobación del proyecto.

Tomas González F.

  Domingo 24 de febrero 2019 12:28 hrs. 





Los vecinos de Quilicura ya están cansados. Durante años han tenido que lidiar con diversos proyectos industriales y plantas de tratamiento de residuos que, progresivamente, han convertido a su comuna en una de las más contaminadas de la Región Metropolitana con 182 fuentes fijas de contaminación.

Ahora, el nuevo proyecto inmobiliario “Loteo Lo Cruzat” ha sido la gota que rebalsó el vaso para los vecinos de la comuna. Éste, involucra dos plantas de tratamiento de agua, una de agua potable y otra de aguas servidas. El problema, es que éstas se pretenden instalar en el que fuera el límite urbano de la comuna hace algunos años, en una zona que pese a tener riesgo de inundación, fue declarada área de expansión urbana tras la modificación al Plan Regulador Metropolitano en 2013.

El lugar donde se emplazaría en un área definida con riesgo de inundación poco frecuente.

El lugar donde se emplazaría en un área definida con riesgo de inundación poco frecuente.

Marco Arellano, dirigente del movimiento Acción Vecinal, que integra a representantes de más de 13 villas del sector norte de la comuna, explicó en conversación con nuestro medio, que los vecinos se han organizado debido a una historia de atropellos ambientales.

“No podemos estar siempre acá en la comuna actuando a la defensiva, esperando que venga un proyecto y tratar de defendernos como sea. Ya pasó acá cuando se instaló la planta Herza, que la gente se organizó y finalmente no pudo detenerla. Pasó con KDM y la gente ya está con una sensación entre una rabia muy fuerte y decepción en general. Ya hace falta pasar a pensar en nuestro territorio y ocupar las herramientas que tenemos para evitar que vuelva a pasar algo así”, señaló Arellano.

En este lugar de Quilicura estaría emplazada la Planta de Tratamiento de Aguas Servidas.

En este lugar de Quilicura estaría emplazada la Planta de Tratamiento de Aguas Servidas.

Debido a la movilización de los vecinos, el pasado mes de enero se inició un proceso de Participación Ciudadana que terminó el pasado 14 de febrero con la recolección de más de seis mil fichas, con alrededor de 12 mil observaciones, las que fueron entregadas al Servicio de Evaluación Ambiental, para su revisión y posterior evaluación, en un proceso que durará alrededor de un año.

Las observaciones interpuestas por los vecinos de la comuna apuntan a tres situaciones que podrían provocar problemas para Quilicura y quienes la habitan: el riesgo de inundación, el potencial daño a la biodiversidad del sector y los malos olores.

El proyecto se enmarca en un área definida con riesgo de inundación poco frecuente, según lo que señala la modificación al Plan Regulador Metropolitano ‘MPRMS.100’ y en los Certificados de Informes Previos entregados por la Municipalidad de Quilicura en 2015. En relación a la evidencia científica sobre el inicio de un cambio climático que intensificaría los fenómenos naturales, los vecinos de la comuna consideraron necesario poner ese factor en ponderación para las declaraciones de impacto ambiental y los estudios de impacto ambiental.

Es por esto que presentaron observaciones de acuerdo a lo que reza el Articulo 11, letra a, de la ley 19.300. “Los proyectos o actividades enumerados en el artículo precedente requerirán la elbaoración de un Estudio de impacto Ambiental, si general o presentan a lo menos uno de los siguientes efecto, características o circunstancias:

  • Riesgo para la salud de la población, debido a la cantidad y calidad de efluentes, emisiones o residuos.

 

Por otra parte, el proyecto pretende instalarse a metros del Sitio Prioritario para la Conservación de la Biodiversidad Nº6 Humedal Batuco. Sin embargo, este sitio prioritario alberga especies en peligro de extinción, como el Cuervo del Pantano o la Bocacina Pintada. En su declaración de impacto ambiental, la empresa no descarta que exista una interrelación entre el sistema hidrológico del sector (napas, esteros y humedales), y que la contaminación de uno de esos elementos podría afectar al resto a largo plazo, por lo que los vecinos piden que se realice un estudio científico que señale lo contrario.

 

 

Así también, está el problema de los olores. Si bien el titular del proyecto presenta un estudio de impacto de olor, que es variable y no concluyente, en èste solo se consideran los receptores a futuro, como tampoco se consideran los miles de habitantes que viven a menos de 700 metros del proyecto de la Planta de Tratamiento de Aguas Servidas, ni tampoco el Colegio Palmarés, que con 1.200 estudiantes que pasan entre 8 a 10 horas en actividades de estudios y físicas, se encuentra a 500 metros de la planta.

El lugar donde se piensa ubicar la planta está a tan solo 500 metros del Colegio Palmares.

El lugar donde se piensa ubicar la planta está a tan solo 500 metros del Colegio Palmares.

Por su parte, el alcalde de Quilicura, Juan Carrasco, descartó que la comuna fuera una zona de sacrificio, atribuyendo estos comentarios a su oposición y señalando que el movimiento ciudadano le miente a la gente.

Esa es una lectura equivocada, Quilicura no es una zona de sacrificio. Eso lo dicen los opositores a la gestión del alcalde. Es una oposición que trata de intervenir. Primero era el ex vertedero y nunca fue. Luego agua con arsénico y tampoco fue. Y ahora con que es zona de sacrificio. Y partir con un movimiento ciudadano que le miente a la gente, diciendo que es la Farfana, no. Es una planta de tratamiento (cuya instalación) a mí no me interesa y que al municipio no le interesa”, sostuvo el alcalde quilicurano.

Por su parte, el dirigente de Acción Vecinal señaló que los vecinos confían en que estas observaciones serán consideradas y el proyecto será rechazado. Sin embargo, Arellano se mostró preocupado por el problema de fondo.

“Es un tema que tiene que ver con la planificación de las ciudades. O sea, cómo determinadas zonas periféricas son señaladas y definidas como zona de tratamiento de basura o de manejo del material más peligroso, y no quieren otras comunas. En ese sentido, hay poca equidad respecto del territorio. Hay territorios que están cargados respecto de otros. Hay territorios donde nunca jamás se va a hacer una industria de este tipo, comunas donde nunca se va a hacer mientras dependa de ellos”, comentó Marco Arellano.